04 febrero 2014

Dislate: Pretenden convencernos de que una mujer fumó más de 3.000 porros en menos de 24 horas

Ayer, un amigo y lector habitual de los tuits de Im-Pulso, me comentó que «para haber trabajado tantos años de periodista eres demasiado crítico con la prensa, ¿no te parece?», apostilló.
Conversamos diez, quince minutos a lo sumo y concluyó que «los periodistas tenéis motivos para ser pesimistas cuando habláis del futuro de vuestra profesión...»
Y añadió: «¡Pero depende de vosotros!»
Durante la conversación, uno de los ejemplos o casos que comentamos para ilustrar la en ocasiones mala, pésima o chapucera información que ofrecen los medios lo extrajimos de Tontolares [página de JR·Mora que merece visita]. Había más ejemplos, pero este es uno de los que mejor ilustran la creciente impericia que asuela las redacciones.
Veamos un ejemplo "perfecto":
Pulsar sobre la imagen para aumentar la resolución
La e-página de Informativos Telecinco ha difundido la increíble noticia que figura en la ilustración que acompaña este post. Pero que cada cual peche con lo que emite o imprime: la fuente de la noticia es The mirror, por lo que este rotativo británico sería el responsable original del dislate.
..
El informador profesional debe ser aprendiz
de muchas disciplinas y sobre todo,
dudar y comprobar
No obstante, cabe suponer que tras haber reproducido tan increíble noticia la dirección del canal paliará las carencias de la redacción en cuestiones de Química, no sea que alguien vuelva a difundir una barbaridad similar y repitan el ridículo.
Vayamos por partes: de entrada, es obligado recordar que no existe ninguna muerte científicamente documentada por sobredosis de tetrahidrocarbocannabinol (THC), que es la sustancia psicoactiva del cannabis [el autor del texto de The mirror apunta que en 2004 murió un hombre por fumar demasiado cannabis; pues bien, eso se lo ha inventado, lo ha imaginado o, en todo caso, ha dado por buena una leyenda urbana o una "noticia" carente de credibilidad alguna].
Sigamos: En segundo lugar, resulta que las estimaciones científicas indican que para que esa sustancia sea mortal es preciso que la persona ingiera 1 gramo de TCH por kilo de peso; no obstante, pese a que lógicamente nunca se ha podido comprobar los efectos de un consumo elevado de esa sustancia en seres humanos, sólo cabe apuntar con fundamento que una dosis mortal requeriría haber ingerido como mínimo 0,8 gramos por cada kilo de peso, según coinciden todos los investigadores.
Ninguno de los medios que han difundido la noticia de marras ha precisado el peso de Gemma Moss, pero por la foto que acompaña la información cabe establecer que era más bien delgada y su peso rondaría los 45 kilos.
Con esa premisa y teniendo en cuenta que el contenido medio de THC por cigarrillo es de 10 miligramos, para que esa treintañera muriese por sobredosis debería haber fumado unos 4.500 porros.
Pero, ¡seamos descreídos!, corrijamos a la baja las estimaciones científicas y demos por bueno que el contenido de THC de los porros que fumaba Gemma Moss era un 50 % más elevado que la media habitual; pues bien, aun así, para que la desafortunada británica muriera por sobredosis de THC tendría que fumar unos 3.000 porros… ¡Y hacerlo en cuestión de horas!
A la vista de esa y de otras "noticias", ¡sin entrar en política!, mi amigo y yo coincidimos en que hay medios que dilapidan peligrosamente su credibilidad.

2 comentarios:

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.