20 marzo 2011

La violencia dictatorial es repudiable en Libia... ¿y en Baréin es admisible?

La decisión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de autorizar una intervención militar en Libia para impedir que la aviación gubernamental ataque las posiciones rebeldes y a la población civil abre un interrogante, entre otros, que los informadores y los comentaristas orgánicos eluden.
Aplicando similares argumentos a los que el Consejo de Seguridad considera suficientes en el caso libio para considerar conforme a Derecho internacional una operación de guerra:
¿Por qué Occidente elude plantear y pedir autorización a Naciones Unidas para intervenir en Baréin, donde la población también es víctima de la violencia de otro régimen dictatorial que además, para colmo, cuenta con el apoyo de los Saud y los participantes en manifestaciones son atacados por un ejército extranjero, el de Arabia Saudí?
¿Acaso la familia al-Jalifa, que gobierna Baréin con criterios medievales, y el clan de los Saud que administra Arabia como si fuera una finca privada y cuyo ejército actúa en Baréin para defender a su amigo, merecen mejor consideración que el jefe de Estado libio?

6 comentarios:

  1. Estimado Félix.

    Te agradeceré que me ayudes a resolver el razonamiento circular al que me veo sometido cuando se utilizan argumentos del tipo como el que has empleado:

    Si se produce X,también debe producirse Y; es decir, si se bombardea Libia ¿por qué no se bombardea Bahrein?.

    Es un tipo de argumentación que siempre me recuerda el "y tú más", por lo que no me queda claro si además de Libia también bombardearías Bahrein, o ni Libia ni Bahrein. Haga lo que haga el gobierno, con este argumento queda siempre una sospecha espuria. Si bombardea, malo, hay otros países que se lo merecen tanto o más que Libia. Luego parece pertinente pasar por la piedra a medio mundo. Si no lo hace, malo también, pues se convertirá en cómplice de Libia, de Bahrein y de todas las satrapías del mundo. En definitiva, ¿qué hacer?. Mejor dicho, ¿qué harías tú?

    Un saludo.
    P.D; Lo de Juan es una coña cuando abrí la cuenta en gmail. Soy Álvaro.

    ResponderEliminar
  2. A JUAN,
    En el interrogante que abro en el "post" no hay sospechas espurias, sino un planteamiento:
    ¿Por qué aluden a motivos "éticos" o humanitarios para justificar un acto de guerra cuya finalidad es "salvar" a los libios y, en cambio, cierran los ojos decenas de veces con otros masacrados -bahreníes, somalíes, sudaneses, zimbabueses, birmanos, etc. etc. etc.?
    La lista de pueblos que son masacrados por sus gobiernos es larguísima. Un reciente informe cifra en 42 los Estados que incumplen gravemente los derechos humanos (por cierto, Marruecos incluido).
    Es más, en política cabe calificar de legítimo la aplicación de criterios discriminadores; es decir, actuar en función de intereses económicos y geopolíticos. Siempre ha sido así.
    Lo que carece de justificación es que quienes aprueban intervenir en Libia aleguen para ello motivos ¡humanitarios!
    Me explico, políticamente -no desde un punto de visto humano- es comprensible que el sistema "legalice" intervenir en una guerra civil a fin de devolver la "estabilidad" a un país cuyas exportaciones -sean de petróleo o de otro bien- son esenciales para la economías de determinado número de países.
    Esa medida es criticable, pero es legítima y punto.
    Lo políticamente inadmisible es que se aduzcan motivos humanitarios y digan que atacan para proteger a la población.
    Al alegar motivos humanitarios y callar lo que en verdad motiva la intervención en Libia incurren en una hipocresía de grado extremo.
    "Vamos a impedir que Gadafi use aviones porque ha demostrado ser incapaz de gobernar o controlar un país que produce el petróleo que necesitamos..." Resumiendo, esto es lo que han razonado y lo que deberían decir, pero que silencian y disfrazan.
    Lo que carece de justificación es que mientan.
    Mienten tanto y tanto que se han acostumbrado a hacerlo de forma sistemática, y han descubierto que -con la complicidad de la mayoría de los medios- mintiendo enajenan a las gentes hasta el extremo de que cada día son justificables aberraciones más y más graves, sean militares o económicas, éticas o culturales.
    El "post" no lanza sospechas espurias, se limita a abrir un interrogante que los Estados que controlan el Consejo de Seguridad NO PUEDEN RESPONDER CON RACIONALIDAD HUMANA, SALVO QUE MIENTAN UNA VEZ MÁS.
    Es lo suyo, mentir, crear opinión falaz...
    Decir la verdad sería más constructivo y todo el mundo sabría a qué atenerse. Pero que las gentes sean conscientes de cómo funciona el sistema no les interesa.
    Simplificar, mentir y alimentar la hiperrealidad en la que "respira" la mayoría de la población es fundamental para que el sistema siga funcionando con el objetivo de siempre...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. A Félix.

    La cantidad de reflexiones que me provoca tu post y el comentario posterior son tan numerosos, que dudo de que sea capaz de hacer un resumen con cierta claridad. No obstante, voy a intentarlo por el simple placer que provoca entablar un debate contigo.

    1º)A pesar de tu aclaración, me gustaría que argumentaras algo más lo siguiente: ¿justificas el bombardeo de Libia en el caso de que los "buenos" alegasen razones económicas o geopolíticas?. Fíjate que digo "si justificas" y no "si es justificable" cuestión mucho más vaporosa.

    2ª) No tengo nada claro, en el caso de Libia, que por razones económicas o geopolíticas sea más conveniente intervenir en apoyo de la llamada "oposición" que del régimen de Gadafi. Un análisis del conflicto a través de la teoría de juegos, me parece que llevaría a los "jugadores" a algunos problemas de dificílisima resolución, pues intuyo muy complicado trazar una estrategia óptima de apoyo a alguno de los bandos contendientes sin conocer con claridad los costes y beneficios de cada opción. No digo que esta intervención no tenga razones económicas o geopolíticas, digo que apostar por la baza "oposición" tiene, como poco, un riesgo de fracaso elevado.

    3º) Al menos en lo que se conoce como Occidente, ninguna intervención militar sería refrendada por la opinión pública si no se "suavizaran" los fines de la misma con razones éticas, morales, humanitarias, sociales o lo que sea. Podrá haber múltiples y muy necesarias razones económicas o geopolíticas para una intervención, pero, al cuerpo social, no le resulta agradable verse reflejado en tan sucio espejo materialista. Se necesitan dosis industriales de hipocresía para calmar su conciencia. Los políticos solo actúan como representantes.

    Un saludo y gracias por tu atención
    Álvaro

    ResponderEliminar
  4. Esta semana oí este argumento de Carrillo: la comunidad internacional tiene que intervenir porque la población se ha levantado. Decía que tenía que defender a la población que se había rebelado contra el tirano.

    ResponderEliminar
  5. No se interviene en Barhein, Arabia y tantos otros porque estos países funcionan perfectamente dentro de la política económica de las elites mundiales. Libia estaba en ese paquete hasta que en el 2009 anunció su intención de volver a nacionalizar el petróleo y renegociar con las petroleras su posición en el país. Creo que la guerra de ahora es consecuencia esto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.