26 agosto 2011

Destruir empleo siempre es constitucional y emitir deuda pública, depende

He aquí una propuesta de reforma constitucional:
Cuando el 10,01 % o más de la población activa española esté privada del derecho constitucional al trabajo, el Gobierno quedará facultado para, en coordinación con el poder legislativo y tal como establezca la ley orgánica correspondiente, habilitar partidas presupuestarias extraordinarias --emitiendo deuda pública y/o reduciendo o anulando gastos no básicos-- con la finalidad de invertir en economía productiva y servicios para crear empleo.
Hay quienes dicen que esa propuesta es utópica, inabordable, anti o inconstitucional e incluso teorizan que es contraria a no se sabe qué principios teológicos del sistema, etcétera y etcétera.
En cambio, imponer a la Administración límites prefijados aleatoriamente a la capacidad de pedir crédito (emitir deuda pública) para ejecutar proyectos estratégicos, afrontar situaciones de emergencia o prestar servicios, esto, restringir el crédito, afirman que es perfectamente constitucional, lógico, comprensible y correcto...
¿Ustedes se imaginan que a las empresas que tienen nulos beneficios o pérdidas se les pusieran trabas para que ejercieran su derecho a pedir un préstamo para levantar cabeza? Pues esto es exactamente lo que respecto del Estado ha propuesto el PSOE de Rodríguez Zapatero en comandita con el PP.
En resumen, una barbaridad incomensurable, ¡como si ahora pudieran adivinar y decidir lo que ocurrirá en 2016 y en 2023!
Quieren introducir en la carta magna del Estado un criterio ideológico que en rigor económico es radicalmente acientífico.
Los diputados del PSOE que, llegado el caso, voten sí a ese proyecto serán, también en rigor, los enterradores de la socialdemocracia española... Que se atengan a las consecuencias.
¿Tan fuerte es el apego al cobro de un salario político?, ¿tanto que justifica romper los compromisos ideológicos adquiridos al ingresar en una organización socialdemócrata?
¿Es justificable votar en las Cortes a favor de una medida que es radicalmente contraria a todo cuanto se alegó para pedir el voto a los electores?
Si todo es justificable, que se atengan a las consecuencias.
CON ANTERIORIDAD:
"¿En qué medida el PSOE es de izquierdas?"
DE INTERÉS:
Joseph Stiglitz: "El ajuste lleva al estancamiento", en Página|12.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.