07 abril 2014

Tiene razón Eguiguren: Cuando ETA mataba era más fácil quedar bien haciendo política en Madrid

Esta noche, cenando, oía el runrún informativo de un canal de televisión volvemos en cinco minutos y tal como Dios manda [o eso parece], uno de los personajes protagonistas ha sido el señor presidente de Gobierno, que ha dicho: «Hoy, no se puede ser pequeño».
Inmediatamente, aunque sin verbalizar ni una palabra [en casa ya me advirtieron hace tiempo de que hablo demasiado con la televisión], he pensado: ¡la que le espera al señor presidente!; pues muy probablemente los hombres y mujeres con menos de 150 o 160 centímetros de estatura se darán por aludidos y protestarán la ocurrencia ¡con razón!
¡Ah!... Vale, vale... Ya me extrañaba que Rajoy fuera tan imprudente. Me dicen que el señor presidente se refería a una hipotética Catalunya independiente, pues sería un Estado pequeño, lo que según el hombre de Estado eso comporta graves dificultades. Vamos, que un país pequeño es un desastre.
Queda claro que Rajoy no se refería a las personas de baja estatura, sino a los Estados de reducido tamaño y demografía: Señor presidente, reciba mis disculpas..
Pero conste que lo hago a regañadientes porque hay quienes descontextualizan, malinterpretan y manipulan pero jamás piden disculpas.
¿A quiénes me refiero? Hablo del caso que hoy mismo han protagonizado doña Teresa Jiménez Becerril, eurodiputada del PP, y doña Rosa Díez, diputada y lideresa de UPyD [la segunda es incansable y acude a todos los bailes, incluso a los que no ha sido invitada...]; a lo que iba, ambas exigen al PSOE que repruebe al presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, por haber dicho esto:
«En Madrid con ETA se vivía mejor».
..
Pulse aquí para leer el texto completo
Lectura torticera
Lógicamente, si quien pronuncia esas siete palabras lo hace a palo seco, sin contextualizar, la oración es absurda e incluso cabría interpretarla como injuriosa.
Pero no es una afirmación aislada. Esas siete palabras forman parte de un argumento y, por tanto, Eguiguren no ha dicho lo que algunos y algunas dicen que ha dicho.
Las exigencias de las señoras Jiménez y Díez constituyen un claro ejemplo de sordera malintencionada.
Salvo que uno (o una) sea un tonto redomado o sólo escuche lo que le interesa, todos los que hemos escuchado o leído las palabras del socialdemócrata sabemos que Eguiguren explicaba al periodista que cuando el problema vasco estaba centrado en la violencia, hacer política en Madrid era más fácil y, por tanto, los políticos no necesitaban pensar mucho en el asunto y por tanto, políticamente vivían mejor. 
Intuyo que esas dos señoras y otros sordos interesados también se enfadarán conmigo, pero mi opinión coincide con la de Eguiguren: Con ETA, en Madrid había políticos que vivían mejor; lógicamente, insertando esta afirmación en el contexto en el que lo ha hecho Eguiguren.
¡Que fácil es enlodar la política en España!
Para colmo, hay medios que dan lustre y esplendor a esa y otras perversiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.