12 febrero 2013

Rajoy reconoce el auge del populismo y que España puede caer en manos de la extrema derecha...

El ¿líder? del PP y presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, ha renunciado a intervenir a través de una pantalla líquida y ha comparecido físicamente en el Foro de The Economist. ¡Incluso permitió que el director de la edición norteamericana de The economist, Michael Reid, lo sometiera a una mini-entrevista!; en castellano, claro.
Los medios ya han publicado información puntual del foro, pero ninguno de los más leídos o conocidos ha destacado como merece el hecho de que Rajoy advirtiera con inusitada contundencia que la ruptura del bipartidismo [que reina en España desde que UCD desapareció fagocitada por AP] podría desembocar en «derivas que no son deseables» y dirigidas por «partidos estrafalarios»...
¿A qué partidos se refiere Rajoy?, ¿se refiere a UPyD, IU, ERC, AGE, BNG, Bildu, Ciutadans, CUP y otros menos conocidos cuyas expectativas de voto crecen de forma extraordinaria debido en gran parte al descrédito que se han ganado a pulso PP y PSOE?
..
"Síndrome del espejo"
Ración de optimismo
Consciente de que los asistentes a ese tipo de foros son quienes son y están muy atentos a la estabilidad política, Rajoy vertió unas gotas de optimismo al puntualizar lo siguiente:
«A pesar de todos los problemas y dificultades, [las dos formaciones del bipartito] siguen teniendo el apoyo ciudadano». Lo cual parece relativamente cierto, según las últimas encuestas, pues apuntan que el PP habría perdido la cuarta parte de los votos que obtuvo en los últimos comicios generales, el PSOE no levantaría cabeza y, sin embargo, a fecha de hoy los electores que votarían al bipartito superan el 50 %.
En racha, Rajoy hizo otra reflexión que tiene miga y que tampoco ha sido destacada por los medios más leídos o conocidos: «Como sigamos así, como no nos demos cuenta de lo que tenemos, vamos hacia el populismo. En pocos años nos podemos encontrar con partidos populistas y radicales, a la derecha y a la izquierda».
Las palabras de Rajoy merecen una sonrisa, pues el PP aplica medidas que en Europa occidental sólo defienden los grupos de extrema derecha, empezando por poner a Dios por encima de la ciencia, pasando por la amnistía concedida a los ricos (incluidos evasores fiscales) y rematando con el envío de agentes antidisturbios a los colegios para impedir que el alumnado se manifieste contra la reforma Wert de ley de educación.
Y en cuanto al peligro del populismo, la alarma del presidente de Gobierno no merece una sonrisa, sino una carcajada, pues casi al mismo tiempo que conferenciaba en el Foro de The Economist reconocía que ha incumplido el populista anuncio de que una lluvia de panes, peces y vino dulce bañaría España si el PP ganaba las elecciones, promesa con la que Rajoy desalojó del poder al otro miembro del bipartito.
..
MÁS información sobre el Foro de The Economist, en:
El Confidencial, El mundo, El país y El periódico de Catalunya.

1 comentario:

  1. Qué cara más dura tiene este sujeto, y qué injurioso resulta. "Derivas no deseables" son seguramente para él que se haga la voluntad ciudadana, como ha terminado ocurriendo - de momento- con la Iniciativa sobre desahucios. O sea, eso no es DEMOCRACIA sino "deriva no deseable".

    Y "partidos estrafalarios" deben ser los que persiguen la estrafalaria y pintoresca finalidad de defender la dignidad de los ciudadanos, ya que para los aupados en el poder esas son antiguallas, caprichos demodés y sueños infantiles. Tener un techo... pero ¿a quién se le ocurre? Comer a diario, qué ocurrencia, es que estos ciudadanos piden cada cosa....

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.