04 marzo 2014

25-M: Los PP desprecian la democracia y los PS quieren domeñarla

El alemán Schulz (SPD) personifica la agonía de la socialdemocracia europea
..
La proximidad de las elecciones al Parlamento Europeo, convocadas para el próximo mes de mayo, ha provocado el ya tradicional redescubrimiento de esa institución de la Unión Europea (UE).
En esta ocasión, ese bis político e informativo resulta singularmente llamativo debido a que en la última revisión del Tratado de la Unión [¿cuántas van?...] la Eurocámara ganó poder, tanto que incluso los presupuestos deben ser aprobados por el procedimiento de codecisión; es decir, para aprobar cierto número de directivas [leyes] y reglamentos comunitarios, incluidos los presupuestos, es condición sine qua non el acuerdo previo entre el Consejo de Ministros de los Veintiocho y la mayoría absoluta de los eurodiputados.
El procedimiento de codecisión fue admitido a regañadientes por el Grupo Popular Europeo (los PP) y con notable contestación en el seno del Grupo de los Socialistas y Demócratas Europeos (los PS).
..
Sede central de la Eurocámara, en Estrasburgo (Alsacia)
Promoción implícita de la abstención
Hoy, máxime existiendo mayoría de gobiernos conservadores en los veintiocho Estados miembros, la codecisión no solo levanta ampollas en esos ejecutivos, sino también en la gran banca y en los consorcios transnacionales; motivo por el que los conservadores perciben los comicios de mayo como un "acto de riesgo".
Los PP y sus gobiernos tratan de restar importancia a la convocatoria electoral del 25 de mayo, no en vano la abstención beneficia a los partidos mayoritarios y, por tanto, favorece el bis de la actual mayoría relativa de los PP o, alternativamente, propiciará que los conservadores obtengan una elevada presencia en la Eurocámara, permitiendo así mantener la política de desregulaciones y de ajustes presupuestarios [¡la bendita austeridad!] que el ultraliberalismo ha impuesto en casi todos los países comunitarios y en la propia UE.
Frente a quienes apuestan por una comunidad europea que actúe como simple herramienta para imponer políticas sistémicas [prueba de esto es que el Banco Central Europeo ha sido convertido en poco más que el simple ejecutor de las consignas del FMI], los PS parecen abducidos y abundan los cuadros estilo carme chacón y elena valenciano (por poner ejemplos fácilmente comprensibles en España), que recurren al simplismo. Los políticos profesionales de la socialdemocracia siguen hablando de la UE como si fuera solo un atractivo proyecto, nada más.
Nadie sensato niega que la construcción europea no ha terminado, ni mucho menos [es más, hay quienes han conseguido destruir parte de los cimientos]. Sin embargo, ya iniciada la precampaña de las euroelecciones los PS siguen esquivando la sustancia y marean perdices abatidas hace años.
..
De la socialdemocracia al "social-simplismo"
Es complejo explicar porqué la cúpula de la socialdemocracia europea renuncia a su razón de existir como alternativa de la izquierda, pero sí es evidente que ha decidido no entrar a fondo en los asuntos que afectan a los ciudadanos comunitarios; por ejemplo: la aplicación real de la arrinconada Carta de Derechos, ¡incluidos los laborales!; la necesaria defensa del cacareado pero reiteradamente incumplido principio de libre circulación de las personas; la promoción institucional y presupuestaria a favor de la ciencia y de la educación; la imperiosa necesidad legal de obligar a los países socios a que respeten las directivas, desde las medioambientales hasta las que afecta a los medios públicos de información… etcétera y etcétera.
Desde los últimos años noventa y cada vez con mayor empeño, la mayoría de los cuadros socialdemócratas actúan cual adolescentes inmaduros o, a lo peor, como tranquilizadores compañeros de viaje de quienes quieren que la UE sea el brazo ejecutor del FMI y, por extensión, de la banca sin fronteras y de los consorcios transnacionales [lo cual es legítimo, ¡sin duda!, aunque radicalmente ajeno al proyecto europeísta que prediseñaron los fundadores de la CECA y de la CEE en los años cincuenta].
..
Martin Schulz
Schulz, ejemplo de inanidad política
El presidente actual de la Eurocámara, Martin Schulz, es uno de los más genuinos representantes de esa socialdemocracia desnortada, que parece convencida de que los famosos euroescépticos británicos son los más peligrosos enemigos del proyecto europeísta. ¡Ingenuos!
La UE como proyecto de futuro no la desmantelan los ultranacionalistas ingleses, sino la ejemplar Alemania de Merkel, que de un tiempo acá cuenta con la inestimable ayuda de los gobiernos de Bélgica, España, Irlanda, Hungría, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Suecia... Más la pasividad de un François Hollande que sueña con hacer posible lo imposible: que Angela Merkel haga suya la actitud de Helmut Kohl; un europeísta consecuente cuya herencia política ha sido satanizada en el seno de su partido, la CDU.
Los cuadros del PS alemán, el SPD, y las cúpulas de todos sus homónimos europeos saben perfectamente qué tipo de político profesional es Martin Schulz.
Entre otros detalles descriptivos, cabe destacar a modo de resumen que a Schulz le gusta redondear sus intervenciones en los plenarios demostrando «a sus camaradas que nadie tiene una boca más grande que la suya», según el muy interesante y bien documentado reportaje que publicó Der spiegel en enero de 2012, cuando Schulz tomó el relevo del conservador polaco Jerzy Buzek en la presidencia de la Eurocámara [conste que el semanario Der spiegel no es precisamente un medio anti-SPD].
Der spiegel y también la edición alemana del Financial times vaticinaron en su día que Schulz alimentaría viejas pugnas entre la Eurocámara y las otras dos instituciones del poder comunitario, el Consejo de Ministros y la Comisión. Ambos medios acertaron, aunque olvidaron matizar que en las denominadas viejas pugnas comunitarias había raíces políticas [por ejemplo, ¡que se ampliara el procedimiento de codecisión, como así se consiguió!], en tanto que las batallas de Schulz son formalistas y se han disuelto cual azucarillo en cuanto el Consejo ha aceptado que él, el presidente de la Eurocámara, participe en las cumbres de la Unión.
[Los miembros natos de las cumbres, como son conocidas las reuniones del Consejo Europeo, que es el máximo órgano de la UE, son los jefes de Estado y/o de gobierno de los Estados miembros, más el presidente del Consejo de la Unión, Herman van Rompuy, y la alta representante de Política Exterior, Catherine Ashton]
..
Políticos profesionales amortizados o incómodos
Destruidos, semidestruidos o arrinconados los principios que hace ya más de 50 años informaban la construcción de una Europa económica y socialmente estable, los dos grandes partidos de la Eurocámara afrontan las elecciones del 25 de mayo como si se tratara de un expediente administrativo, no político.
Los PP ponen sordina porque desean una elevada abstención, no sea que un Parlamento europeísta plante cara al FMI; y los PS, desnaturalizados por la Tercera Vía y engañabobos similares, apuestan por poner cara de querubines, a la espera de que los conservadores paguen la factura electoral de la recesión.
En resumen, "estas elecciones son irrelevantes", advierten interesadamente los profesionales del PP, y "no votad a los niños malos", se conforman con decir los funcionarios de los PS. Por si fuera poco, elaboran candidaturas en las que colocan a políticos profesionales amortizados, a compañeros que son "molestos" en casa, o simplemente a personajes simpáticos, aunque de la UE sepan lo que usted o yo de física nuclear.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.