09 febrero 2012

El Supremo se enroca y afirma que Garzón «debía» ser condenado

Nota de Baltasar Garzón:
Rechazo frontalmente la sentencia que me ha sido notificada en el día de hoy.
Lo hago por entender que no se ajusta a derecho, que me condena de forma injusta y predeterminada.
He trabajado contra el terrorismo, el narcotráfico, los crímenes contra la humanidad y la corrupción. "Lo he hecho con la ley en la mano y en unión de fiscales, jueces y policía. En este trabajo, siempre he cumplido con rigor las normas, he defendido los derechos de los justiciables y de las víctimas en situaciones muy adversas.
Ahora y a lo largo de este procedimiento, mis derechos han sido sistemáticamente violentados, mis peticiones de defensa desatendidas, el juicio oral una excusa, cuyo contenido ha sido utilizado sólo contra mí, prescindiendo de los elementos favorables que me beneficiaban, para, con ello, poder dar forma a una sentencia que ya estaba anunciada desde hace meses.
Mi actuación en el denominado caso Gürtel, se ajustó a la ley y en su desarrollo, tomé todas las medidas para garantizar el derecho de defensa y la investigación de delitos muy graves relacionados con la corrupción, partiendo de los contundentes indicios y para evitar la continuidad delictiva de blanqueo de dinero de los jefes mafiosos que utilizaban, como ya lo habían hecho antes, a los abogados designados.
Se me ha impedido aportar las pruebas que lo demostraban y se ha prescindido de la implicación y participación de abogados en la trama.
La afirmación que se contiene en la sentencia para justificar el supuesto dolo de que 'la inclusión de la cláusula previniendo el derecho de defensa dejando a un lado su efectividad, revela que sabía que su resolución afectaba a este derecho' es una aberración que contradice todo el sentido de la misma y se utiliza para eliminar la base de mi absolución. La sentencia no dice en ningún momento cual es el daño producido en el derecho de defensa y no lo dice sencillamente porque no existe. Lo inventa. Asimismo falta a la verdad cuando se dice que no se ejecutó la medida de salvaguardar dicho derecho, cuando personalmente me cuidé de garantizarlo y así lo avalan las pruebas practicadas e ignoradas por el tribunal.
Esta sentencia, sin razón jurídica para ello ni pruebas que la sustenten, elimina toda posibilidad para investigar la corrupción y sus delitos asociados abriendo espacios de impunidad y contribuye gravemente, en el afán de acabar con un concreto juez, a laminar la independencia de los jueces en España.
Acudiré a las vías legales que correspondan para combatir esta sentencia y ejerceré todas las acciones que sean pertinentes para tratar de paliar el perjuicio irreparable que los autores de esta sentencia han cometido.
Madrid, a 9 de febrero de 2012.
Coincido con Carlos Jiménez Villarejo, ex fiscal anticorrupción, en las declaraciones que ha realizado hoy a través de La ventana, programa de Cadena SER:
«El Supremo es un tribunal arrodillado a la corrupción que representa Gürtel (...) Esta sentencia es un balón de oxígeno para la corrupción (...) El Supremo es una casta de burócratas».
ENLACE a "La condena de Garzón, entre la ignorancia y la ofensa", por Carlos Jiménez Villarejo, en EL PLURAL.  
INFORMACIONES puntuales sobre el suceso, en:
CATALUNYA·PRESSEl correoEl mundo, El país, EL PLURALEl periódico, ESTRELLA DIGITAL, Europa Press, INTER PRESS SERVICELAINFORMACION.COM, La reppublicaLa voz de Galicia, Le mondePRAZA PÚBLICA, NUEVA TRIBUNAPúblico, RADIOCABLE, The New York times, 20minutos y VILAWEB.
OPINIONES en la Blogosfera:
DIARIO DEL AIRE, DÍAS COMO TODOSEL ALTABLOGEL GATO CON VOTAS, EL PERISCOPIO, EL VIAJE DE ULISES, ESCOLAR.NETGUERRA ETERNANOTICIAS QUE DEJAN HUELLA y SE NOS VE EL PLUMERO.
CON ANTERIORIDAD, en ImP:
Feb. 2012, "Otra prueba de que en la Administración española hay quienes siguen colaborando con la dictadura",
Enero 2012, "Un detalle del juicio abierto a Garzón revela el grado de independencia del poder judicial",
Sept. 2010, "A fin de condenar a Garzón, el Supremo pone España en el mapa de la ignominia mundial"
Abril 2010, "Juzgar a Garzón dinamita la ejemplar transición a la democracia",
Abril 2010, "¿De qué sirve alardear de democracia sin rigor ético ni jurídico?"
Abril 2010, "El poder judicial parece incapaz de distinguir entre ciudadanos y súbditos", 
Marzo 2010, "Al presidente del Tribunal Supremo: No somos súbditos, sino ciudadanos",
Septiembre 2009, "Bambi sólo se emplea con dureza con los amigos",
Sept. 2009, "El caso Garzón desnuda el ¿Estado de Derecho? español",
Mayo 2009, "El denunciado es Garzón, pero no sólo Garzón".

3 comentarios:

  1. Que se prepare el juez Castro, que esta llevando el caso Urdangarín, esto acaba de empezar, el PP ha iniciado su contrarreforma.

    ResponderEliminar
  2. Es una gran vergüenza para la Justicia, pero también lo es para el conjunto apático de la ciudadanía. Y mucho, puesto que a la ciudadanía es a quien están hurtando los derechos, aprovechando la completa indiferencia que suscita todo lo que no ande relacionado con el deporte televisado o la vida de Belén Esteban.
    Saludos cordiales, pero apenados.

    ResponderEliminar
  3. Cuando la Justicia pierde la vergüenza y las formas lo ciudadanos le pierden el respeto y eso es lo que les ha pasado. Cuando el Tribunal Supremo se confunde con un nuevo Tribunal de Orden Público se desvirtúa por completo.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.