21 junio 2011

Aznar y el mercenario Rozsa comparten titulares en Bolivia

José María Aznar está "de moda" estos días en Bolivia. La historia que vincula al ex presidente español con Eduardo Rozsa data de 2008 --cuando ese mercenario fue contratado para actuar en Bolivia, donde murió-- y el nexo es la Fundación Iberoamérica-Europa.
Todo empezó tres años después del triunfo de Evo Morales en las elecciones bolivianas, cuando el prefecto del departamento de Pando, Leopoldo Fernández, encabezó una iniciativa desestabilizadora con el objetivo de segregar las cuatro provincias del este boliviano, lo que casi con toda seguridad desencadenaría una guerra civil.
El plan segregacionista había sido pergeñado por varias organizaciones derechistas financiadas por grandes hacendados, empresarios e inversores extranjeros. Todos ellos hicieron cuantiosas aportaciones para crear un nuevo Estado que abarcaría, aproximadamente, los departamentos orientales de Beni, Santa Cruz y Tarija, más el norteño de Pando [ver el mapa que acompaña este texto].
La primera de las acciones para desestabilizar el país consistió en asesinar a una treintena de campesinos partidarios de Evo Morales, en la localidad de Porvenir.
Las actividades de los golpistas contaron en todo momento con la complicidad del embajador de EE UU en Bolivia [a este respecto, ver: "La trayectoria del ex embajador de EE UU en Bolivia", que estuvo destinado en la ex Yugoslavia, y "Pruebas del intervencionismo de EE UU en Bolivia"]
Finalmente, tras varios cierres patronales, incidentes de todo tipo y acciones violentas perfectamente planificadas, casi todas ellas caracterizadas por su marcado carácter racista [ver "Bolivia: El racismo y las ilegalidades que los medios silencian"], la intentona fracasó debido a que las tropas estacionadas en el oriente boliviano, la mayoría de las autoridades civiles y casi todos los funcionarios (policías incluidos) permanecieron fieles al Gobierno constitucional.
..
Esta es la falsa identidad que utilizó Rozsa cuando llegó a Bolivia
El comandante balcánico
Entre los jefes de las bandas armadas derechistas figuraba el ex periodista de origen húngaro Eduardo Rozsa Flores, que cubriendo informativamente la guerra de los Balcanes para varios medios [entre ellos, La Vanguardia] tomó partido y las armas.
Debido a la experiencia y al prestigio como combatiente que adquirió durante la conflagración que desembocó en el desmembramiento de Yugoslavia, Rozsa --que era católico pero había abrazado el islam-- fue contratado por los impulsores de la balcanización de Bolivia para que comandara una "fuerza de choque" que, además de combatir contra el ejército boliviano si fuera preciso, se encargaría de ejecutar un plan de limpieza étnica consistente en desplazar a los amerindios hacia el oeste del país. Los segregacionistas pretendían que todos los residentes en la Bolivia oriental fueran de origen europeo o mestizos totalmente "blanqueados".
La columna que comandaba Rozsa --al igual que el resto de grupos-- fue diezmada, sus miembros  detenidos y el jefe murió en el tiroteo que en abril de 2009 tuvo lugar en el hotel Las Américas, en Santa Cruz. Sólo en esa acción fueron arrestadas 39 personas.
Cabe destacar que entre los detenidos en las distintas operaciones policiales y militares figuraba el general Gary Prado, que siendo oficial y presunto agente o colaborador de la CIA había participado en el asesinato de Ernesto Che Guevara en una escuela local cercana al cañón de Ñancahuazu, donde el ex ministro cubano había sido capturado en octubre de 1967.
Varios mercenarios no bolivianos y un ciento de miembros de los grupos armados "crucistas" --según cálculos de los investigadores-- lograron evitar la detención y abandonaron Bolivia, dándose la circunstancia de que la mayoría de ellos se instalaron en España o Estados Unidos.
..
Los pagadores de los mercenarios
han sido identificados 
Pues bien, en el marco de las investigaciones abiertas tras las detenciones habidas al desmantelar los grupos "crucistas", los agentes de la Unidad de Investigaciones Financieras que han trabajado a las órdenes de la Fiscalía han detectado, verificado e identificado a las personas físicas y jurídicas que remitieron fondos para costear las bandas segregacionistas y la contratación de expertos en acciones armadas como Eduardo Rozsa.
Los envíos o entregas de dinero se produjeron entre marzo de 2008 y abril de 2009 y, según la documentación que obra en poder de la Justicia, la financiación del grupo Rosza y otros similares corrió a cargo de una fundación relacionada indirectamente con la Unión Demócrata Cristina alemana, tres entidades bolivianas con base en Santa Cruz, y la Fundación Iberoamérica-Europa, con la que están o estaban vinculados varios dirigentes del PP y que actualmente preside Pablo Izquierdo, ex diputado del PP y ex responsable de prensa de José María Aznar López.
..
MÁS detalles, en La época.
RELACIONADO: «Los rambos de la guerra», por Gervasio Sánchez. 
..
Evolución del territorio de Bolivia
De todos los territorios suramericanos que pertenecieron a España, el Estado boliviano es el que más superficie perdió con respecto al ámbito que tuvo al alcanzar la independencia.

..
Pulsar para ampliar

2 comentarios:

  1. Siendo el hombrecillo siniestro tan aplicado discípulo del presidente Bush, no es extraño que él, o su entorno, hayan caído en la tentación de emplear procedimientos típicamente/CIA.

    ResponderEliminar
  2. Perdón pero ¡cuánta mierda hay en este nuestro pobre mundo!.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.