06 abril 2014

Cada vez las dicen más gordas: "El ADN de Eva Braun podría revelar que era de origen judío"

Copio y pego el encabezamiento de un texto informativo en castellano despachado por la Agence France Press (AFP), leído en La voz de Galicia:
«Eva Braun, la esposa de Adolf Hitler, pudo haber tenido orígenes judíos, según nuevos análisis de ADN efectuados para un documental que será difundido el miércoles por el canal británico Channel 4».
La hipótesis de que Eva Braun tuviera ancestros de fe judaica está basada, según cuenta AFP, en los resultados del análisis al que han sido sometidos varios cabellos hallados en un cepillo encontrado en la residencia de Hitler en Berghof (Baviera), donde ella se instaló durante la Segunda Guerra Mundial. De esos cabellos, supuestamente pertenecientes a Braun, se ha logrado extraer una secuencia de ADN «fuertemente asociada a los judíos askenazis».
..
[Por cierto, la grafía "askenazi" no existe en castellano ni en ninguno de los idiomas de los países a cuyos habitantes de religión judía se refiere. En alemán, checo, eslovaco, estonio, letón y lituano la grafía es "ashkenazi"; en polaco, "aszkenazyjskich"; en bielorruso y ucraniano, "aшкеназі"; en ruso, "ашкенази", etcétera y en castellano, asquenazí, palabra con fonética aguda y tilde en la última sílaba. El palabro "askenazi" ni siquiera existe en la lengua principal de AFP, el francés, pues adoptó la grafía germana, "ashkenazi"]
...
Principales migraciones judías en el centro y oriente
europeos durante la Edad Media, y ciudades en las
que se asentaron los colectivos más numerosos
(Pulsar sobre la imagen para aumentar la resolución)
El ADN no revela creencias
La información distribuida por AFP añade que durante el siglo XIX numerosos asquenazíes residentes en Alemania se convirtieron al catolicismo. Cierto. Pero suponiendo que existiera una fracción o elemento del ADN que permitiera identificar a un ciudadano centroeuropeo como descendiente de judíos germanos, eslavos o de otras etnias y pueblos, ¡"marca" o "estigma" que no existe!, las posibilidades de otorgar la calidad de descendiente de creyentes judíos a una alemana del siglo XX son nulas.
Para afirmar que una mujer que vivió en el siglo XX o actualmente es hija, nieta, bisnieta o tataranieta de personas de fe judía es imprescindible disponer de documentos u otras referencias demostrativas de que sus padres, abuelos o antepasados fueron creyentes. 
Es imposible que el ADN por si solo revele esa ascendencia porque no existe un ADN específico de judíos: la etnia judía no existe.
Para identificar a una persona como descendiente de judíos mediante su ADN es preciso probar que tiene antepasados de los que hay pruebas documentales de que profesaban la fe judaica.
Sin duda, hay perfiles de ADN que indican que su portador pertenece a un grupo de humanos en el que hubo o hay un porcentaje elevado de personas de etnia israelita (los ancestrales pobladores de Canaán), pero eso actualmente es imposible. No existe un rasgo de ADN exclusivo de las personas que practican la religión judía, sean asquenazíes o sefardíes [o sefaradís, como se denominaban en el dialecto del castellano que durante la Edad Media hablaban las personas de esa fe residentes en los reinos ibéricos].
..
En contra de lo que teorizó el nazismo, no existe una raza o etnia judía 
Como muy acertadamente precisa un amigo de fe judaica que usa el cerebro para pensar --no para elucubrar-- y respeta la ciencia:
..
«Todos los judíos somos descendientes espirituales [no étnicos] del primer patriarca de los hebreos, Abraham. Entre nosotros puede que queden descendientes de ese legendario ancestro, de su clan, etnia o pueblo, como prefieras llamarlo, pero el judaísmo dejó de ser la fe exclusiva de una etnia hace más de veinte siglos. A lo largo de la historia decenas de miles de personas de diferentes etnias, razas, pueblos o naciones del Oriente Próximo asiático, de toda Europa e incluso de África adquirieron nuestra fe tras cumplir los requisitos exigidos para ello; esos conversos son los ascendientes de la práctica totalidad del actual pueblo judío, todos somos descendientes espirituales de Abraham, nuestro patriarca, pero no constituimos una raza o etnia ni existe una marca en nuestro ADN que permita identificarnos como judíos».
..
¿Eva Braun pudo haber tenido antepasados asquenazíes? Naturalmente que sí, al igual que millones de habitantes del centro y del oriente de Europa, que es el vasto ámbito geográfico que pueblan decenas de etnias (casi todas eslavas) donde los judíos son conocidos como asquenazíes.
El ADN es inútil como instrumento para averiguar si una persona es de fe judaica, salvo los judíos originarios del área de Medio Oriente donde habitaron los primeros practicantes de esa religión. Está probado que la población de fe judía de Canaán --tribu allí afincada a partir del siglo XIII antes de Cristo-- aumentó progresivamente provocando que la mayoría de las personas de fe judaica dejaran de compartir un solo origen tribal o étnico.
Ha habido y hay judíos de muy diversas etnias, incluso los hay de raza negra, destacando entre estos los de la etnia abisinia.
La raza o etnia judía no existe; existe el pueblo de fe judía y por extensión es admisible aunque en rigor incorrecto hablar de una "nación judía". En realidad, desde 1948 existe una nación israelí, pero no israelita, tampoco hebrea ni judía.
Afirmar que el ADN permite certificar que una persona es judía o descendiente de judíos es lisa y llanamente una barbaridad o en todo caso, una forma de crear entretenimiento mediático... otro más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.