12 mayo 2014

Dirigentes desnortados otorgan al crimen de León la calidad de acontecimiento político

La muerte por arma de fuego de la presidenta de la Diputación de León y del PP leonés, Isabel Carrasco (DEP), ha propiciado que durante las últimas horas se haya manifestado con singular crudeza el creciente deterioro de la vida política.
Es imposible entender que el presidente del Gobierno convierta un crimen carente de significados ideológicos [aunque tenga ingredientes de orden socio-laboral] en percha para colgar un cartel que en estas fechas es radicalmente lógico e inevitable interpretar como un mensaje electoral y electoralista: «Es momento de estar unidos».
[Las copias de los cuatro tuits mencionados en este texto figuran adjuntas al post]
Es más, el pronunciamiento del presidente del Gobierno es doblemente incompresible si se tiene en cuenta que las dos detenidas y señaladas como coautoras del delito están vinculadas al propio PP.
..
Bajeza injustificable
Pero hay quien no solo ha otorgado al asunto significados inexistentes, sino que además ha utilizado el crimen para perpetrar una acción de suma bajeza con el objetivo de satanizar a miles de personas que son ajenas a lo ocurrido: las que forman parte del movimiento anti-desahucios y las que protestan por las preferentes, entre otras.
El tuit de Isabel San Sebastián es aberrante e injustificable, máxime tratándose de una profesional de la información y la comunicación.
Otras personas han ido todavía más lejos y ¡recurren a ETA! [en la copia de este y del siguiente tuit se han borrado las identidades de los autores porque carecen de proyección pública profesional o política].
Esas y otras inconveniencias o barbaridades no solo se dicen en Twitter, como apunta el autor del cuarto tuit adjunto, que en base a lo que manifiesta parece vivir apartado de la sociedad, pues expresiones tanto o más irracionales, soeces, barriobajeras o injuriantes que en Twitter se emplean en la calle, en centros de trabajo y enseñanza, en lugares de ocio, en bares y restaurantes, etcétera y etcétera.
En esta como en la mayoría de ocasiones Twitter es un espejo de la realidad, de lo positivo y de lo negativo, de lo vulgar y de lo extraordinario.
-.
Sobredimensionar el suceso tiene efectos perversos 
El deterioro de la vida política es de tal grado que se han suspendido actos electorales en media España. Esta medida sería comprensible e incluso lógica que se diera en León, a iniciativa del PP y que las demás fuerzas en presencia la secundaran.
Pero, ¿es racional que un acto criminal carente de motivación y significados políticos interrumpa la actividad partidaria e incluso actos institucionales, convirtiendo así el suceso en el motor de una especie de "sentimiento político colectivo", sobredimensionando el hecho hasta distorsionar la comprensión de la realidad de miles y miles de personas… y electores?
¿O acaso esa es precisamente la finalidad de quienes han convertido o ayudado a convertir el crimen en un acontecimiento político de primer orden?
..
El enfermizo afán por dar fe personal de la condena 
Por último, no menos inquietante es el afán de los profesionales de la política, así como el de numerosas personas conocidas o famosas (más los famosillos), por dejar constancia pública de que condenan la violenta muerte de Isabel Carrasco.
Ese rosario de pronunciamientos personales se registra cada vez que alguien del mundo de la política o un cargo institucional fallece en circunstancias truculentas, singulares o sorprendentes.
Es lógico y comprensible que en esta como en otras ocasiones similares las instituciones y organizaciones del ámbito o ámbitos relacionados con el suceso (el mundo de la política, las instituciones, los sindicatos, entidades del mundo del arte, la ciencia y la enseñanza, etcétera y etcétera) hagan llegar sus condolencias a quienes corresponda y emitan comunicados; pero esa irrefrenable pasión por dejar constancia personal y pública de la condena es, digan lo que digan los quedabién, una herencia que todos sabemos de dónde viene[que nadie se haga el ingenuo, por favor].
En fin, convendría que los todavía no contaminados hicieran un esfuerzo para poner coto al cada vez más patético deterioro de la vida política e institucional.

4 comentarios:

  1. Es lamentable y además todo lo que no comulgue con la derecha patriótica es ETA o cómplices de los asesinos. A los progresistas y liberales solo falta que la derecha más oscura nos entierre en una fosa común.

    En fin.

    ResponderEliminar
  2. Ola todo,

    Felix, o que pensas da declaración Sostres Salvador. Non se defende a violencia?

    "Si Ada Colau pudo, en el Congreso y sin que nada le ocurriera, llamar «criminal» al representante de la Asociación Española de Banca, es fácil imaginar que el siguiente paso sea dejarse de adjetivos y pasar a los hechos.[...] La próxima vez que te digan que la política es una porquería piensa en qué suele sustituirla. La próxima vez que te digan que los políticos no te representan, piensa en lo que hacen y representan los que vienen luego. La próxima vez que alguien te invite a acudir al domicilio particular de un político para presionarle y asediarle, piensa en cuál es el paso siguiente: piensa en el cuerpo de Isabel tendido y sin vida en la pasarela."

    http://www.elmundo.es/espana/2014/05/13/5371c71622601d002f8b456a.html

    Saúdos.

    ResponderEliminar
  3. Amigo Félix: por qué Jorge Fernández Díaz, un ministro tan devoto,no ocorréuselle outra cousa que formular a creación dun cibercomando legal para censurar, controlar, e penalizar ata a última coma das redes sociais: Facebook, twitter, whatsApp.................estamos ante unha mordaza??

    Grazas e saúdos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. É unha "impostura". El sabe moi ben que no ámbito xudicial o que plantexa vai rumbo ningures, mais fai xestos para non perder o favor dun sector do seu partido e dos seus eleitores.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.