29 octubre 2011

Una juez equipara los secretos del Opus Dei con los del CNI

La titular del Juzgado de lo mercantil número 10 de Madrid ha impuesto a la página web opuslibros.org la pena de retirar (¡esconder!) varios escritos de san Josemaría Escrivá de Balaguer.
Si los escritos del santo a los que se refiere la juez eran de carácter privado porque su autor dejó expresamente indicado que no fueran difundidos tras su muerte, en principio la decisión parece correcta en Derecho, aunque discutible; si bien resulta singular a la vista de que la Justicia española prácticamente nunca actúa de oficio y casi nunca castiga a denuncia de parte la difusión de textos e imágenes de índole supestamente privadas --basta con leer revistas del corazón y ver programas del tomate televisivo.
Lo inquietante es que la juez prohíba la difusión de las instrucciones y órdenes que los directivos de esa organización dan a sus alumnos, subditos, soldados, hermanos o como sea que les quieran llamar, pues su señoría ha vetado también la publicación de hechos revelados por quienes han padecido a los comandantes del Opus.
..
¡La juez prohíbe a los ex miembros del Opus hablar públicamente del Opus!
En este episodio hay detalles harto significativos: Si los hechos revelados en esta y en tantas ocasiones por ex miembros del Opus son falsos, ¿por qué la orden evita denunciarles por difamación y, en cambio, recurre al supuesto derecho a la privacidad que ampararía sus prácticas religiosas?
A estas alturas resulta escandaloso que en el Reino de España sea legal que los ciudadanos podamos conocer en mayor o menor grado por revelaciones de sus miembros o ex miembros aspectos internos de los partidos políticos, de las fundaciones, de sociedades anónimas e incluso de casi todo tipo de instituciones públicas, incluidos el Tribunal Constitucional, el Supremo y la Casa Real, y sin embargo las cosas del Opus son tratadas cual secretos de Estado...
Hay aspectos de la decisión de esa juez de lo mercantil que persiguen ocultar o ayudan a ocultar acciones y métodos poco edificantes; lo cual, además, es absurdo si se tiene en cuenta que a estas alturas casi nadie ignora que los jefes del Opus --al igual que los de los jemeres rojos, estalinistas, nazis o franquistas-- instruyen a sus alumnos en la inhumana convicción de que ellos y sólo ellos están en posesión de la Verdad.
[El origen de la violencia física casi siempre es fruto del dogmatismo... Para comprobarlo basta echar la vista atrás, Edad Media incluida, que es el estadio de desarrollo en el que está anclado el Opus]
Luego, ¿qué pensar de la decisión de la juez madrileña de lo mercantil?
De entrada, es obligado acatar su fallo, pero hay aspectos del mismo que para bien de la salud mental propia y de la ciudadanía es preciso críticar sin las prevenciones de lo políticamente correcto.
ANÁLISIS: "No caben puertas en el campo", por Juan G. Bedoya.
DE INTERÉS: VIVIR SIN RELIGIÓN.

1 comentario:

  1. Bedoya, podrías darte una vuelta también por los Psiquiatras del Opus Dei, que tienen poder hasta para hacer que vengan a buscar de madrugada a sus víctimas, incluso para que las lleven al psiquiátrico privado que designa, sin pasar por Sanidad Pública y/o forense, sin necesidad de haber pertenecido y/o pertenecer al Opus Dei.

    ¡Ojo! a los documentos y las similitudes que se señalan,
    http://enriquerojaschanchullosymentiras.blogspot.com/2011/06/certificados-medicos-falsos.html

    Sólo con éste, una sentencia condenatoria, aunque tan pecata minuta, que mientras estaba siendo juzgado por este caso, se permite actúar en otro,
    http://enriquerojaschanchullosymentiras.blogspot.com/2011_07_01_archive.html

    Enrique Rojas, miembro del Opus Dei, no es ni ha sido nunca "catedrático de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid", de ninguna de sus facultades, aunque así se identifique en los libros que ha venido colocando en el mercado desde 1984*.
    Lo anterior, con independencia de que las cátedras de Psiquiatría, siempre están ubicadas en las facultades de Medicina y sólo, en las facultades de Medicina.

    * Si bien últimamente, ha dejado de hacerlo en los libros y/o buscado otras trampas y trucos, ha sido gracias a las denuncias y difusión pública de este asunto. Las denuncias oficiles, jamás han dado resultado.

    Datos sobre un juicio,
    Mismamente sobre el 575/08 del juzgado nº 15 de lo penal de Madrid (aunque está grabado, existiendo tanto las sesiones, como la transcripción que hace Su Señoría de las mismas),
    http://enriquerojaschanchullosymentiras.blogspot.com/2011/05/enrique-rojas-conducta-mafiosa.html

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.