18 marzo 2012

La tuitera Yoani Sánchez bate marcas y va camino de figurar en el Guiness

La cubana Yoani Sánchez, creadora y mantenedora de la bitácora Generación·Y, también surfea en Twitter, red social en la que suma en torno a 225.000 seguidores.
Dejando de lado aspectos tan curiosos como que sólo una treintena de esos seguidores residen en Cuba, es inevitable preguntarse cómo es posible que haya obtenido semejante penetración telemática alguien que sufre gravísimas dificultades de comunicación y un penoso e inconstante acceso a internet, según ha subrayado ella misma en reiteradas ocasiones.
Hay un sitio web, followerwonk.com, que permite conocer los perfiles de las comunidades de seguidores en Twitter. En el caso de la cubana Sánchez, ese análisis arroja resultados muy interesantes, según la comprobación realizada por Jorge Rivas.
..
50.00 seguidores ficticios
A partir de junio de 2010 Sánchez o alguien desconocido ha inscrito a diario en Twitter cientos de cuentas de seguidores de la bloguera cubana, en ocasiones hasta más de 500 en 24 horas y lo que es todavía más sorprendente, en torno a 50.000 de esos entusiastas tienen las cuentas habitualmente inactivas pero, ¡zas!, cientos de ellos resucitan en ocasiones puntuales para emitir o miles de tuits y retuits.
Nadie ignora que la popularidad en Twitter --es decir, el número de veces que cada tuit lanzado es leído o retuiteado-- guarda proporción con el número de seguidores que tiene la cuenta; a más seguidores, mayor es la exposición de los mensajes.
Inevitablemente, en su día varios emprendedores y técnicos de los campos de la telecomunicación y de la informática diseñaron instrumentos automáticos que son utilizados para ganar seguidores virtuales, audiencias, prestigio, imagen, credibilidad, ventas y demás ventajas y rentabilidades.
Ese tipo de operaciones ya son habituales en todos los países de Occidente, tanto en los más desarrollados como en los emergentes y ene l Tercer Mundo, y ese ardid es practicado por empresas con legítimos fines comerciales y también por políticos profesionales (no todos, lógicamente) que recurren a la tecnología para crear ejércitos de seguidores en las redes sociales, sobre todo durante los meses previos a unos comicios y durante las campañas electorales.
El análisis de los seguidores de Yoani Sánchez revela que es clienta o ha sido agraciada de o por una/varias empresa/s del sector TIC.
..
[Crear cientos de perfiles que lancen mensajes para generar miles de seguidores cuesta entre 8.000 y 12.000 euros, según el país donde esté radicada la empresa que se encargue de la operación; posteriormente, mantener esos seguidores requiere nuevas inversiones, motivo por el que numerosos políticos profesionales pierden parte o casi todos sus seguidores una vez celebradas las elecciones. Sin embargo, Sánchez mantiene (o le mantienen) un club de fans inusualmente estable por oneroso...]
..
Excelentes herramientas, óptima conexión y trabajo de equipo 
Cabe la posibilidad también de que la disidente cubana sea esclava de su anticastrismo, hasta el punto de haberlo convertido en una obsesión, pues... 
* Dispone de conexión a la Red permanente y de excelente calidad --que Sánchez mantendría en secreto, quizá en un zulo, para evitar que los castristas se la corten;
* Ha adquirido notables conocimientos de informática;
* Permanece durante prolongados períodos de tiempo (meses) durmiendo un máximo de dos o tres de cada 24 horas;
* Trabaja sentada delante del ordenador unas 16/18 horas diarias… etcétera, etcétera.
Sólo así --y con reservas-- es ¿posible? que una sola persona administre varios miles de perfiles en Twitter que a su vez rebotan miles de mensajes cada día; además, Sánchez también envía cientos de SMS. En fin, es un prodigio de la naturaleza o bien, esto es más lógico, alguien o ella misma paga a una empresa especializada.
..
[Durante los últimos cuatro años Yoani Sánchez ha tenido elevados ingresos debido a los sucesivos premios remunerados que le han sido concedidos en varios países, también en España; lo que quizá podría permitirle abonar servicios externos, además de la factura por la conexión a internet y los envíos masivos de tuits y SMS]
..
Si la señora Sánchez es tan podre como dice, no puede afrontar el coste de las "máquinas" que permiten crear cientos de seguidores; luego, ¿quién las paga?
Casi todo es posible, desde que sea el propio gobierno cubano [los caminos de la política son inescrutables, diría un conspiranoico] hasta que el encargado de pagar la publicidad sea un servicio de inteligencia extranjero; o quizá el éxito de la juana de arco habanera en Twitter está financiado por uno o varios de los cubanos que huyeron de las garras del poder rojo y se enriquecieron en Miami... ¡vaya usted a saber!
En todo caso, una de dos: o Sánchez es una trabajadora increíble (literalmente) o alguien financia tan extraordinaria actividad telemática [sin olvidar que la anticastrista solicita donaciones a sus lectores y quizá sea cierto que, según ella ha comentado, son «muchos» los que aportan dinero a tan singular domund].
..
CON ANTERIORIDAD:

1 comentario:

  1. Simplemente, tendrá cómplices en Europa que, en plan favor, le han ofrecido esos servicios. Es un poco 'trampa', pero bueno.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.