03 enero 2012

Medida excepcional: El Tesoro Público ha avalado a la Generalitat valenciana para evitar su quiebra

La Generalitat valenciana está en quiebra, pero el Gobierno de Mariano Rajoy le ha salvado los muebles...
El Ejecutivo valenciano se retrasa desde hace ya tiempo en los pagos a su plantilla (funcionarios y personal laboral), así como a empresas y proveedores, lo que en parte se debe a que necesita imperiosamente cumplir sus compromisos financieros, pues fallar en estos vencimientos equivaldría a reconocer oficialmente su insolvencia.
Sin embargo, la semana pasada el Gobierno autonómico no pudo hacer frente al vencimiento de una amortización por valor 123 millones de euros a Deutsche Bank, suceso que la propia entidad ha confirmado, si bien esta ha añadido que el problema está solventado porque el Tesoro Público ha intervenido para avalar a la Generalitat valenciana y evitar el crac --esta medida carece de antecedentes.
Trajes
Precisamente la semana pasada, mientras los hechos demostraban que la Administración valenciana está en quiebra, la vicepresidenta Saénz de Santamaría justificaba los recortes del gasto público y las subidas de impuestos aprobadas por el Consejo de Ministros alegando que el déficit presupuestario del Estado español superará el 6% previsto para el cierre del ejercicio del 2011; lo cual es rigurosamente cierto, con una salvedad: en principio, todo indica que el Gobierno central saliente logró cumplir, aunque con notables apuros, la parte que le correspondía: el problema está en las administraciones autonómicas, aunque no en todas ni sólo en las que gobierna el PP.
Aparte de la valenciana, también acusan graves problemas de liquidez las comunidades andaluza, castellano-leonesa, castellano-manchega, catalana, extremeña, murciana… Mas ninguna está en situación tan desesperada como la de el señor de los trajes.
A la espera de disponer de los datos definitivos, el Gobierno central ha optado por no secundar las acusaciones implícitas --pero evidentes-- vertidas la semana pasada por Sáenz de Santamaría contra el Gobierno saliente. Mariano Rajoy prefiere guardar silencio a la espera de saber con precisión quiénes, dónde y en qué medida se han incumplido las previsiones de déficit. 
En todo caso, la Generalitat valenciana es, con ventaja, el mayor agujero negro presupuestario del Estado español. Esto ya está confirmado.
INFORMACIÓN puntual, en VOZPÓPULI y El país.
INFORMACIÓN relacionada: "Olivas ocultó a Rato la entrada de Bankia en los bonos patrióticos de la Generalitat valenciana".
NOTA:
Fuentes oficiales han reconocido a varios medios que el Tesoro Público carece de base legal para avalar a una comunidad autónoma, al tiempo que precisaban que la institución "se limitó" a dar su "aval verbal" (¿?) para propiciar que varias entidades financieras prestaran dinero a la Generalitat valenciana a fin de que esta cumpliera sus obligaciones con Deutsche Bank.

..  
ACTUALIZACIÓN (5 de enero 2012):
Finalmente, ABC --uno de los medios españoles que mejor practica la (des)información partidista, en su caso a favor del PP-- ha revelado que el ministro de economía, Luis de Guindos, fue quien solicitó un aval financiero, recomendación o presión para que un banco, el SCH, evitara el crac de la Generalitat valenciana. Más detalles, en ABC.

3 comentarios:

  1. Para esto sí vale el sector público...No tienen noción de lo que es vergüenza.

    ResponderEliminar
  2. Quien se crea que eso de la crisis está en vías de solución con las medidas puestas en marcha recientemente es que no tiene ojos en la cara. En 2012 va a ser necesario devolver mucho dinero y por muchas entidades públicas y privadas. Ya veremos lo que pasa. Es el sistema el que está en crisis. Durará más o menos pero seguimos en rumbo de colisión con el iceberg de la realidad.

    ResponderEliminar
  3. A J. ARBENZ,
    Ni siquiera saben lo que es la vergüenza, ni tampoco se lo plantean.
    A NAVEGANTE,
    Coincido contigo, no es una crisis puntual, ni mucho menos.
    El "sistema" está dando un giro estratégico, de fondo.
    La economía de quienes gobiernan, ¡que no son los gobiernos!, ya no necesita países en cuyas sociedades se apliquen los criterios propios del estado del bienestar. Esa barrera socio-política que garantizaba la estabilidad política ha dejado de ser necesaria para hacer dinero porque, entre otras cosas, ya no hay "enemigos" con los que competir, ni tampoco hay alternativas con peso social suficiente para plantar cara a la codicia --la socialdemocracia de la "tercera vía" contribuyó a destruirlas.
    ¿Crisis económica? Sí, el sistema tiene problemas económicos, pero el fenómeno --que no es casual ni está descontrolado-- va más allá de lo económico.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.