14 enero 2014

Un gobierno torpe y un empresario listo agotan la paciencia de los burgaleses

De un tiempo acá son casi diarias las noticias de abusos, apropiaciones, desfalcos, estafas, fraudes... Pasan los meses y el abanico de escándalos relacionados con el dinero público (incluido el de quienes confiaron en las cajas de ahorros) es cada vez más amplio.
Sin duda, el asunto más relevante se llama Gürtel, pero el que quizá mejor refleje el estercolero en el que chapotean decenas de electos y un número difícil de calcular de funcionarios, empresarios, testaferros, conseguidores, vividores y listos en general ha eclosionado hace menos de 72 horas y, para más inri, ha sucedido en una ciudad donde las autoridades y quienes aspiran a serlo menos lo esperaban: Burgos.
El empecinamiento del Gobierno burgalés en construir un aparcamiento innecesario y habilitar un también innecesario bulevar en la calle de Vitoria del populoso barrio de Gamonal no tiene parangón. Pero no porque sea más extenso o más profundo que otros despropósitos. No es eso. Lo de Gamonal es "ejemplar" por su sencillez.
Al margen de cómo concluya el problema creado por el alcalde [de entrada, si en el PP primara el rigor en la gestión, el alcalde sería expulsado ipso facto por un motivo fundamental: su torpeza es "perfecta"], el episodio permite visualizar con nitidez a los protagonistas, cómo se desacredita la actividad política y cómo se destruye la credibilidad de las instituciones democráticas.
Veamos:
1. El PP gobierna en Burgos con el apoyo de menos del 30 % del electorado, pues gracias a la abstención y a la ley D'Hont ostenta la mayoría absoluta: PP 15 concejales, PSOE 8, UPyD 3, e IU 1; 
2. El alcalde, Javier Lacalle, es un político profesional. Ingresó en el partido conservador en 1990 (a los 21 años de edad), apenas cuatro años después accedió a la presidencia provincial de Nuevas Generaciones y en 1996 ya era vicesecretario general del PP castellano-leonés;
3. En el caso Gamonal, como en otros, entró en juego un empresario sin escrúpulos, Antonio Miguel Méndez Pozo, alias Michel. No se trata de un hábil desconocido que ha sido capaz de enredar a todos, pues en el consistorio nadie ignoraba que en septiembre de 1994 ingresó en prisión tras ser confirmada la condena de 7 años por falsedad documental continuada, delito en el que incurrió durante años en el marco de una serie de corruptelas urbanísticas por las que también fue inhabilitado el alcalde, José María Peña (PP). El Gobierno de González negó el indulto a Méndez Pozo, tal como aconsejó la autoridad judicial, pero a los nueve meses ya obtuvo el régimen abierto y el ejecutivo de Aznar tras ganar las elecciones generales de 1996 le concedió el indulto;
4. El proyecto de aparcamiento y bulevar se ha elaborado en la trastienda: opacidad informativa;
5. La prepotencia del Gobierno local es de tal calibre que ha desatendido todos los ruegos, sugerencias y reiteradas propuestas de diálogo formuladas por la asociación de vecinos de Gamonal;
6. El amiguismo y las relaciones personales de interés han pesado sobremanera en las decisiones del Gobierno local; 
7. Las direcciones autonómica y estatal del PP se han lavado las manos a pesar de que hace más de un año ya tenían conocimiento de que el conflicto iba a más; de hecho, cuadros del propio PP burgalés habían informado de su inquietud y reclamado medidas para evitar "la huida hacia delante" del regidor y el previsible estallido social [los medios que difunden la tesis de que el conflicto ha sido poco menos que una sorpresa se equivocan por falta de información, o bien mienten. Las primeras protestas del vecindario de Gamonal datan de 2005, han ido a más y desde hace más de un año son generalizadas y la respuesta del Gobierno local es una: ignorar al vecindario, amén de invertir en beneficio de particulares sin que la obra satisfaga una necesidad ni el interés general ], y
8. La práctica totalidad de los medios convencionales se han alineado con el Gobierno local, tal como era de esperar, no en vano el Diario de Burgos y una docena de medios de Castilla-León forman parte de Grupo Promecal (= Méndez Pozo).
En fin, el caso Gamonal resume cómo se extiende la hidra:
1. El partido de gobierno carece de base social cierta;
2. El liderazgo lo ostenta un político profesional con ombligo grande que, por ende, carece de empatía social; 
3. Un empresario sin escrúpulos aprovecha sus nexos con el poder;
4. La opacidad informativa es ley en el ayuntamiento (funcionarios públicos de alto rango incluidos);
5. La autoridad es prepotente (hay detalles que revelan "desprecio por la gente");
6. El amiguismo y/o el nepotismo arraigan en las instituciones; 
7. La inhibición es norma en los órganos superiores del partido de gobierno, y
8. Además, en el caso Gamonal la mayoría de medios de información convencionales locales y autonómicos están controlados o adocenados (algunos lo han dejado de estar hace solo 48 horas).
..
ACTUALIZACIÓN: Seis horas después de insertar este post, a primera hora de la tarde de hoy (14 de enero), el alcalde de Burgos ha comparecido públicamente para anunciar que paraliza temporalmente las obras en el barrio de Gamonal, tal como refiere Diario de Burgos:
..
..
2ª ACTUALIZACIÓN (primera hora de la tarde, 17 enero 2014):
El alcalde de Burgos anuncia que renuncia a ejecutar el proyecto de construir un aparcamiento y habilitar un bulevar en la calle de Vitoria.
..
MÁS INFORMACIÓN del conflicto vía Twitter, accediendo al listado de tuits insertados con la etiqueta #Gamonal, que permite hacer el seguimiento del episodio y proporciona numerosos enlaces.

1 comentario:

  1. Al empresario ex presidiario, no le aplicaron la doctrina Parto, consiguió el tercer grado a los 9 meses de estancia. También para los delincientes de cuello duro hay escalafóncomo en los jamones: los pata negra de bellota consiguen que se juzque a los jueces, los de recebo consiguen el indulto y los de granja el tercer grado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.