21 abril 2012

El ansiolítico del circo propicia que Rajoy invente el "derecho a la información futbolística"

España es un Estado de Derecho tan singular que el Gobierno impone obligaciones
a unas empresas para beneficiar a otras, en contra de la legalidad vigente
..
Por lo visto, escuchado y leído, el Gobierno de Rajoy sortea o tapa todos los charcos que le corresponden: presupuestos, sanidad, educación, banca, deuda, Botsuana, Repsol-YPF, etcétera y etcétera; pero tiene claro que debe meter los dos pies en charcos que son ajenos a la cosa pública, como el pleito económico entre la patronal de clubes Liga de Fútbol Profesional (LFP) y las empresas propietarias de emisoras de radio.
La LFP [asociación de entidades privadas que desarrollan una actividad económica: explotar una competición deportiva profesional, comercializada y organizada para ganar dinero] ha exigido que las empresas que hacen negocio retransmitiendo el espectáculo paguen por el producto que ofrecen los clubes.
A mayores, un elevado número de los recintos en los que se celebran esos espectáculos también son  de propiedad privada, luego sus propietarios tiene derecho a cobrar la entrada y fijar los precios que estimen convenientes y hacerlo libremente, ¿no dicen que España es una economía de libre mercado?... por ejemplo, el libre comercio impone sus reglas para alimentarse y tener techo donde cobijarse.
En el caso de los campos de juego de propiedad pública las empresas-clubes suscriben contratos con la Administración propietaria del recinto para disponer de las instalaciones durante una serie de horas y días convenidos a cambio de abonar un alquiler, o cubriendo parte de los costes de mantenimiento.
En todo caso, sea en un recinto de propiedad privada o pública, el espectáculo constituye una actividad o negocio privado.
[En este punto conviene tener presente que si la Administración propietaria del recinto cobra poco, mucho o nada por el uso del estadio, este es otro asunto y otro charco, si bien hay bienes públicos de por medio y las instituciones deben inmiscuirse para que las empresas privadas que hacen negocio no se beneficien del dinero público.
Hay empresas-clubes que pagan salarios millonarios y que enriquecen a una treintena de personas y, sin embargo, abonan una cantidad testimonial --¡o nada!-- por disponer de instalaciones públicas en las que, en cambio, al resto de los ciudadanos y entidades se les aplican tasas que multiplican por 100, por 500 e incluso por 1.000 y por 10.000 lo que pagan las empresas-clubes que hacen negocio... caso del estadio municipal de Riazor, en A Coruña]
..
Un debate absurdo y propio de idiotas
El público que acude a disfrutar de un espectáculo de la LFP abona una entrada y las emisoras de TV que lo retransmiten pagan por ello... y no poco, pero compensa, pues hacen negocio.
Todos pagan para disfrutar o extraer beneficio del espectáculo, incluidos los telespectadores, pues los canales de TV cobran una cuota (PPV, pago por visión) y venden las imágenes a otros medios para obtener ingresos, amen de obtenerlos por publicidad [justo lo mismo que hacen las emisoras de radio].
A nadie sensato se le ocurre exigir que las cámaras de TV tengan derecho a acceder gratuitamente a los estadios para retransmitir el espectáculo a cambio de abonar sólo el coste de ocupar varios asientos para ubicar sus equipos y profesionales.
Y a nadie sensato se le ocurre apelar a la libertad de información para forzar la entrada gratuita de prensa, radio y TV en teatros, palacios de congresos, hípermercados, centros culturales y sociales de carácter privado en los que se organizan eventos o espectáculos de iniciativa privada.
..
Un gobierno futbolísticamente intervencionista
Otra cosa es que a los organizadores de un evento privado les interese por motivos comerciales u otros la presencia de los medios y faciliten su acceso.
¿Es legítimo y legal que un gobierno obligue a permitir el acceso gratuito de los medios a representaciones teatrales, competiciones de trial indoor o de F1, a proyecciones de películas o a eventos que versen sobre informática, sexo, cirugía u otros productos y servicios?
Pues bien, el Gobierno de Rajoy es intervencionista con un negocio privado concreto, el de la LFP, y ha destapado una caja de truenos jurídicos aprobando un decreto que obliga a unas empresas (los clubes) a regalar o dar tratamiento ventajoso a otras (emisoras de radio), en tanto que otras empresas (canales de TV) y el público en general deben pasar por caja sin exenciones ni descuentos legales.
Según Rajoy y sus asesores, hay empresas que tienen derecho a disfrutar del todo gratis o de rebajas por hacer lo mismo que otras que deben abonar millones de euros por retransmitir el espectáculo.
¿Acaso existe un derecho de información de espectáculos y actividades lucrativas privadas? Ese derecho no existe, se lo ha inventado el PP y si este fuera un Estado que realmente garantizara la seguridad jurídica, esa ley sería derogada por inconstitucional. 
Catalogar legalmente de "espectáculo público" o "de interés público" un partido de fútbol profesional entre los equipos de dos empresas privadas que organiza una patronal (LFP) es, sencillamente, una aberración jurídica propia de un país donde reinan los "listos" con sus desmadres y chapuzas.
..
El fútbol es otra religión rentable
para el poder político 
Ya ve usted, amable lector/a, el Gobierno está dispuesto a meterse en ese charco y, en cambio, no mueve un solo dedo [tampoco los diputados ni los senadores] para garantizar el acceso de los periodistas a todos los plenos de los ayuntamientos o a la documentación oficial que no ha sido declarada reservada por razones de seguridad.
Para redondear, el Gobierno ha decretado que en el caso de que las empresas de la LFP y de la radiodifusión no se pongan de acuerdo, la Administración intervendrá para fijar un justiprecio.
La verdad, resulta chocante ese intervencionismo teniendo en cuenta que el Gobierno evita inmiscuirse por razones legales en transacciones comerciales que afectan a productos o servicios de primera necesidad: energía eléctrica para el hogar o alimentos y ropa de abrigo, entre otros.
Todo vale con tal de utilizar el circo romano de los siglos XX y XXI para idiotizar o tener entretenida a la ciudadanía... la que está dispuesta a ser idiota, naturalmente, que no es poca... y vota. 
No tienen vergüenza, ni tampoco hay una sociedad civil ni una Justicia independiente que les obligue a tenerla.
En fin, amable lector/a, sonría para no llorar... ¡país!
..
CON ANTERIORIDAD:

1 comentario:

  1. Spain. ¡POR LA INSURRECCION ENERGETICA!.

    El 8 de abril de 2012, una vez más, fui detenido ilegalmente en A Estrada (Pontevedra, Spain). Me negué firmemente a colaborar y, tras ello, agarré vigorosamente el volante de mi coche. Un policía local sacó de su bolsillo una porra extensible. Y con su vértice golpeó con rabia las uñas de mi mano derecha. Las trituró contra la superficie del volante, hasta hacerlas sangrar. Cuando el dolor se tornó insoportable extendí mi brazo izquierdo. Entonces lo agarró impetuosamente y procedió a torcer mi antebrazo como si de una toalla se tratara. Los ligamentos del codo fueron casi quebrados y el daño anuló la resistencia de mi cuerpo. Mi cerebro obnubilado vio como ese cuerpo era arrastrado fuera del coche y tirado sobre el arcén. Al mismo tiempo salvajemente abatieron contra el suelo a mi hijo y lo esposaron. Y... ¡aquí, con vosotros, el pueblo, vuelvo a estar!.

    Este régimen ya no es "sostenible". Necesario es aunar esfuerzos para derogarlo. Ataquemos lo que más le duele: sus beneficios económicos.

    ¿No habeis notado como vuestros coches consumen ahora más combustible?. Dicen por ahí que hace meses disminuyeron el poder energético de los mismos. Los pagais más caros y os duran menos. Las grandes petroleras están haciendo con vosotros un negocio redondo. Para ir a la misma velocidad teneis que pisar más vuestro acelerador. Y a mayor carga de trabajo sobre el coche, más desgaste, y menos duración del vehículo. Y la gran industria del automóvil está también haciendo con vosotros un negocio redondo. Os expolian y no os enterais. ¡Son unos sinvergüenzas!. En la sede teneis la publicación de un gallego (con un par de huevos) que os enseñará a usar aceite vegetal (sí, aceite de cocina, aceite de freir) en vuestros coches, camiones, tractores, calderas de calefacción...

    Agrucultores de nuestra Galiza: el girasol no se da bien en esta tierra, pero la colza sí. Ya, sin daros cuenta, la estais cultivando. La llamais "colinabo, nabillo,  nabiza , nabo, nabo forrajero, nabo gallego...". Con leves modificaciones en vuestras viejas máquinas de triturar la uva, podreis triturar las semillas de colza. Con leves modificaciones en vuestras viejas máquinas de prensar la uva, podreis prensar la colza. Volvereis a tener cultivos rentables en vuestras abandonadas tierras, y nosotros tendremos combustible barato para nuestras calderas de calefacción y nuestros coches. ¡Levantaos y hacedlo!.

    Pueblo de explotados. Si teneis miedo de usar el aceite, sabed que un grupo de compañeros socialistas, comunistas y anarquistas han probado ya las siguientes mezclas sin que las máquinas sufrieran ningún daño:

    .) Para coches diesel 20 euros de gasoil con un euro de gasolina sin plomo y dos litros de aceite de girasol.

    .) Para calderas 45% de gasoil con 45% de aceite vegetal y 10% de gasolina sin plomo, a 11,5 bares de presión y máximo aporte de aire.

    ¡La Universidad, la Cultura y la Ciencia Por y Para el Pueblo!... Pulsar "Entrar" en:

    http://aims.selfip.org/spanish_revolution.htm

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.