13 septiembre 2011

«¿Qué se puede esperar de un país que ni siquiera se atreve a decir que Franco fue un dictador?»

«¿Qué se puede esperar de un país que ni se atreve a decir que Franco fue un dictador?, pregunta en referencia al diccionario de la Real Academia de Historia. El franquismo no se acabó. Y la mejor prueba son las maniobras contra Garzón».
«Darío nació en 1920 en una aldea de Castro de Rei (Lugo). Perdió a su madre con cinco años --desde siempre supe que murió de tanto trabajar--, con nueve emigró a Argentina, adonde ya habían partido varios hermanos y con 16 recibió la peor noticia de su vida: Los falangistas han matado a papá».
MÁS, en El país.

3 comentarios:

  1. Si al menos se tratase de que "no se atreven", nos quedaría el miedo como explicación y pretexto.

    Pero no. Aquí abundan los que todavía GLORIFICAN el criminal régimen franquista; y muchos franquistas prominentes se ven honrados hoy día en rótulos y nombres de calles. Hay un libro reciente, "El Holocausto Español". ¿Y qué? Aquí se lee muy poco.

    ¿Son imaginables en Berlin o en Frankfurt calles con los nombres "calle de Hitler" o "Goebbelsstrasse"? Se morirían de vergüenza ante el mundo. Pero aquí la vergüenza es un bien escaso. Por eso, entre otras cosas, vivimos en un Estado marginal, atípico, trastornado, justamente acomplejado y anómalo: una rareza en Europa y en gran parte del mundo.

    Una desgracia, la singularidad ibérica.

    ResponderEliminar
  2. Que el franquismo sigue existiendo.

    ResponderEliminar
  3. Así es. Este "país" es lo que es fruto de su atormentada historia que pesa como una losa a pesar de las "gloriosas transiciones hacia la democracia".....humo.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.