09 diciembre 2010

Relaciones España-Marruecos: ¿Quién miente, la Embajada de EE UU o el Gobierno español?

Escuchar a los portavoces del Gobierno --en especial a la actual ministra de Defensa, Carme Chacón-- y contrastar lo que dicen con el contenido de los informes remitidos a Washington por la Embajada de EE UU en Madrid, documentos obtenidos por WikiLeaks y difundidos por El país, conduce a una conclusión, amén de a otras menos dolorosas
O los gobernantes españoles mintieron y siguen mintiendo, o mintió reiteradamente la Embajada de Estados Unidos.
Por si fuera poco, las revelaciones de WikiLeaks [¡copias de textos originales!] indican que el Gobierno español no sólo ofreció a EE UU aumentar el número de efectivos norteamericanos en bases de la Península, sino que además aspiraba a que Washington instalara en territorio español la sede del mando logístico del Pentágono para África, el llamado Africom.
Esta propuesta es políticamente criticable e incluso podría ser calificada de bochornosa, pero lo más grave es que la oferta española se produjo cuando la Casa Blanca, tras un prolijo estudio iniciado en 2005, ya había decidido y pactado en 2007 con el Gobierno marroquí la instalación del Africom en las inmediaciones de Tan-Tan, localidad situada en el sur de la costa atlántica del sultanato.
..
[Ver: "Marruecos es una base de primer orden para Estados Unidos y la OTAN"]
..
Es más, los documentos publicados por El país esta semana revelan que el embajador estadounidense resumía la reunión --¡celebrada en enero de este año!-- con Rodríguez Zapatero subrayando que «España está abierta a incrementar la presencia de EEUU en la base naval de Rota para que sirva a los objetivos del Africom».
Se supone que a esas alturas, tres años después de iniciados los trámites para construir y dotar el Africom en Tan-Tan, el Gobierno español ya sabía o debía saber que la posibilidad de instalar esa base logística en España eran nulas y que, además, acoger soldados y equipos militares de EE UU en territorio español bajo mando del Africom supondría cerrar el círculo de las dependencias pro marroquíes. Lo cual, entre otras consecuencias, obliga a cerrar los ojos ante todo cuanto pueda ocurrir en el Sahara Occidental...  
¿Y si hay problemas en Ceuta y Melilla, también?
..
Madrid acepta acoger tropas del Africom
Más grave: la propuesta de Rodríguez Zapatero de enero de este año equivalía a responder oficialmente a la indagación diplomática estadounidense de agosto de 2007 --recién suscrito el pacto Washington-Rabat referido al Africom--, cuando el embajador de EE UU planteó al Gobierno español la posibilidad de que Rota acogiera efectivos estadounidenses dependientes de la comandancia ubicada en Marruecos.
La miopía geopolítica del Ejecutivo español era tan grande --y al parecer sigue siéndolo-- que ya en agosto de 2007 el entonces ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, confesó al embajador estadounidense que tanto él como el presidente de Gobierno y el ministro de Defensa --a la sazón José Antonio Alonso-- acogían «con entusiasmo» [textual] que en España recalaran tropas y material bélico dependiente del Africom: «Creo --informó el embajador de EE UU a Washington-- que España será receptiva a cualquier propuesta concreta que hagamos».
Las palabras de Moratinos, no obstante, quedaron ahí, pero según los documentos ahora difundidos, Rodríguez Zapatero reabrió la oferta en enero pasado y se brindó a dar apoyo al Africom de Tan-Tan --que, por cierto, está a tiro de piedra del Sahara Occidental.
..
En manos de Rabat, también el contencioso saharaui
En este asunto concreto, que condiciona de forma capital y a largo plazo las relaciones hispano-marroquíes y la posición misma de España en la estrategia militar de la OTAN, el Gobierno español ha adoptado una serie de decisiones sorprendentes... Por no decir otra cosa.
Para redondear, el Ejecutivo mezcló y sigue mezclando sus ofertas y actitudes respecto al Africom con un hipotético incremento de las facilidades de las que ya gozan la Aviación y Marina de guerra estadounidenses en aeropuertos y puertos españoles; es decir, el Gobierno español está dispuesto a dar cuanta cobertura sea precisa a las posibles operaciones de las fuerzas militares de EE UU en África.
No es de extrañar que en un comunicado confidencial enviado por la Embajada de EE UU, datado en diciembre de 2008, el remitente aconsejara a la Casa Blanca y al Pentágono que, «dada la importancia estratégica que tiene para nosotros el uso de las bases de Rota y Morón, es vital que saquemos este asunto del foco de los medios de comunicación».
Lo dicho: O ahora mienten los gobernantes españoles al negar todo, o la Embajada de EE UU en Madrid se ha inventado cuanto ha hecho constar en los informes remitidos a Washington.
¿A quién le extraña que el Gobierno español cierre los ojos ante lo que acontece en el Sáhara Occidental?, ¿qué ocurriría si el sultán Mohamed VI decidiera financiar bajo mano ataques de hostigamiento contra Ceuta y Melilla lanzados por elementos incontrolados, como ya hizo su padre, Hassan II, cuando armó y pagó a los nacionalistas también incontrolados que atacaban Ifni?
Hay ocasiones, como esta, en las que los políticos inteligentes callan. Hablar para contar mentiras es peor. Mucho peor. 

1 comentario:

  1. Se acaba de saber que en unos días representantes oficiales de los saharauis y del gobierno de Marruecos van a retomar las negociaciones sobre el futuro de ese territorio. Y eso después de lo sucedido en El Aiun. Aquí mienten todos. Lo siento, hay que releer más a Maquiavelo. El mundo es una gran mentira, como acertadamente decía mi abuelo a sus 85 años.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.