23 enero 2011

Marcelino Iglesias: «No hay privilegios en las pensiones de los parlamentarios»... ¿miente o está desinformado?

Ante la sorprendente y demagógica iniciativa del ¿líder? del PP, Mariano Rajoy, que dice estar dispuesto a proponer en el Congreso la supresión de los privilegios laborales y económicos de los que gozan los parlamentarios, el secretario de organización del PSOE, Marcelino Iglesias, ha reaccionado afimando que «no hay privilegios en las pensiones de los parlamentarios».
Ignoro si las palabras de Iglesias son fruto de una falta de información o constituyen una simple mentira, pero sea cual sea su origen, Iglesias ha agravado semejante desatino político al añadir que parte del dinero que reciben los ex parlamentarios jubilados no procede de las arcas de la Seguridad Social, sino del presupuesto de las Cortes...
¡Como si este presupuesto no lo financiaran también los contribuyentes!
En fin, dando por supuesto que Iglesias está mal informado --¡nada más lejos de mi intención que calificarle de mentiroso!--, he aquí algunos detalles que caracterizan el régimen de pensiones del que disfrutan los parlamenatarios.
..  
Siete años que valen por 35
El parlamentario necesita haber ejercido como legislador durante sólo 7 años para tener derecho a cobrar una pensión de máxima cuantía, en tanto que un trabajador común necesita 35 y cobra en función de las cantidades cotizadas durante los últimos 15.
Y si hablamos de trabajadores autónomos las diferencias todavía son mayores.
Hay más detalles que demuestran sin matices que los parlamentarios gozan de un trato laboral que supera con creces al del resto de mortales; pero tampoco se trata de convertir un post de bitácora en un ensayo de varias páginas, estos datos bastan para abrir boca.
..
Ni siquiera es un plan de pensiones público
Por ende, el plan de previsión de los diputados y senadores es privado y lo gestiona el BBVA, que obtuvo la adjudicación en concurso público; conviene puntualizar este detalle porque el banco es ajeno al singular tratamiento que reciben los legisladores y no asumió esa gestión por enchufe.
El plan, además, no sólo se nutre de las aportaciones que hacen los parlamentarios vía retención en la nómina, sino que es cofinanciado con cargo al presupuesto de las Cortes; es decir, del Estado (la caja de todos los ciudadanos).
Sorprende, de entrada, que el partido de gobierno estime necesario contestar a la propuesta del PP, que resulta sencillamente increíble si se tiene en cuenta que este partido es corresponsable de los privilegios y que hace apenas un mes contribuyó a mantenerlos. Y sorprende también que Iglesias esté tan mal informado... ¿O será que nos toma por tontos?   
Hay ocasiones en que el silencio es signo de inteligencia.
..
MÁS detalles de las declaraciones de Marcelino Iglesias, en CADENA SER
EL CONTRASTE entre hablar por hablar y ser consecuente: De Cospedal (PP) cobra tres sueldos públicos, Anguita (IU) renunció a la pensión de ex parlamentario.

2 comentarios:

  1. Si está tan seguro que no hay privilegios lo tienen muy fácil, aplicar el mismo sistema al resto de trabajadores. Obras son amores y no buenas razones.

    ResponderEliminar
  2. Me temo que la "clase política" se está convirtiendo en una "casta" como las que hay en todos los países y regímenes del mundo, democráticos o no. Solo que aquí, en los "democráticos" el tema de las elecciones "libres" sirve para justificar tropelías sin cuento a posteriori. Esto daría para un buen libro. Por cierto, ¿y las incompatibilidades?..;¿y los negocios puestos "a nombre del" marido o la esposa?; ¿y la información privilegiada?; ¿y la financiación de los partidos?; y........Ya sabemos..."la democrcia es el menos malo de los sitemas políticos existentes"....solo que entre las "democracias" hay diferencias...España, Noruega, Portugal, Finlandia......

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.