10 enero 2011

Carta de un empleado recién jubilado de la farmacéutica GSK

Lea y verá confirmadas algunas de sus sospechas: 
«He dedicado toda mi vida profesional a trabajar para GlaxoSmithKline [GSK, compañía farmacéutica] y he terminado asqueado de los medios que utilizan para vender su cartera de productos y de la hipocresía de sus discursos.
«Esta empresa tiene una doble moral, me imagino que como otras. Los tiempos han cambiado mucho, y ahora se han vestido de túnicas blancas para esconder de cara a la sociedad los mismos métodos que siempre han utilizado, la mentira, la manipulación y el soborno.
«Hace años, todo era muy descarado, ahora los mismos hechos se disfrazan con facturas falsas, todo amañado como si de reuniones científicas se tratara; debemos tener las espaldas cubiertas, era una frase frecuente del jefe de zona.  
«Recuerdo los años cuando se daba dinero contante y sonante a los médicos para que recetaran, en el 2010 no ha cambiado tanto la cosa, se cumple el dicho de que hecha la ley, hecha la trampa.  
«Con el fin de realizar estudios científicos, GSK ha regalado a muchos médicos sin escrúpulos, ordenadores portátiles de última generación, algo realmente atractivo para profesionales que además dicen estar quemados por la Administración, algunos de ellos ahora ostentan cargos administrativos importantes y en su día fueron médicos comprados…»  
..  
MÁS, en "Carta de un empleado de GSK recién jubilado", en FARMACRÍTICXS.

2 comentarios:

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.