21 marzo 2014

El regionalismo gallego apuesta por la patria chica y las simplezas

El poder político es básicamente económico y sus "intelectuales" tienen claro
que los gallegos folclóricos son más rentables que los gallegos que piensan
..
El regionalismo gallego dominante es una suerte de nacionalismo español adornado con gotas de sentimientos epidérmicos, folclóricos y gastronómicos. Esa perversión del galleguismo [cuya legitimidad está fuera de toda duda, conste] ha dado lugar a un fenómeno que aun siendo también legítimo ridiculiza a quienes lo practican y, para colmo, desacredita a la sociedad gallega y a la propia Galicia.
Hay medios de información gallegos que ofrecen excelentes ejemplos de ese fenómeno cuando, hinchando el pecho, resaltan con grandes titulares que la novia de Gasol es gallega [aunque se haya criado en Catalunya, hoy "peligrosa tierra de bárbaros y paganos"...], o cuando en los textos informativos insisten una y otra vez en medias verdades como esa de que el motorista Lorenzo es de origen gallego [cuando lo cierto es que uno de sus abuelos nació en Galicia, de modo que la galleguidad está cogida por los pelos, o por las hojas del rábano, tanto da y sin olvidar que la influencia genética para que una persona conduzca motocicletas de competición con habilidad carece de sostén científico].
Y así cada dos por tres.
Antonio Maira (izq.), durante
la presentación en Madrid de Anemoi,
el pasado mes de enero
Ese orgullo regionalista es, resumiendo, propio de sociedades cuya élite socio-económica carece de bagaje cultural y solidez política suficiente, cosa que tampoco quita el sueño a sus dirigentes porque con cuatro reglas nacional-católicas adecuadamente disfrazadas siguen conservando el poder.
El único "cemento social" que esa élite utiliza y promociona es el de las chuminadas "cantonalistas".
Más claro: el galleguismo de quienes solo persiguen conservar el poder económico, o vivir a su sombra consiste en alimentar los sentimientos más primarios y así, poco a poco, consiguen que las gentes estén visceralmente orgullosas de la patria chica y sean propensas a ver paraísos donde hay eriales [ese apego pasional basado en las simplezas está emparentado con el cantonalismo del XIX, que fue excelentemente cultivado durante la dictadura como vacuna contra los nacionalismos, ¡exceptuado el españolismo!, naturalmente, que es el único nacionalismo bueno].
Además de origen socio-económico, el regionalismo del ailalelo ailalalo sirve para crear opinión y para reforzar opciones electorales concretas, amén de otras cosas, incluidas falacias aculturales en general.
Para comprobar que ese regionalismo no es inocente basta con repasar campañas publicitarias, programas electorales, etcétera ...¡y hemerotecas!, en las que ha quedado sobradamente certificada la existencia de gallegos que pese a destacar o protagonizar noticias positivas rara vez o jamás son publicitados porque son "inadecuados" o menoscaban los valores convenientes...
..
Ejemplo de gallego "inconveniente"  
Antonio Maira es uno de esos gallegos que para los editores y directores de medios "regionalistas" no merece el espacio ni el tiempo regalados a los campeones galaicos y a las novias gallegas de los famosillos.
Nacido en A Coruña en 1945 y residente en Madrid, Maira es capitán de fragata de la Armada Española [equivalente a teniente coronel del Ejército de Tierra] en situación de reserva y licenciado en Ciencias Políticas; siendo militar en activo ya mantenía posiciones en pro de la colectividad; es decir, defendió y defiende el interés general, no el privado.
Maira es cofundador de Anemoi [en griego, viento], grupo de militares que ha denunciado el fomento y pervivencia en los cuarteles de criterios ideológicos ajenos a su profesión, por lo que Anemoi reclama iniciativas que inyecten valores democráticos y profesionales en la milicia y, más allá de lo estrictamente militar, apuesta por superar el medievalismo monárquico, arrumbar el autoritarismo de los dogmáticos y recuperar la racionalidad republicana.
Es "comprensible", pues, que este gallego no merezca las atenciones mediáticas dispensadas a muchachas que conquistan corazones o a deportistas que ganan campeonatos.
Los promotores y los propagandistas del regionalismo aquí brevemente descrito tienen las ideas claras, ¡muy claras!
No hace falta tener muchas luces [pero sí luzes] para concluir que urge reclamar más respeto informativo a Galicia. Esta "región" está como está porque ha dilapidado y dilapida a los antonios mairas, incluidos los que residen en Galicia, que son marginados o satanizados sistemáticamente.
..
DE INTERÉS:
«Antonio Maira: "Hay riesgo de provocar deliberadamente un conflicto violento en Catalunya"», entrevista publicada en NACIÓ DIGITAL (en català).

1 comentario:

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.