22 marzo 2012

"FInancial": La burbuja inmobiliaria sigue viva y los precios deben bajar

Cada vez es más habitual que los ciudadanos españoles tengan que recurrir a internet o a emisoras extranjeras de radio y TV, pues sólo así logran acceder a datos para entender qué ha ocurrido, qué pasa y qué será de la economía cotidiana a corto y medio plazo [de macroeconomía, mejor no hablar].
La última edición del Financial times incluye un texto de Wolfgang Münchau, acreditado experto en asuntos financieros e inmobiliarios, mediante el que expone lo que ya intuían o sabían cientos de miles de ciudadanos y lo que saben casi todos los economistas que no trabajan para la Administración ni para la banca y grandes empresas: la burbuja inmobiliaria española ha sido tan voluminosa que sigue viva, de modo que los precios de la vivienda todavía bajarán más. Y más.
..
La desproporción precios-salarios dificulta superar los males acumulados
Münchau, al igual que los españoles que se niegan a cerrar los ojos, considera que los precios de los inmuebles todavía son desmesurados, máxime en un país cuyo salario medio suma poco más de 1.000 euros mensuales.
Si usted sabe de algún familiar o amigo que haya decidido comprar piso o casa, le hará un favor si logra que haga números con frialdad y le convence de que espere --salvo que encuentre a uno de los muchos desesperados que ofrecen gangas porque no pueden pagar la hipoteca.
Los precios seguirán bajando y la resistencia de los bancos a perder margen cederá, ya está cediendo pero lentamente porque el Estado y el BCE les están inyectando líquido.
Lo más divertido, por patético, es que hay analistas y consultores españoles que para defender los intereses de sus clientes --¡y los personales!-- han replicado inmediatamente la tesis de Münchau recurriendo a absurdos juicios de valor moral, acusando al columnista de «imprudente» --es decir, incorrecto, que es el calificativo reservado para quienes dicen lo que no se debe decir...
A los beneficiarios del río revuelto y de la selva que se empezó a crear en la segunda mitad de los noventa les disgusta que se digan las verdades sin rodeos, pese a que todo el mundo las sepa o pueda saberlas; salvo los desinformados, los ingenuos y los cómodos que prefieren no ver la realidad, amén de los que la maquillan  por motivos económicos o electorales --que no políticos.
Esto va para largo y el Estado, ahora en manos del PP, contribuye cada vez más y mejor a que se prolongue, pues elude la que en momentos como el actual debería ser su obligación si gobernara para la inmensa mayoría de la población: invertir, mantener el gasto público --racionalizándolo-- y reformar la fiscalidad, que sigue coja por tener la popa anclada en el hábito franquista de parchear y aparentar, con una inspección de mentirijillas y evitando que los ricos paguen más.
..
NOTA:
De la burbuja inmobiliaria son tan responsables el PP como el PSOE; el primero porque fue el gobierno de Aznar López quien declaró potencialmente urbanizable todo el territorio español y en el caso del PSOE, por haber seguido la estela de un modelo de crecimiento económico que no era tal, pues sólo servía para fabricar ricos que ahora se están arruinando y, sobre todo, ha servido para aumentar la fortuna de quienes ya eran ricos antes.
..
ENLACES:
* Financial times, y 
* Traducción parcial al castellano del artículo de Wolfgang Münchau, vía IDEALISTA.COM.
..

1 comentario:

  1. bueno a mi me parece que el sector inmobiliario esta en una fuerte crisis desde hace mucho rato.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.