09 mayo 2013

Hoy es "san Schuman" y en Bruselas no suena la Oda a la Alegría

Hoy, 9 de mayo, es san Schuman; oficialmente, el Día de Europa. Y la noticia más "europeísta" de la semana es patética: La Unión Europea (UE) ha decidido invertir 2,5 millones de euros para bucear en internet, pulsar opiniones y combatir el euroescepticismo. Lo que equivale a enviar una "armada invencible" a luchar contra la tormenta perfecta, en lugar de atacar la raíz del mal, que no es otra que la miseria causada al desviar miles de millones de euros a salvar los bancos que han causado la actual recesión, entre otros errores y deficiencias comunitarias hoy menos relevantes pero tanto o más dañinas.
Los analistas de la UE han cerrado los ojos, ¡otra vez!, y han construido una iniciativa tan artificiosa como inútil para desviar la atención de los ciudadanos y levitar...
Los 2,5 millones de euros para chequear internet serán aumentados con otros 2 millones para realizar un "análisis cualitativo de medios", especialmente en aquellos países donde aumenta el euroescepticismo, precisa el documento que ha dado a conocer el rotativo británico The thelegraph: «EU to set up euro-election "troll patrol" to tackle Eurosceptic surge».
Hoy, 9 de mayo, san Schuman, en Bruselas ya no saben ni tararear la Oda a la Alegría... Por no saber, no saben (ni quieren) mirar la realidad de frente. Peor aún, la maquillan para justificar lo injustificable.
NOTA:
A finales de la década de 1980, el Día de Europa, instaurado en 1985, fue rebautizado san Schuman por los funcionarios y la colonia de ciudadanos de toda Europa que residen en la capital de Bélgica debido a que trabajan en asuntos relacionados con la UE. 
La "fiesta" del europeísmo fue fijada el 9 de mayo porque ese día de 1950 fue emitida la llamada Declaración Schuman, mediante la que el ministro francés de exteriores, Robert Schuman (Luxemburgo, 1986 - Scy Chazelles, Francia, 1963), hizo públicas las líneas básicas de la entente franco-alemana que propició la creación del mercado común del carbón y el acero (CECA), al tiempo que invitaba a otros Estados a integrarse en ese organismo para, por un lado, racionalizar las entonces muy importantes minería y siderurgia y, por extensión, superar viejas tensiones y promover actitudes de entendimiento socio-económico con vistas a pergeñar una serie de organizaciones paneuropeas.
En rigor, Jean-Baptiste Nicolas Robert Schuman fue uno más de los padres de Europa, pero su persona ganó especial relevancia debido tanto a su valía intelectual y sagacidad política, como al hecho de que su familia fuera de origen alemán, él hubiera nacido en Luxemburgo y adquiriera la ciudadanía francesa, lo que otorgaba al ministro galo la calidad entonces virtual de "ciudadano europeo".
CON ANTERIORIDAD:
* 2007, "La Unión Europea cumple 50 años";
* 2009, "Lo mejor del Tratado de Lisboa es que confirma que la UE existe. Punto".

3 comentarios:

  1. Excelente REFLEXIÓN D. Félix, nunca mejor dicho, sólo que usted en su blog, "canta" más suave y mejor. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Parece que es todo lo que se les ocurre a estos insensatos que tienen en sus manos la vida de millones de personas: gastar dinero en apagar el incendio que ellos mismos han provocado y continúan provocando día a día. A lo mejor se preguntan, sesudamente, cómo es posible que crezca y se extienda el anti-europeísmo.

    ResponderEliminar
  3. Ya no me quedan palabras para referirme a la actual situación en Galicia, España y Europa. Solo queda esperar a que suceda "algo".....positivo. Es difícil mantener la esperanza y la ilusión ante la realidad que nos toca vivir. ¿Dónde buscar la luz?

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.