16 febrero 2012

Bruselas, Madrid, el lío del déficit y las elecciones andaluzas

Antes de ayer la agencia Reuters --con el aval implícito pero indubitable del eurocomisario de Economia, el alemán Olli Rehn-- difundió un despacho informando de que el actual Gobierno español habría inflado la tasa de déficit del 2011, elevándola hasta el 8 % --si bien son cifras provisionales--; lo que formaría parte de la campaña que el PP desarrolla desde hace ya varios años para desprestigiar todo cuanto sea posible al anterior Ejecutivo y hacerle responsable del origen y de todas las consecuencias de la crisis, obviando que, básicamente, es un fenómeno de alcance internacional. Con lo cual, se supone que involuntariamente, también está laminando la credibilidad de la economía española. Pero todo vale...
La reacción del PP ante la posibilidad de que le levantaran la camisa fue mayúscula y el lío inter-institucional entre Bruselas y Madrid ha derivado en tragicomedia.
Una vez desatada la tormenta, el comisario de Asuntos Económicos evitó desmentir personal y públicamente la información de Reuters, y encomendó al portavoz de su departamento, Amadeu Altafaj, el papelón de comparecer en sala de prensa para enunciar el digo diego donde alguien dijo digo...
Y ayer miércoles, pese a la insistencia del Gobierno de Rajoy en negar la mayor, Reuters emitió una nota subrayando que «confiamos en nuestras fuentes. La información es el resultado de una semana de trabajo y ha sido contrastada correctamente».
Con la finalidad de enredar más el asunto y sembrar dudas ---lo cual, junto a la conspiranoia, forma parte de su estilo de hacer política--, dirigentes del PP e incluso miembros del Ejecutivo central han acusado de forma genérica a personas próximas al comisario de Competencia, el español Joaquín Almunia, de estar detrás de la filtración que originó el lío del déficit. 
En todo caso, a estas alturas creer lo que dice el Gobierno español es una cuestión de fe, máxime ante la inminencia de las elecciones autonómicas andaluzas.
Estos días en todos los círculos sociales, económicos y políticos [salvo en los del PP o en presencia de  dirigentes del PP] se da por seguro que el equipo de Mariano Rajoy y los gobiernos de las comunidades autonómicas donde gobierna la derecha esperan a que se hayan celebrado esos comicios para completar sus programas de recortes del gasto público, pues saben que llevar a la práctica todas sus intenciones antes de la jornada electoral reduciría las posibilidades de que su candidato a presidir la Junta andaluza, Javier Arenas, gane las elecciones.
Una vez superada esa convocatoria... ¡abróchense los cinturones!
DE INTERÉS:
"127.000 razones para creer que el Gobierno infló el déficit", en RADIOCABLE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.