06 diciembre 2011

Los precios de las materias primas se han multiplicado por 3,7 en los últimos diez años

Desde los años noventa, máxime a raíz del estallido de los créditos subprime, los dueños del mundo, con los fondos de inversión de EE UU al frente, han puesto el dinero a trabajar, provocando un extraordinario encarecimiento de las materias primas [en la jerga de los mercados, los commodities].
Desde los cereales y otros productos alimentarios hasta el gasóleo, pasando por los metales, los precios de las materias primas se han multiplicado por 3,7 durante los últimos 10 años: de noviembre de 2001 a noviembre de 2011.
El asunto lo aborda el economista Randall Wray en conversación con el periodista Javier Lewkowicz, entrevista que ha publicado el diario argentino Página 12.
«[Lewkowicz:] ¿Cómo describe el fenómeno de la suba generalizada en el precio de los commodities?
«[Wray:] Para resumirlo, de 2004 a 2008 experimentamos la mayor burbuja de commodities de la historia. Si se observan los 25 commodities más comercializados, los precios se han duplicado en el curso de ese período [de cinco años, y durante los últimos tres han seguido subiendo]. Para los ocho productos más intercambiados, la suba fue mucho más espectacular.
«De acuerdo a un análisis del estratega de mercados Frank Veneroso, durante el siglo XX sólo hubo trece episodios en los cuales el precio de un commodity en particular creció un 500 por ciento o más. Pero en 2004-2008, hubo ocho commodities cuyos precios mostraron este desempeño: fuel-oil (suba del 1.313 por ciento), níquel (1.273), petróleo crudo (1.205), plomo (870), cobre (606), zinc (616), estaño (510) y trigo (500)».
ENLACE a la entrevista, en Página 12.
ENLACE al informe de la OCDE que alerta del creciente aumento de la brecha entre pobres y ricos: en inglés, en francés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.