22 abril 2011

Varios detalles y una conclusión inevitable: La élite política del Reino de España es codiciosa

Los políticos profesionales españoles disfrutan de prebendas inimaginables
para sus colegas de Alemania, Bélgica, Francia, Gran Bretaña o Países Bajos
.. 
Algunos datos que justificarían con creces que en España se produjera una revolución social, con guillotina política incluida [ver nota]:
* Un asalariado español tiene una pensión de jubilación máxima de 32.000 euros anuales, pero los políticos que han ejercido un cargo tienen derecho a pensiones vitalicias de lujo con cargo al erario público; es más, esas pensiones (que pueden superar hasta los 70.000 euros/año) son compatibles con otros ingresos procedentes de la propia Administración, o con emolumentos derivados de actividades profesionales privadas (por si fuera poco, un diputado o senador sólo tiene que estar 7 años en el cargo para optar a la pensión de 32.000 euros, en tanto que un asalariado o autónomo común debe cotizar durante 35 años.
* La retención máxima del 4,5 % en las nóminas de diputados y senadores;
No. Todos no son iguales, pero cada vez hay más "iguales"...
* El presidente de Gobierno español es el único de la Unión Europea cuyos gastos por vacaciones son abonados en su totalidad con cargo al erario, incluidos, naturalmente, los costes de la escolta y demás añadidos propios del cargo;
* En el Reino de España jamás se ha realizado un seguimiento del absentismo en el que incurren los diputados y senadores;
* Los miembros de las Cortes viajan gratis en tren, barco o avión en compañías públicas o privadas con cargo a la caja del Estado, sin que exista un control efectivo de si el viaje es por razón del cargo, por otras actividades remuneradas de orden privado o por motivos personales;
* En el Estado español hay más de 8.000 alcaldes, más de 65.000 concejales, 1.200 parlamentarios autonómicos, un millar de diputados provinciales, 650 diputados y senadores, y 152 miembros de cabildos y consejos insulares (incluidos los 13 consejeros de la Vall d’Arán), todos sufragados por la caja común.
En ningún país socio de la Unión Europea existe semejante nómina de políticos profesionales.
* La mayoría de cargos públicos de ámbito estatal o autonómico, y muchos de instituciones locales, tienen a su disposición automóviles de lujo. Y aunque el PP de Galicia basara su última victoria electoral en denunciar esa circunstancia, resulta que las instituciones más generosas son la Alcaldía de Madrid (un Audi A8 que cuesta 150.000 euros al año) y la Generalitat Valenciana (200 vehículos para sus altos cargos);
* El Congreso de los Diputados gastó el año pasado más de 160.000 euros en regalos navideños, y 11.000 responsables públicos (políticos y técnicos) de todo el Estado recibieron obsequios por esas fechas por valor de 2,2 millones de euros con cargo a la caja común;
* Sólo uno de cada tres diputados se dedica en exclusiva a su labor pública, los demás cobran también de otras fuentes, bien de empresas privadas o por pertenecer a fundaciones u otro tipo de entidades. Hay miembros de las Cortes que tiene 6, 8 y hasta 12 ocupaciones complementarias remuneradas, pero todos afirman ser inmunes a presiones ajenas a sus responsabilidades públicas;
* El número de políticos españoles que reciben dinero de las arcas públicas supera de largo los 80.000, y no hay control del gasto;
* El líder de la oposición, por poner un ejemplo, Mariano Rajoy Brey, se embolsa un extra mensual de 9.000 euros (sin contar otros ingresos complementarios): 3.100 por ser diputado, 870 por alojamiento (esta partida por si sola es superior al salario mínimo interprofesional), más 5.000 como presidente del PP (que también son cofinanciados por los presupuestos del Estado);
* El ex ministro de Economía, por poner un ejemplo de la otra manzana, Pedro Solbes, que dejó la vida pública en abril de 2009, cobra un retiro de 12.000 euros mensuales (2.700 euros como ex funcionario, su pensión vitalicia como ex eurocomisario, y durante dos años --hasta este mes de abril-- otros 5.700 mensuales en concepto de compensación como ex ministro); la pensión final de Solbes multiplicará por 5 la de los asalariados jubilados mejor pagados;
* Los parlamentos autonómicos, las diputaciones y los ayuntamientos fijan salarios sin límite ni baremo alguno. Ahí van dos ejemplos: José Bolarín, alcalde de Ulea, Región de Murcia, municipio que suma 900 habitantes, cobra 4.000 euros/mes; y la alcaldesa de Marbella, Marisol Yagüe, cobraba más que el presidente del Gobierno: 84.462 euros al año pese a que el ayuntamiento ha quebrado.
Mientras tanto, la generalidad de los ciudadanos españoles se entretienen con…
Hoy es jueves santo, mañana el sol asomará por oriente y el futuro del Reino de España amanecerá dañado, como tantas veces.
..
NOTA:
Por guillotina política entiéndase no votar a los partidos que consideran justificable esa realidad institucional.

3 comentarios:

  1. Y eso que no ha hablado usted de la facilidad con que se salta de la política a la empresa, sobre todo si se ha sido ministro...

    ResponderEliminar
  2. Todo se andará.....porque todo tiene un límite.

    ResponderEliminar
  3. Y esto, por mas que lo divulguemos en todas las redes sociales (que lo hacemos), no consigue que la cosa cambie lo mas mínimo. Y eso es indignante, y algo habría que hacer.
    enkil

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.