22 marzo 2012

Hay bancos y cajas que "colocaron" preferentes a personas analfabetas

A pesar de que la Fiscalía General del Estado parece vivir en la luna de València, las participaciones preferentes se han convertido en una de la más relevantes demostraciones de la carencia de ética de numerosos bancarios y, en paralelo, constituyen una prueba palmaria de la inutilidad del Estado frente al poder de la banca.
Lea, por favor:
Reproducción facsímile de uno de los
contratos suscritos con la huella dactilar
«Las participaciones preferentes son un producto financiero sofisticado, que no está cubierto por el Fondo de Garantía de Depósitos, y con riesgos tales que pueden ocasionar pérdidas para los clientes (...) La advertencia la hizo en 2009 la CNMV [Comisión Nacional del Mercado de Valores], pero ello no fue obstáculo para que las entidades financieras españolas colocaran desde 2003 más de 12.000 millones de euros...
«Para comprar esa participación, además, [el cliente] debía de superar unos test de idoneidad en los que el interesado decía haber comprendido los riesgos del producto, la complejidad que conlleva, sus cláusulas... En algunos casos, para saltarse el test (que no podría superar el afectado), el banco incluía en el papeleo una anotación en la que se detallaba que el cliente no había facilitado su perfil de idoneidad, una salvaguarda para la entidad, como explican en el despacho de abogados Concheiro & Seoane».
La inseguridad jurídica en el Estado español es impropia de la Unión Europea.
..
MÁS detalles, en La voz de Galicia.
CON ANTERIORIDAD:

1 comentario:

  1. Lo peor de todo esto es que se siguen cometiendo estas y otras tropelías a cuenta de la "letra pequeña" que nadie lee. En este país llamado España siguen triunfando lo "pillos". Hay más mentiras y actuaciones irregulares de lo que nos imaginamos. Solo están saliendo a la luz las cosas más gordas o aquellas que por casualidad han sido descubiertas. Seguimos en fase de transición mental hacia la democracia. Aún no hemos llegado ni de lejos.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.