14 diciembre 2010

Enrique Morente, un humano cuyo talento convertía el sentimiento en arte

Esta bitácora no es un pozo de sentimientos. Procuro evitarlos. Pero viví en Andalucía y durante más de tres años la sociedad de ese pedazo del mosaico me enseñó a valorar criterios y una insospechada forma de entender la vida.
Las Españas constituyen un espejo poliédrico que refleja humanidades sin cuento, con sus virtudes y vicios, rica por plural, contradictoria, feraz, vitalista... Y resulta que estos días, la muerte de Enrique Morente me ha colgado de los recuerdos de Almería, Almuñécar, Baena, Córdoba, Garrucha, Granada, Jérez, Mojácar, Ronda, Sevilla...
Con la desaparición física de Morente todos --lo reconozcamos o no-- hemos perdido un referente humano que no sólo era relevante en su especialidad, sino que además era un tipo que convertía la vida en algo que por encima de toda circunstancia merece ser disfrutado y sentido.
Un creador, así de simple.
..
ENLACE de interés: "El arte hecho palabra", en Ideal de Granada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.