15 junio 2014

El ejército islamista que ha tomado el control de varias ciudades certifica el fracaso de EE UU en Irak

Los éxitos de las milicias del autodenominado Estado Islámico de Irak y del Levante demuestran que la invasión de Irak (2003) que alentaron EE UU, Gran Bretaña, España y Portugal [“los cuatro de las Azores”] solo sirvió para derrocar a Sadam Huseín, destruir casi todas las infraestructuras del país, provocar la muerte de unas 800.000 personas [aproximadamente, incluidos los fallecimientos causados por la subalimentación y las enfermedades que propició la guerra] e imponer la presencia de las grandes compañías petroleras de Occidente.
Todo indica que los insurgentes disponen de armamento moderno y suficiente, lo que revela su capacidad económica y, lo que es más inquietante para el actual Gobierno iraquí, constata la existencia de contactos supranacionales y un eficaz suministro.
El poderío y el auge de los islamistas ya era evidente en 2007, cuando habían transcurrido poco más de tres años desde que se produjo la invasión y aún estaban desplegados sobre el terreno todos los efectivos militares enviados por EE UU y sus aliados.
[La mayoría de los dirigentes del EIIL pertenecen a la secta takfirí, los seguidores más radicales del jariyismo, pues son partidarios del empleo sistemático de la violencia para eliminar a los enemigos del islam y también a los musulmanes que según ellos traicionen las enseñanzas de Mahoma]
Aunque el avance del nuevo ejército fundamentalista es arrollador, al menos de  momento, y amenaza con derrumbar el régimen iraquí Estados Unidos no tiene intención de involucrarse en la nueva guerra civil iraquí. No obstante, esa posición norteamericana será muy probablemente muy distinta si los insurgentes declaran que entre sus objetivos figura derogar el ordenamiento legal y dejar sin efecto los contratos de explotación de los que vuelven a disfrutar en Irak las multinacionales del petróleo.
..
Imagen de milicianos perteneciente al Estado Islámico
de Irak (difundida por Reuters), que se caracterizan por
su ferocidad suicida y por el asesinato sistemático
de quienes consideran enemigos del islam
Obama se lava las manos
El presidente Barack Obama ha declarado que Estados Unidos podría acudir en apoyo del Gobierno iraquí, pero de momento sólo ha planteado la posibilidad de brindar apoyo aéreo; es decir, bombardear las posiciones de los insurgentes, acción que será inútil si no va acompañada de la correspondiente acción terrestre para ocupar el territorio bombardeado, donde teóricamente habría sido diezmada la fuerza ocupante. Cometido este para el que el actual ejército iraquí carece de efectivos suficientes.
La ideología [aunque en rigor se trata de una religión] de los milicianos, el jariyismo, es en ciertos aspectos similar y tan rigorista como el islamismo wahabita, la fe imperante en la Arabia de los Saud que, a su vez, era la fe que profesaba Bin Laden, la misma que impusieron los talibanes en Afganistán y la de la mayoría de los dirigentes de Al Qaeda, ente al que los servicios de inteligencia de EE UU han dado por prácticamente desmantelado y al que, sin embargo, analistas no institucionales señalan como el "responsable de las relaciones políticas" o "agente comercial" del Estado Islámico de Irak y del Levante.
..
El fracaso de las guerras preventivas es irrefutable
La irrupción en escena de las milicias takfiríes evidencia el fracaso de la política intervencionista que puso en marcha el gabinete de George W. Bush hace ya 13 años, a raíz del 11-S [los atentados de las Torres Gemelas, en 2001].
Pero el nuevo conflicto no solo constata el fracaso de esa política, sino también su pésima ejecución, pues el deterioro de la situación interna de Irak ha ido a más desde que se inició la retirada de las tropas estadounidenses y británicas. Dicho de otro modo: EE UU y sus aliados no han sabido, podido o puesto suficiente empeño en crear una estructura de poder civil en Irak, ni poner en marcha un Estado sólido.
La cruzada contra el terrorismo que lanzaron Bush, Blair, Barroso y Aznar en la cumbre de las Azores solo ha servido para recortar las libertades civiles en casi todos los países de Occidente, sobre todo en EE UU, y se ha revelado inútil para estabilizar la región más conflictiva, Oriente Medio.
* INFORMACIÓN puntual del episodio que se vive en Irak, en 20MinutosEL HUFFINGTON POST, El mundo El país.
* LA TORNA, las cosas no ocurren por casualidad:
"Vivir en Yihadistán", por Laura J. Varo.
* DE INTERÉS y como prueba de la grave deriva "psicológica" que padecen algunos profesionales de la política: "Tony Blair rechaza que la crisis de Irak se deba a la invasión de 2003", en ELDIARIO.ES.  
* MÁS textos sobre Irak publicados en ImP.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.