26 junio 2012

El rescate de la banca empeora las cuentas públicas de España y carece de efectos en la economía real

Mientras el Gobierno de Rajoy y las autoridades políticas y económicas de la eurozona negocian las condiciones del préstamo que recibirá la banca española, abundan las especulaciones y las intoxicaciones.
No obstante, en ese rebumbio mediático hay cinco aspectos que ya tiene la calidad de certeza por mucho que Mariano Rajoy y sus escuderos se empeñen en silenciarlos o presentarlos a su gusto. Veamos:
1. El objetivo único del préstamo de hasta 100.000 millones de euros que el Eurogrupo ofrece al Estado español es tapar los agujeros de la banca. Esa montaña de dinero sólo tiene esa finalidad y, de rebote, servirá para que la banca haga frente a sus compromisos transnacionales (por ejemplo, con la banca alemana).
2. Al margen de las inquinas que suscite el Gobierno alemán debido a sus criterios cortoplacistas, desde un punto de vista estrictamente económico es lógico que el Eurogrupo se niegue a prestar el dinero directamente a los bancos e insista en que el Estado español sea el receptor y, por tanto, no avale el crédito sino que sea el titular del préstamo.
3. La inyección que recibirá España para salvar bancos incrementará en aproximadamente 10 puntos la deuda pública, que al finalizar el actual ejercicio rondará o acaso superará el 90 % del producto interior bruto (PIB); además, el crédito que recibirá el Estado impedirá que el Gobierno cumpla el objetivo de reducir el déficit presupuestario.
Si el Estado español recibiera la totalidad de esos 100.000 millones de euros antes de finalizar este año y fueran computados en las cuentas del actual ejercicio, el déficit superaría el oficialmente previsto en más de 4 puntos.
4. La inyección de dinero que recibirá la banca no resolverá la escasez de crédito que acusan las empresas; es decir, carecerá de efectos en la economía real (empresas incluidas) y por tanto no generará empleo en medida apreciable.
5. La raíz fundamental del problema que arrastran bancos y cajas empezó a crecer de forma descontrolada en 1997, cuando el Gobierno de Aznar López decretó potencialmente urbanizable el 100 % del territorio y luego el Gobierno de Rodríguez Zapatero no quiso o no se atrevió a poner coto al despropósito, de modo que bancos y cajas se dedicaron a hacer dinero inflando una irracional burbuja inmobiliaria. Resultado y problema: la banca es la principal propietaria de inmuebles en desuso, luego sus activos son en gran medida un bluf.
..
[La cifra de viviendas en desuso en España ya supera los 3 millones (incluidas las inacabadas), según datos del propio Ministerio de Fomento. Tan extraordinario volumen de ladrillo congelado se debe, básicamente, a que los precios siguen siendo artificialmente elevados. El sistema bancario español vive la crisis de los precios simulados
Basta un dato para tener una idea cabal del desmadre: durante el período 1985-2010, el precio medio de la vivienda aumentó a un ritmo del 8,4 % anual; lo que supone un alza acumulada durante esos cinco lustros del 659,5 %]
..
El Gobierno de Rajoy puede marear la perdiz y pintar de verde el desierto, pero esas cinco certezas seguirán formando parte de la realidad al margen de los plazos de amortización e intereses que finalmente se pacten para el crédito de hasta 100.000 millones de euros.
..
DE INTERÉS.
"El agujero de Bankia en números que se entienden", en ESCOLAR.NET, 
"Un mal rescate que nos empujará al abismo", por Juan Torres López, en NUEVA TRIBUNA, y 
"Sindicatos europeos piden a la UE la compra sin límites de deuda española e italiana", en NUEVA TRIBUNA.
..  
1ª ACTUALIZACIÓN (29 junio 2012)
Cumbre europea: Confusión premeditada
..
«¿Son tontos del culo o se trata de algún tipo de estrategia?»,
en
 BernardoVergara.com

Pulsar sobre la viñeta para ampliarla
Tras la reunión de jefes de Gobierno de la eurozona recién celebrada en Bruselas, la práctica totalidad de los medios han subrayado que el presidente Mariano Rajoy se ha salido con la suya al arrancar un acuerdo por el que la inyección de dinero (rescate) para la banca española se realizará directamente, sin pasar por el Estado; de modo que el préstamo europeo no incrementaría la deuda ni el déficit públicos.
Sin embargo, ese acuerdo tiene letra pequeña, en la que el Gobierno alemán ha incluido una condición sine qua non: la inyección de dinero para la banca se hará directamente cuando exista un supervisor bancario único de ámbito comunitario, que dependerá del Banco Central Europeo... Lo que en rigor supone aplazar la recapitalización directa de la banca. Así las cosas, el éxito de Rajoy no es efectivo, sino que se trata de un futurible; salvo que sea arbitrada una solución puente...
Las negociaciones (reuniones y debates a varias bandas), así como la tramitación institucional del texto pactado y la creación del supervisor bancario de la eurozona requerirá meses. Ese proceso no será fácil, pues será preciso tocar aspectos de la estructura de la Unión Económica y Monetaria.
La pregunta es obligada: ¿Cuánto tiempo puede resistir la banca española a la espera de esa recapitalización?; lo que lleva a otro interrogante: ¿cuánto tiempo puede resistir el Estado español los ataques financieros vía prima de riesgo? 
Por ende, ni siquiera está claro que la novedad legal por la que será creado el supervisor bancario vaya a tener carácter retroactivo y, por tanto, no es seguro --ni mucho menos-- que el posible préstamo que pudiera haber recibido con anterioridad la banca española vía Estado deje de ser computada como deuda pública cuando sea instaurado el supervisor bancario de la UE.
En resumen, el éxito de Rajoy es, de momento, sólo teórico.
..
DE INTERÉS: "Quienes se apresuraron a celebrar los resultados de la cumbre del viernes 29 de junio, ni siquiera comprenden la crisis de la política europea", por Wolfgang Münchau, vía SIN PERMISO.
.. 
2ª ACTUALIZACIÓN (20 octubre 2012):
Tal como era de prever, el supervisor bancario de la eurozona va para largo (2014) y cuando entre en vigor esta institución las medidas adicionales que conlleve no tendrán carácter retroactivo; es decir: «En contra de lo anunciado por Rajoy, salvar bancos sí lastra la contabilidad de España».

5 comentarios:

  1. La "fiesta" no ha hecho más que empezar. Y como en los tiempos de Franco se escuchaba Radio Pirenaica para obtener otras informaciones diferentes a las oficiales del régimen, ahora hay que leer la prensa extranjera con corresponsales en España. La imagen que transmiten es la que es: un país que da pena. Con una clase política y empresarial lamentable. Viciendo todavía de sus grandezas pasadas y alguna presente gracias a "La Roja".¡Cuántas tonterías se están leyendo en los medios hispanos esta temporada!.

    ResponderEliminar
  2. Por si todo lo dicho fuera poco, un iluminado Almunia se descuelga el otro día sugiriendo que el Estado dedique una partida de sus presupuestos a pagar el descalabro que los bancos han causado a muchos ahorradores con el timo de las "participaciones preferentes". Es decir, no que paguen los timadores el mal que han causado, sino que nos encarguemos los ciudadanos de enmendar el fraude que los bancos han perpetrado, tras convertir a muchos de sus comerciales en virtuales trileros.

    Aunque, por otra parte, algunos de los engañados argumentarán con razón que las autoridades financieras del Estado no pusieron trabas a la repugnante maniobra fraudulenta.

    No creo que exista en Europa un solo Estado en que el ciudadano esté más desvalido y abandonado frente a la pululante caterva de mangantes y desvalijadores. El Estado español no es que sea una ruina. Es un verdadero peligro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esencia, manipulan datos y mixtifican gestos.

      Eliminar
  3. Menudo espich ("Cortar por lo insano") sobre la crisis se marca tu exjefe en La Voz de ayer. Tiene mérito ser capaz de escribir todo eso sin bajarse del Ferrari.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que imparta consejos no es preocupante, lo inquietante es que trasmita actitudes y consignas de corte nihilista, pues denuesta el funcionamiento democrático al confundir prácticas con esencias.
      Y lo hilarante es que predique lo contrario de lo que se hace en su propia empresa.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.