10 enero 2012

Países Bajos e internacionales

La economía de los Países Bajos refleja como pocas el beneficio que reportan la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i) y las consecuencias --en su caso positivas, pues también las hay negativas-- de la globalización de la economía, que ha comportado la desregulación [la eufemísticamente llamada liberalización] del comercio y de las operaciones financieras de ámbito internacional.
La reducida extensión y los escasos recursos naturales del país propiciaron que los empresarios y hombres de negocios neerlandeses (incluidos los flamencos de Bélgica) se afanaran en establecer relaciones y contactos en medio mundo, dotándose de una vasta red de misiones comerciales, ingenios, plantaciones y también dominios territoriales, desde Indonesia (varias de las mayores islas del archipiélago fueron colonias de los Países Bajos) hasta el Caribe, e incluso en la costa oriental y el sur de África, donde la élite bóer, o afrikáner, formada básicamente por los emigrantes de origen neerlandés, controló los principales recursos naturales de Sudáfrica hasta que se derrumbó el régimen racista.
..
Texto publicado en La voz de Galicia
Los pólder reflejan una forma de ser y de vivir
Pero Holanda [denominación popularizada en España pese a ser el topónimo de solo dos de las doce provincias del Reino de los Países Bajos] también acusa la actual crisis, prueba de ello es que ha cerrado el cuarto trimestre del 2011 con una caída de su producto interior bruto (PIB), aunque leve: el 0,2 %.
Sin embargo, este revés es de raíz casi exclusivamente financiera, no productiva ni comercial, pues las exportaciones neerlandesas crecen, al igual que las alemanas; por lo que es previsible una rápida recuperación de la buena salud de la que goza el país desde mediada la década de 1950, tras superar el desastre vivido en febrero de 1953, cuando colapsaron varios diques en la provincia de Zelanda provocando la muerte de 1.800 personas y perdidas multimillonarias.
A raíz de aquel suceso se puso en marcha el plan de construcción de los pólder, la técnica de diques mediante la que se gana terreno al mar y se regulan los efectos de las mareas; las obras del llamado Plan Delta concluyeron hace quince años y los pólder constituyen una de las más relevantes maravillas de la ingeniería humana.
Los Países Bajos sufrieron una destrucción todavía mayor y generalizada durante la Segunda Guerra Mundial, pues a pesar de que el Estado se declaró neutral en 1939, el III Reich invadió los Países Bajos y la Luftwaffe bombardeó sus principales núcleos industriales, sobre todo Róterdam, que por aquel entonces ya era el corazón industrial del país.
En paralelo, el ejército japonés desembarcó en Java y se apropió de las llamadas Indias Orientales Neerlandesas (Indonesia), que constituían una proverbial fuente de ingresos para el Estado holandés.
..
1950: La década milagrosa
En 1945, finalizada la guerra, la economía de los Países Bajos protagonizó la más rápida recuperación de Europa, en parte gracias a la generosidad del Plan Marshall, pero también porque casi todos los neerlandeses emigrados y los que habían expatriado capitales a causa de la guerra tuvieron un comportamiento patriótico e invirtieron en su país.
En 1951 el Reino de los Países Bajos --ya integrado en el Benelux; acrónimo formado con las primeras sílabas de Belgie, Nederland y Luxembourg-- fue uno de los seis socios fundadores (los otros tres fueron Alemania, Francia e Italia) de la Comunidad Europea del Carbón y el Acero (CECA), germen de la Comunidad Económica Europea (CEE, la actual UE), constituida en 1957.
La creación del Benelux [acrónimo formado con las primeras sílabas de Belgie/Belgique, Nederlanden y Luxembourg], lo que reportó a los Países Bajos beneficios que rara vez son valorados en su justa medida. La unión aduanera y la amplia liberalización de las actividades comerciales y financieras pactadas entre los miembros del Benelux favorecieron que el dinámico empresariado holandés dispusiera de un territorio cercano y de una sociedad afín donde invertir: Flandes (en esta región de la federalizada Bélgica se habla una variante del holandés y es de cultura y tradiciones neerlandesas; de hecho, ese territorio se desgajó de las llamadas Provincias Unidas, matriz del reino holandés, por motivos casi exclusivamente religiosos, pues la Reforma luterana triunfó en todo el territorio, excepto en Flandes, donde el catolicismo estaba fuertemente arraigado).
Ese hermanamiento favoreció a la industria holandesa y --unido al declive de las minas y de la siderurgia valonas-- propició que Flandes se haya erigido en el motor de Bélgica.
Hoy, la economía holandesa figura entre las diez más competitivas del mundo y el comercio (sumadas exportaciones, importaciones y operaciones que sus empresas realizan en o entre otros países) aportan más del 80 % del PIB. Un dato explica esta relevancia: los neerlandeses suponen el 0,21 % de los humanos, pero sus empresas protagonizan el 4,10 % del comercio planetario.
Y otro espejo: Róterdam es el primer puerto de Europa por el valor de las mercancías que allí se mueven, lo que en gran medida se debe a que es la puerta de entrada de más de la mitad de los combustibles que se consumen en Centroeuropa; no en vano, Róterdam está a tiro de piedra marítimo del que hoy es uno de los campos de extracción de gas más importantes del mundo, el ubicado en el subsuelo del Mar del Norte, en aguas británicas y noruegas.
..
Fortaleza social 
El de los Países Bajos es uno de los territorios más densamente poblados del mundo a pesar de que mediado el siglo pasado el Gobierno apadrinó la emigración --lo que a su vez contribuyó a internacionalizar aún más la economía neerlandesa-- a fin de paliar los negativos efectos económicos de la sobrepoblación. No obstante, los efectos de tan elevada densidad (400 habitantes por kilómetro cuadrado) los palía la extrema dispersión demográfica --la urbe más poblada, Ámsterdam, apenas suma 800.000 personas, pero con su hinterland supera los 3 millones.
Aquel plan gubernamental fracasó: de 1950 al 2000 la población aumentó un 50 % y sin embargo, a pesar de lo que implica semejante explosión demográfica y de los costes que genera una elevada población infantil, una de las bases más sólidas de la economía y de la estabilidad neerlandesas han sido los servicios sociales, en especial la enseñanza.
Prácticamente toda la población, los inmigrantes incluidos (19 % del censo), está alfabetizada, la formación permanente de carácter profesional es un criterio que aplican tanto el Estado como la mayoría de las empresas, el período medio de escolarización figura entre los más prolongados del mundo y, para redondear, los ciudadanos neerlandeses tienen la tasa de políglotas más elevada del Viejo Continente.

1 comentario:

  1. Me iría tranquilamente a vivir ahí. Me frena el mal tiempo y el caracter de ciertos holandeses. Un amigo de aquel país, que vive precisamente en francia, me habla de lo racistas y pesados con el tema del dinero que son.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.