20 marzo 2013

El bufete de abogados que representa a Tupper busca los cinco pies del gato

Increíble, pero cierto. Copio del blog Kurioso y pego:
«Hace ya unos días, un conocidísimo despacho de abogados de los de membrete retorcido, doble apellido y pomposo abolengo me hizo llegar un requerimiento para que retirase un post del blog donde mencionaba la palabra tupper que -según ellos- produce un "menoscabo a la distintividad de la marca que representan" (maldito lenguaje de picapleitos). El post no tiene nada que ver con la marca Tupper y el requerimiento no es más que una mala praxis jurídica que hay que denunciar a los cuatro vientos».
El administrador de Kurioso se pregunta si ese bufete de abogados habrá remitido un requerimiento similar a El país por usar la palabra tupper en el relato titulado "Educación busca soluciones para los niños que lleven la comida al colegio".
Pulse, visite Kurioso y lea "Prohibido mencionar la palabra tupper...", conocerá como el imaginario "menoscabo a la distintividad de la marca" se puede convertir en real gracias a un requerimiento que equivale a mear fuera de tiesto.
..
Este cartel publicado en la bitácora Kurioso es el origen de la acción jurídica, pese a que es evidente
que la palabra tupper, sin mayúscula inicial, no se refiere al fabricante de fiambreras de plásticoñadir leyenda
NOTA:
A propósito del caso que expone Kurioso, legalmente es desaconsejable utilizar palabras que corresponden a nombres de marcas y, en todo caso, para evitar acciones de abogados que buscan notoriedad, que son más papistas que el papa o que quieren emitir otra factura a su cliente, conviene escribir tupper o "tupper", en cursiva o entre comillas, de modo que exista constancia expresa (gráfica) de que el autor NO se refiere a la marca, evitando así casi al 100% que tenga éxito la acción de abogados que velan por no sé exactamente qué, pues con requerimientos como el remitido a Kurioso no sólo encuentran cinco pies al gato, sino seis, siete, ocho, nueve... Aunque ninguno positivo para el prestigio de la empresa, en este caso Tupperware, que tiene registrada la marca Tupper.

2 comentarios:

  1. Pois sí que é curioso que unha marca se dedique a correxir blogs. Pero bueno, sendo obxetivos, tampouco me parece tan mal, sinceramente. Según parece, limitáronse a solicitar que retirara a palabra "tupper" do blog, pero non se menciona que se emprenderan accións legais. Penso que poden estar no seu dereito de defender a súa marca, ¿non? Sí que se entende que a palabriña utilízase como nome xenérico para referirse a ese tipo de envases. Pero non se pode negar que ó fin e ó cabo, é a súa marca, e poden pensar que pode levar a malinterpretacións. Non sei, é a miña opinión.
    Saúdos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O curioso (con C, non con K) non é o criterio da "distintividade" que alegan os avogados de Tupper, senón que ese criterio só sexa aplicado aos blogs.
      Centos de milleiros de cidadáns len nos xornais convencionais a palabra tupper para se referir ás fiambreiras de plástico e non sei de nengunha iniciativa semellante á remitida a Kurioso.
      Coido que nos avogados de Tupper influiu o feito de que a imaxe de Kurioso na que se utiliza a palabra tupper telña por fionalidade criticar a un goberno. Non imaxino outra explicación racional.
      Saúdos (Enrique, por certo, moi bo o post coas fotos de Aldeaseca).

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.