05 octubre 2012

Un juez alude a la decadencia de la clase política y el PP lo tacha de «pijo ácrata»

Si lo hubiera dicho un miembro de un partido "políticamente incorrecto"
o un "indignado", ya estaría imputado por desacato o delito similar
.. 
El portavoz adjunto del PP en el Congreso de los Diputados, Rafael  Hernando, ha calificado al juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz de «pijo ácrata».
El enfado del diputado conservador se debe a que el funcionario de Justicia ha desestimado abrir procedimiento contra un grupo de participantes en la manifestación del 25-S a los que el PP y el Gobierno de Rajoy han llegado a acusar de ¡intento de golpe de Estado! [...todavía no han condenado el golpe de Estado de 1936 y ahora dan lecciones de respeto al Estado de Derecho porque les molestan las protestas].
Luego, a toro pasado y con toda probabilidad aconsejado por la dirección de su partido, Hernando ha despersonalizado lo que cabe calificar de insulto y ha precisado que sólo se refería al auto ¿?, no a  la persona física del juez. Excusa, por cierto, que sólo es creíble echando mano de una magnánima ingenuidad (o con una dosis letal de buenismo).
Sea como fuere, lo que más ha molestado a Hernando y a dirigentes de otros partidos no es que se haya archivado el expediente, sino que en el auto se aluda a la «decandencia de la denominada clase política».
Evaluar la procedencia de ese considerando es tarea compleja, aunque refleje un fenómeno objetivo que si de hacer justicia se trata, conviene ser tenido en cuenta para analizar los hechos.
En todo caso, la expresión del juez no se refiere a personas identificadas y, por tanto, tampoco a todos los individuos que forman parte de la clase política.
..
Partido, empresa y trampolín 
Con independencia del debate que se podría abrir en base al auto del juez y al margen también de las rabietas de los dirigentes partidarios que se han dado por aludidos, a estas alturas nadie duda --salvo los aludidos y quienes viven al margen de la realidad-- que un porcentaje cada vez más elevado de políticos son ideológica y profesionalmente decadentes; lo cual se debe, básicamente, a que han convertido los partidos en empresas y trampolines.
No es negativo que un político electo se profesionalice durante cierto tiempo --pongamos, dos mandatos o dos legislaturas--, pero la proliferación de personas enquistadas en los aparatos partidarios y en las instituciones es un espectáculo bochornoso... ¡por decadente!, como bien dice Pedraz, amén de propiciar amiguismos, nepotismos y demás perversiones. 
La boca o el lápiz de un juez puede no ser (o sí) el altavoz más apropiado para difundir descripciones como la emitida por Pedraz, aunque refleje lo evidente, pero lo más inquietante de este episodio es que la constatación de la decadencia sea replicada con desvergüenza por quienes hacen política como si de una actividad comercial privada se tratara.
A según quienes más les valdría estar calladitos.
MÁS detalles del episodio, en 20Minutos.
RESUMEN-ANÁLISIS de casos, incluido lo de "pijo-ácrata": "En el burdel", por Moncho Alpuente. 
DETALLES de interés: "Once perlas del auto de Santiago Pedraz", en ELDIARIO.ES.
INFORMACIÓN relacionada: El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía multa a la Subdelegación del Gobierno en Sevilla por alterar una protesta frente al local donde se celebraba el congreso del PP sevillano; ¿se repetirá la osadía de Hernando o de otro directivo del PP y calificarán a uno o más miembros del tribunal andaluz de «pijo ácrata»?...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.