13 diciembre 2012

La economía de los españoles no empeora porque el Gobierno se equivoque, sino porque acierta...

De un tiempo acá, escucho y leo declaraciones de dirigentes y cuadros políticos de partidos de oposición, de economistas y analistas independientes, de personas de toda clase y condición, de vecinos y familiares que coinciden cada vez con mayor frecuencia en una conclusión: el Gobierno de Rajoy se ha equivocado en tal o cual decisión, sobre todo en asuntos económicos o aspectos relacionados con la economía.
Pues bien, tengo la convicción y a veces la seguridad de que el Gobierno del PP no se equivoca, sino que hace justo lo que quiere hacer.
El Gobierno no yerra al rapiñar dinero público de la sanidad, de la enseñanza o de las pensiones para ayudar a la banca, no incurre en un error al estrangular la capacidad adquisitiva de los ciudadanos al propiciar un recorte generalizado de salarios para que los empresarios mantengan o mejores beneficios, ni tampoco yerra al permitir que el crédito bancario sea prácticamente nulo aunque con ello provoque la muerte de miles de pymes.
El tándem De Guindos-Montoro no se equivoca, sino que hace justo lo que quiere hacer y lo que interesa a quienes representa.
Urge que la izquerda reflexione a propósito de la creciente percepción social de que los efectos de la política económica del Gobierno son fruto de una serie de errores. El Gobierno del PP hace justo lo que quiere hacer y es consciente de las consecuencias que tienen sus decisiones.
Las únicas consecuencias que le importan al PP son las que afectan a los grandes empresarios y a la banca, nada importa más al PP que satisfacer a las clases alta y media-alta. Y lo hace muy bien... porque hace lo que debe hacer para que eso ocurra y beneficiar a los suyos.
El Gobierno de Rajoy se ha equivocado en esto y en lo otro, dicen... No siempre son errores, los hechos indican que teniendo en cuenta los fines que persigue, el PP actúa por lo general correctamente

9 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias dos veces, por las flores y por la visita.

      Eliminar
  2. ¡Qué coño hipócritas! estúpidos es lo que Son, de los peores, sin fisuras, de los autoconvencidos, de los que hablaba Einstein "..hay dos cosas infinitas en el mundo: el Universo y la estupidez de los votantes del PP y no estoy tan seguro de la primera..".

    Anda y vé a intentar razonar con alguno de Ellos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he intentado en varias ocasiones con dos asalariados y un pequeño empresario (del sector del comercio) que conozco y que, cosa rara, confesaron haber votado al PP en las generales del año pasado y en las gallegas recién celebradas.
      Curiosa y acaso significativamente, el tendero fue el único de los tres que reconoció haberse equivocado y criticó frontalmente al Gobierno; en cambio, los dos asalariados, uno más que otro, insistieron en que había que dar tiempo a que surtieran efectos las medidas "de recuperación" (así las describen) aplicadas por el PP. Es más, uno de esos dos asalariados ha perdido el empleo hace dos meses y ¡confía! en que la situación mejore y "su" empresa vuelva a contratarle, pues así se lo prometió el patrón al enviarlo al paro (con acuerdo en el SMAC) con una indemnización de cuatro meses de salario bruto pese a que tenía una antigüedad de nueve años y medio.
      Le dije lo que pensaba, además de advertirle de que había cobrado una indemnización "alegal" (aunque legal, pues fue un acuerdo pactado en el SMAC), me contestó acusándome de ser un irresponsable, añadió que él confía en la palabra del empresario y remató diciendo que está seguro de que recuperará el mismo empleo y que el PP tiene razón al proclamar que todos hemos vivido por encima de nuestras posibilidades...
      Saludos.

      Eliminar
    2. A veces creo que nos pusieron algo malo en las vacunaciones masivas de los años setenta, una anestesia de efectos retardados o algo similar, o es peor y lo llevamos en los genes hispañistíes, en cualquier caso da mucha pena y no parece haber cura.

      Gracias por el post y saludos.

      Eliminar
  3. Magnífica entrada, Félix. Lo que apuntas está plenamente en la conciencia de todos, incluso las consecuencias de seguir apoyando a esta fuerza política corrupta e inoperante, pero es más cómodo no plantearse nada y seguir como si tal cosa, pensando que el paro o la miseria generalizada que se avecina, son responsabilidad de quienes las padecen.
    Saludos cordiales desde BCN y, si me permites, con el deseo de que el próximo año sea mejor para la gente de este país.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Barcelona!, donde me crié y viví un cuarto de siglo largo... En efecto, tienes razón, la comodidad de tantos ciudadanos nos conduce a un escenario terrible y, a lo peor, las previsibles explosiones sociales (que aún son minoritarias pese a algunas grandes manifestaciones) serán aisladas, descoordinadas e incluso pueden acabar alimentando el simplismo de quienes confían en un "Gobierno fuerte" y, a la postre, reforzar las soluciones autoritarias y sistémicas.
      Si nos nos "vemos" antes, deseo que se cumplan tus deseos para el 2014.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Creo que es exactamente así, tal y como el post denuncia. El PP se habría confundido si su fin fuera el "bien común" o el "bien general". Pero los fines políticos y económicos del PP tienen tanto que ver con el "bien común" como los intereses de Emilio Botín con los del tendero de la esquina.

    El PP defiende fielmente los intereses del gran empresariado, de los financieros y de las clases privilegiadas a las que representa y de las que forman parte muchos de sus dirigentes. La existencia de una legión de parados no es para ellos una calamidad, sino la coyuntura que les va a permitir seguir pagando salarios de miseria durante mucho tiempo.

    Es verdad que a medio plazo esta ruina social puede pasarles factura en forma de pérdida del poder político ocasional. Pero yo creo que cuentan con ello y que les parece un mal menor, ya que el arrasamiento del Estado del Bienestar que están llevando a cabo es tan sistemático y concienzudo que llevará mucho tiempo reconstruirlo. Por otra parte, un nuevo gobierno de diferente signo político tampoco significa nada: ya están ahí los burócratas de Bruselas para "reconducir" a tal supuesto gobierno, es decir, para obligarlo a renegar de su ideario y de sus programas y, en definitiva, para desvirtuar y vaciar el concepto mismo de "democracia"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo en que al PP no le importa mucho perder votos si en esta legislatura consigue sus objetivos, que son evidentes tanto en lo económico como en cuanto a derechos civiles: "recortar".

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.