26 enero 2012

El jurado popular declara no culpable a "el señor de los trajes": Vía libre...

Cinco de los nueve ciudadanos que debían decidir si el señor de los trajes era culpable o no de cohecho han votado a favor del reo, que ha sido declarado no culpableEsta calificación que no es sinónimo de inocente, en contra de los juicios de valor publicados por los medios de información de la derecha y de la ultraderecha.
Acaso para demostrar su ecuanimidad, el texto del dictamen concluye que el presidente de la Generalitat valenciana carecía de competencias sobre los contratos de la institución...
¡Sorprendente!
Pulsar para ampliar
En definitiva, quienes se preguntan desde hace ya años por qué la corrupción goza de tan buena salud en el Reino de España, ya disponen de parte de la respuesta.
María de los Dolores de Cospedal García, que aparte de otros cargos y salarios también es secretaria general del PP, ha reaccionado preguntando «¿quién repone la honorabilidad de Camps y Costa?»; a lo que cabe responder con otra pregunta: ¿quién repara la credibilidad de la Justicia?
En resumen: ¡vía libre!...
..
IMAGEN de la noticia, en El jueves
DE INTERÉS: Cronología del caso de los trajes.
DE ALTO INTERÉS, "El sastre José Tomás: Me parece alucinante".
MÁS opiniones en la Blogosfera, en la selección de RADIOCABLE.
CON ANTERIORIDAD, en ImP:
"Alfonso Guerra se precipitó: A España la conoce perfectamente la madre que la parió".

2 comentarios:

  1. Está claro que somos los propios ciudadanos los que dejamos esa vía libre a la corrupción. Son muchos los que declaran a Camps inocente, no sólo los cinco miembros del jurado.

    ResponderEliminar
  2. Suscribo el comentario anterior por completo. Ya va siendo hora de exigir al conjunto de la ciudadanía que se comporte con madurez democrática.
    Saludos cordiales, al menos esto que no falte.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.