Atención: Esta bitácora está alojada en Blogger, que utiliza cookies para recabar datos de los visitantes; si usted sigue navegando, da su conformidad a la aplicación

25 septiembre 2011

Nueve de los doce consejeros de RTVE no solo sobran, sino que además carecen de vergüenza

No hay duda, el escándalo de la semana --y acaso del año-- en el mundo de la información ha sido la pretensión del consejo de administración de Radio Televisión Española (RTVE) de controlar las tareas informativas de los profesionales del ente público.
Diez de los doce consejeros consideran adecuada la censura previa o, cuando menos, controlar con rigor el contenido de los informativos.
Lógicamente, es obligado precisar que la propuesta fue presentada por el PP.
La intentona es doblemente grave porque se trata de un medio de información público; es decir, que pagan todos los contribuyentes, ¡no es una empresa privada!
¿Qué es y para qué sirve el consejo de administración de RTVE?
El consejo está formado por doce personas, de las que una ejerce de presidente; cargo que actualmente está vacante debido a la dimisión de Alberto Oliart, por lo que es cubierto por los once restantes de forma rotatoria.
La elección del presidente es competencia del Congreso y, en aplicación de la reforma legal introducida por el Gobierno de Rodríguez Zapatero, debe ser elegido por dos tercios de los diputados.
[Esta reforma fue presentada como una garantía de que el elegido es independiente; es decir, ajeno a intereses partidarios. Sin embargo, para lo único que sirve en realidad es para garantizar que el presidente del consejo de RTVE sea del agrado de los dos partidos mayoritarios PSOE y PP, pues sólo un pacto entre ambos permite reunir dos tercios de síes. Con la actual composición del Congreso, ¿sería inadecuado o menos independiente un presidente elegido por mayoría simple con los votos de PSOE, IU, ERC, BNG y PNV, por ejemplo? La reforma, ¡ya está bien de argumentos falaces!, perseguía lo que perseguía...]
En el actual consejo de RTVE hay --además del ¿apartidario? presidente, plaza hoy vacante-- 4 miembros del PP, 2 del PSOE, 1 de CiU, 1 de ERC, 1 de IU y 2 de los sindicatos (uno de CC OO y el otro de UGT). ¿Por qué hay cuatro del PP y sólo 2 del PSOE? Porque el PSOE cedió voluntariamente dos de sus asientos con la finalidad de mejorar la representación de las minorías parlamentarias, que sólo tenían derecho a una butaca en lugar de las tres de que disponen --en este aspecto, como en todos, el PP renuncia al buenismo...
..
Asalariados de lujo provistos de Visa Oro
..
Los consejeros son asalariados de oro, pues cada uno de ellos tiene unos emolumentos de 120.000 euros anuales, que recién han sido rebajados provisionalmente en un 10 % debido a los recortes salariales que se han aplicado a los funcionarios y cargos públicos.
[¿Por qué un consejero de RTVE tiene asignados unos ingresos anuales que superan en más de 30.000 euros los del presidente de Gobierno?...]
Pero esa bicoca debió parecer escasa a sus señorías, pues cada uno de los consejeros tiene asignados un asesor técnico y un asistente (o secretario/a personal) [la primera de esas dos personas de confianza tiene un salario anual de 60.000 euros]; además del grupo de administrativos que cubre las tareas colectivas.
Para redondear, cada consejero posee su Visa Oro personal para abonar gastos de representación y, ¡como no!, la cúpula política de RTVE también disfruta de su propia flota de vehículos oficiales con sus respectivos conductores para traer y llevar a los señores consejeros desde sus domicilios hasta la sede de la institución, o viceversa, o adonde haga falta.
Todo ello sin contabilizar las prebendas que ya son consustanciales al poder en el Reino de España (entradas a espectáculos, desde conciertos hasta partidos de fútbol, e invitaciones a todo tipo de eventos sociales) y, ¡por descontado!, esos doce asalariados de RTVE no tienen horario y su semana laboral es de lunes a jueves.
Evidentemente, el rigor luce por su ausencia. De muestra un botón: seis de los doce consejeros están de prestado desde hace un año y medio, pues ya han cumplido el mandato que les correspondía y debían haber sido sustituidos, pero los partidos --es decir, las organziaciones a las que representan-- no se ponen de acuerdo y, al igual que ocurre en el Tribunal Constitucional, el fenómeno de los reenganchados es norma.
[Concretamente, los reenganchados son dos del PP, uno del PSOE y los de CiU, ERC y UGT].
¿Qué hacen los señores consejeros?
Resumiendo: Rechazar o aprobar con o sin modificaciones --cuando las hay, casi nunca son sustanciales-- todo lo que elaboran los servicios técnicos, jurídicos y administrativos de RTVE, y supervisar las cuentas y el funcionamiento del ente público; más las labores que interesen a cada uno de los partidos a los que representan, amén de las gestiones que puedan realizar los consejeros que están adscritos directa o indirectamente --vía familiar o amistades-- a lobis de carácter económico-empresarial.
Pues bien, diez de esos señores consejeros --las excepciones fueron el de IU y el de la UGT-- votaron sí o se abstuvieron para aprobar la intentona de ejercer un control político sobre los servicios informativos de RTVE.
Apenas 24 horas después, los partidos políticos que los nombraron les emplazaron a revocar semejante pretensión, pero han evitado exigirles que dimitan, que es lo que en rigor corresponde. De modo que salvo uno que ha dimitido, el de CC OO, los otros nueve siguen como si nada hubiera ocurrido.
¿Tienen vergüenza?, ¿usted qué opina? Personalmente, considero que ninguna --salvo los dos que votaron en contra y el que ha presentado la dimisión.
..
Consejo de administración de RTVE. De izquierda a derecha: Andrés Martín Velasco, Teresa Aranguren,
Santos Miguel Ruesga, Manuel Esteve, Rosario López Miralles (autora de la propuesta de censura previa),
Héctor Maravall, Alberto Oliart, Josep Manuel Silva, Mari Cruz Llamazares, Francesc Bellmunt,
Jesús Andreu y Miguel Ángel Sacaluga. (Fotografía capturada en El país)
DE INTERÉS:
"La intención de controlar el sistema de edición de RTVE no es nueva", en 233GRADOS.
"iNews, bad news", en SI HOME SI.
"El escándalo en Twitter obliga a rectificar la medida para supervisar los telediarios en RTVE", en RADIOCABLE·INTERNET OPINA.
.. 
ACTUALIZACIÓN (sábado 1 de octubre): 
Mientras en RTVE los partidarios de la censura previa se han visto obligados a plegar velas y renunciar a la iniciativa del PP, en la TV autonómica de Castilla-La Mancha, gobernada por el PP, la directora de informativos, Patricia Morales, ha advertido a los periodistas del ente que «los textos de todas las piezas se revisarán antes de locutar» y, por si fuera poco, les ha anunciado que «será muy frecuente que se os transmitan enfoques o maneras de empezar o terminar las piezas», ha revelado CC OO.

3 comentarios:

  1. Y esto se repite, casi sin excepciones, en la práctica totalidad de organismos públicos: de la administración general, de las autonomías, diputaciones, municipios, etc.

    ResponderEliminar
  2. Es demagogo hablar de salarios politicos que al fin y al cabo son son insignificantes en comparacion al presupuesto estatal pero es que el hecho de que además de cobrar el doble de un cirujano (por ejemplo) el hecho de que cuenten con 2 personas a su servicio y chofer y coche es algo indignante y pensar en la de cargos intermedios que estarán en las mismas condiciones...pero parece que no hay nada que hacer, ninguno de los dos partidos está por la labor, y ambos tiene muchas bocas que alimentar y favores que pagar...

    ResponderEliminar
  3. Supongo que estos sujetos son elegidos democráticamente por un Congreso a su vez elegido democráticamente por los ciudadanos. Todo muy democrático hasta que ellos... optan por recuperar el tic franquista de la censura.

    ¿Qué se puede hacer con gente así? ¿Estamos los ciudadanos obligados a soportar las actuaciones desvergonzadas de estos prepotentes, además de pagarles sueldos de privilegio?

    ¿Cómo es posible defenderse de un Estado que nos OBLIGA a contribuir con impuestos al pago de los salarios de semejantes impresentables?

    ResponderEliminar

NOTA:
ImP no publicará injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
ImP sólo publicará los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.