19 marzo 2014

Los guerracivilistas disfrutan con Trebiño: "¡los vascos han matado a una niña castellana!"

Una niña domiciliada en La Puebla de Arganzón (Condado de Trebiño-Treviño, Burgos) ha muerto y a las pocas horas había medios que imputaban ese fallecimiento a que el servicio vasco de salud pública (Osakidetza) se habría negado a enviar una ambulancia desde Vitoria.
De entrada, los medios de información que han acusado de "asesinato" a Euskadi [así, de forma genérica] ni siquiera han necesitado esperar a los resultados de la autopsia, pese a que sólo entonces se sabrá si la menor murió por la tardanza en ser asistida, o si bien el agravamiento de la enfermedad que padecía era irremediablemente letal.
Los padres de la niña telefonearon a los servicios de urgencias de Osakidetza por una razón muy sencilla: la red telefónica de Trebiño está integrada en la de Araba-Álava, no a la provincia a la que pertenece ese medieval exclave de Burgos, de modo que cuando un residente en el condado marca el 112 responde el servicio de urgencias vasco.
..
Investigación en curso
Una vez negada la ambulancia desde el 112 alavés porque consideraron que no estaba justificado el servicio [eso alegó en principio un portavoz de la Administración vasca], todo apunta que los padres telefonearon a Miranda de Ebro (Burgos), pero tampoco acudió una ambulancia castellano-leonesa y fueron los propios progenitores los que trasladaron a su hija hasta Vitoria, no a Miranda, que es la referencia de los burgaleses de Trebiño.
En todo caso, el Gobierno de Euskadi no prohíbe el envío de ambulancias al condado burgalés. En el caso que nos ocupa la negativa fue decidida por el/la operador/a que atendió la llamada al 112 [se ignora si por su cuenta o asesorado/a por un médico], motivo por el que el Ejecutivo vasco ha abierto una investigación para depurar posibles responsabilidades. 
De hecho, años ha se firmó un convenio inter-autonómico para atender las urgencias, consultas y demás servicios médicos del medieval condado.
Pero los guerracivilistas prescinden de todo, incluso de los datos y las circunstancias tampoco les importan; hay medios que han titulado con estas o similares palabras:
Una niña de Castilla-León ha muerto porque Euskadi se negó a atenderla.
..
La inanidad del Estado
Es difícil entender que un Estado democrático de Derecho haya dividido servicios fundamentales como el de la salud pública universal en parcelas independientes en las que, para colmo, varían las prestaciones e incluso los derechos.
Una cosa es descentralizar y otra muy distinta es crear dominios presupuestarios --lo que conlleva favorecer prebendas y discriminaciones. 
Los ciudadanos de ¡Viva Paña! no solo están (estamos) obligados a sobrevivir con ese y otros absurdos, sino que además decenas de miles de personas y no pocos medios se dedican a echar guindas al pavo para enlodar la convivencia.
La causa última de que esa niña haya muerto quizá sea la tardanza en ser asistida, u otra, pero el origen de ese y otros absurdos radica en que todos los menores y adultos residentes en el Condado de Trebiño carecen de servicios públicos adecuados porque, no nos engañemos, el medievalismo y el territorialismo ciegan los ojos de las más altas instituciones del Estado, empezando por los legisladores (diputados y senadores).
..
Pulsar para ampliar
Residir en Trebiño es muy peligroso
Hace ya años, la práctica totalidad de los residentes en Trebiño votaron en consulta popular a favor de que los poderes públicos se dejaran de zarandajas e incorporaran el territorio del condado a la provincia alavesa.
Pero la racionalidad del vecindario topó con la indisimulada actitud anti-vasca del Gobierno castellano-leonés del PP.
Para redondear el despropósito que supuso desoír a los vecinos, en 2006 y previo recurso de parte relativo a los campos de la educación, la cultura y la economía el Tribunal Supremo avaló el territorialismo papanatas emitiendo un texto caracterizado por su docto historicismo; en resumen, una especie de lavado de manos ilustrado que, por ende, alimentaba implícitamente (se supone que sin voluntad de hacerlo) el anti-vasquismo sanitario... ¡! [ver el recorte de prensa adjunto que resume ese dictamen].
No. Esa niña no ha sido "asesinada" por Euskadi ni por Castilla-León.
Esa niña es otra víctima de un Estado cuyos legisladores ni siquiera han sabido (o no han querido) federalizar los servicios públicos; es decir, descentralizar con racionalidad, en lugar de crear capillitas de poder político.
Por si no fuera suficiente, hay medios que se dedican a enfrentar territorios y personas al grito de "¡los vascos han matado a una niña castellana!"
Eso no es informar. Eso es mentir para fomentar el guerracivilismo y el ¡Viva Paña!
..
MÁS detalles sobre el asunto y el tratamiento mediático, en "Treviño, política de tragedia", por Igor Marín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.