28 mayo 2011

Plaça de Catalunya: Tal como era previsible, el Poder recurre a la violencia

Las imágenes distribuidas por los medios son suficientemente explícitas de lo que ha ocurrido en Plaça Catalunya de Barcelona. Ha sido otra demostración de lo que ya se sabía: Treinta y cinco años después de la muerte del dictador, las autoridades de las Españas siguen sin distinguir entre hacer cumplir la ley e imponer su singular concepción del orden público y de la convivencia.
Lo que más molesta al Gobierno autonómico catalán --que el Poder hable y escriba uno u otro idioma es ideológicamente secundario-- es que los ciudadanos sean invitados a pensar, a tomar decisiones y a obrar en consecuencia.
En la intervención policial también han participado agentes municipales, cuyo gobierno en funciones es de ¿izquierda? y el alcalde ¿socialdemócrata?, aunque su estilo de caminar conduce a la madrileña calle Génova...
..
El civismo de los acampados recibió el castigo
de quienes temen que PENSAR se convierta
en una práctica cotidiana de los ciudadanos
Desalojar por desalojar
La excusa de limpiar el enclave para intentar el desmantelamiento de la acampada de protesta es lo de menos porque, para colmo, en el caso de Plaça de Catalunya la ocupación del espacio central no afecta a la actividad económica de la zona --este detalle es sustancial porque es el argumento que ya están trabajando en Madrid para arremeter y desmantelar #acampasol.
Es evidente, no sólo por lo ocurrido en Barcelona, que los participantes en el movimiento 15-M están obligados, además de forzados, a pensar otras formas de acción para mantener viva la iniciativa.
Las acampadas no se pueden mantener indefinidamente por varias razones --conste que la logística es el menor de los inconvenientes.
A estas horas [madrugada del viernes al sábado], en las empobrecedores tertulias de radio y TV los sabios de siempre se han enfrascado en otro cruce de verdades personales a propósito de los derechos de los que protestan y de los comerciantes que poseen establecimientos en el entorno de la Puerta del Sol y, por supuesto, todos acaban hablando de la película política de serie B que coprotagonizan los barones del PSOE y, también como casi siempre, las lecturas del desplome de la socialdemocracia se quedan en los nombres propios y las formalidades.
[Todavía no he escuchado un debate sobre los significados y consecuencias que tendrá la progresiva uniformización de las alternativas políticas en presencia, pues el PSOE actual parece empeñado en ser una especie de PP vestido de "racionalidad sistémica"]
El desempleo, la reforma de las pensiones y de la negociación colectiva, la corrupción, la financiación ilegal de partidos, el enquistamiento de los políticos profesionales, los desahucios por impago de hipotecas desmedidas e incluso que la Generalitat recurra a la violencia, entre otros asuntos y problemas más acuciantes han quedado relegados a segundo, tercer y cuarto plano.
Es decir, el Poder y los analistas sistémicos siguen dando motivos de peso para que el movimiento 15-M siga activo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.