25 marzo 2012

En España rige la hora de Centroeuropa por imposición franquista

A bote pronto, el titular puede parecer exagerado, pero es la estricta constatación de un hecho objetivo que, como tal, no obedece a una interpretación ideológica de los hechos: España sigue en y con la hora del III Reich... o la hora de Franco sigue vigente, como usted prefiera.
Si lleva puestas las gafas ideológicas, prescinda de ellas, por favor, y lea.
En una conferencia internacional celebrada en Washington en 1884, se organizó el sistema de husos horarios que hoy sigue vigente. Representantes de países de todo el mundo fijaron una hora 0 de referencia mundial, que fue otorgada al meridiano de Greenwich, la hora GMT [por "Greenwich mean time", que recientemente fue perfeccionada con la hora UTC, por "Universal time coordinated", calculada con relojes atómicos].
Partiendo de esa línea imaginaria que une los polos, los técnicos reunidos en Washington en 1884 dividieron virtualmente el planeta en 24 franjas o husos y, atendiendo a que el sol alumbra la Tierra de este a oeste, se establecieron retrasos (hacia poniente) o adelantos (hacia levante) de una hora con relación a la GMT, la hora 0 de Greenwich.
..
La hora del III Reich 
Teniendo en cuenta que más de las tres cuartas partes del territorio de la Península Ibérica están al oeste del meridiano de referencia, España y Portugal quedaron alineadas en el huso 0 -1 hora, que es el que también corresponde a Irlanda, Gran Bretaña y a la costa atlántica de Francia, si bien en este país sí rige el huso horario centroeuropeo porque el 80 % de su territorio está situado al este del meridiano de Greenwich [ver mapa que ilustra el post].
España mantuvo el huso horario de la Europa atlántica hasta 1940, cuando el régimen franquista decidió cambiar la ubicación horaria del país por razones ideológicas e implantó el huso horario del III Reich, que era el sol de Serrano Suñer y demás pro nazis del gobierno implantado tras la guerra desencadenada por el golpe de Estado del 18 de julio de 1936.
Esa decisión política del primer gobierno de Francisco Franco burla el tiempo que marca la luz del astro rey por el efecto de los movimientos de traslación (la Tierra respecto del sol) y de rotación (la Tierra sobre si misma).
Los efectos del injustificable decreto de 1940 se han visto agravados un poco más con la ulterior decisión de ámbito comunitario de aplicar el vaivén horario invierno-verano, motivo por el que hoy, último domingo de marzo, la Unión Europea obliga al sol a salir una hora antes.
La decisión franquista de someter los relojes españoles a las manecillas nazis sigue vigente.
..
[El gobierno filonazi de Vichy también cambió el huso horario que se aplicaba con anterioridad en Francia, que era el mismo que el de Gran Bretaña, para adoptar el de Centroeuropa, el del II Reich, y esa medida también se ha mantenido hasta hoy.
Sin embargo, en Francia una vez terminada la segunda guerra mundial se celebró un debate parlamentario al respecto y los diputados decidieron dejar en vigor el huso centroeuropeo por dos motivos: primero y fundamental, porque es el que corresponde a la mayor parte del territorio galo y, segundo, porque ya se había iniciado el proceso político-institucional europeísta, de modo que desde un punto de vista económico interesaba mantener unificado el huso horario de los seis países fundadores de la CECA (germen de la futura CEE): Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo y Países Bajos]
..
En fin, la "españolada" franquista que refleja fielmente el chocante título de este post es real y además permite recordar de donde venimos [...y quizá adonde vamos].

2 comentarios:

  1. Lo mas reprobable es que la democracia haya carecido de personalidad propia y mantenga la norma. Seguimos siendo burros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hasta los relojes fueron "nazionalizados", imagínese usted lo que ocurrió con cuestiones más sustanciales.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.