26 junio 2014

La imputación de una funcionaria por falsedad confirma que en la Fiscalía de A Coruña hay o había "lodo"

¡Lo que son las cosas! ¿Recuerda usted, amable lector/a, el caso del fiscal coruñés que fue expulsado de la carrera a consecuencia de las discrepancias que mantenía con la fiscal-jefa de A Coruña?, ¿recuerda que esta funcionaria tenía un "asesor" o "consejero" harto curioso?, ¿recuerda que hubo un medio de información que (mal informado o por motivos ignotos) contribuyó a difundir las falacias que sobre el caso y sus avatares argumentaban la fiscal-jefa y otros?...
Si no lo recuerda, lea «La pugna entre dos funcionarios ilumina la "cocina" de la Fiscalía de A Coruña.
Pues bien, tal como el represaliado alegaba, hay gato encerrado. El asunto tiene miga y debe (o debería) desembocar en la adopción de medidas (quizá ceses).
Estos días es noticia que una subalterna de la fiscal-jefa de A Coruña ha sido imputada por el Juzgado de Instrucción número 3 de A Coruña, acusada de ser autora o coautora de un delito de falsedad documental, ardid en el que estarían basadas las medidas adoptadas en su día contra el fiscal Juan Antonio Frago, que durante unos meses ostentó el honor de ser el primer acusador público expulsado del cuerpo [la sanción fue finalmente anulada por la Sala de lo Contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional, que algo debe saber...].
El enredo es kafkiano y sus autores y cómplices aspiraban a engañar a todo el mundo.
Veamos:
Frago había denunciado la falsificación de varios documentos y un juzgado coruñés inició la indagación correspondiente. En contra de los que intentaron ocultar todavía no se sabe quiénes ni qué, la denuncia de Frago no había sido rechazada y las pesquisas siguieron adelante y hay una imputada.
Es evidente que existía una maquinación anti-Frago, pues La voz de Galicia llegó a dar por cierto que la denuncia de Frago había sido desestimada, información que es improbable que se la inventara un periodista o el diario, sino que fue suministrada por una o más personas para desacreditar a Frago y enredar más el asunto, que si por algo se caracteriza es por la opacidad, las medias verdades y las mentiras que se han acumulado y que han trascendido solo en parte.
..
Pulsar sobre la imagen para mejorar la resolución
Pero, ¿qué hora es?...
Debido a su posición, el más eficaz "propagandista" de la falacia de que las denuncias de Frago habían sido anuladas [lo hiciera con intención aviesa, por estar mal informado o por hablar de más] fue el fiscal superior de Galicia, Carlos Varela, quien afirmó que... lea las líneas recuadradas que figuran en la reproducción facsímile de la información que en su día publicó La voz de Galicia.
El expediente que permitió justificar la expulsión de Frago fue abierto a instancias de la fiscal-jefa Esther Fernández García, que poco después de ser anulada la sanción impuesta a Frago fue [casualmente] trasladada a Asturias.
Es más, las hipótesis que la ex fiscal-jefa dio por ciertas --actuara con perversidad, por interés o por estar mal informada-- fueron avaladas por la Fiscalía General del Estado, cuyo consejo asumió las conclusiones del expediente 3/2012 remitido por la fiscalía coruñesa, recomendó expulsar a Frago y así lo decretó el fiscal general, Eduardo Torres-Dulce [sanción que fue anulada por la Sala de lo Contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional, que algo debe saber...].
¿Qué harán el Consejo Fiscal y/o el Consejo General del Poder Judicial para desentrañar la compleja maraña que existía [o existe] en la Fiscalía de A Coruña?, ¿qué harán a fin de paliar el desprestigio causado por uno, dos, tres o a lo sumo cuatro funcionarios "listos" (acaso con ayuda de un jubilado metementodo) que han dañado a la institución y al conjunto de sus profesionales?
¿Saldrán de rositas los causantes del estropicio?
..
ACTUALIZACIÓN (6 septiembre 2014):
Con fecha 25 de agosto de 2014, el juzgado ha remitido las diligencias referidas a la falsificación al Tribunal Supremo. A la vista del informe pericial, los indicios de delito son sólidos y evidentes, de modo que ante la posible implicación en un delito de una funcionaria aforada --caso de la ex fiscal-jefa de A Coruña y hoy fiscal-jefa de Asturias-- el expediente debe ser remitido al alto tribunal.
..
RELACIONADO:
"Nuevo curso, tras dos años y medio perdidos", sobre la situación de los fiscales en  España, vía JUSTICIA IMPARCIAL.

5 comentarios:

  1. Creo que estamos en un tiempo en que en cualquier instante las cosas pueden cambiar, y de pronto, la gran mayoría de los que se iban de rositas últimamente, empezarán a pagar. Pero... ese momento aún no ha llegado.

    ResponderEliminar
  2. Hoy ha sacado un post sobre el caso de las multas de Lugo que es increible, explicando las fallas del procedimiento, la falta de regulación de muchos puntos y cómo se ha desarrollado el asunto
    http://www.enocasionesveoreos.blogspot.com.es/2014/06/las-cloacas-de-la-administracion-xiii.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ángeles,
      Precisamente, hace apenas cinco minutos leía el "post" que mencionas: ¡extraordinario!
      He tuiteado el enlace a ver si alguno de los muchos memos que tienen licencia para opinar en los medios lo lee y, aparte de sentirse avergonzado, se decide a hablar y escribir con la cabeza en lugar de hacerlo con el bolsillo o el carné.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Y no se ve nada de esto en la prensa general. O yo no lo encuentro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De un tiempo acá (exactamente, a partir de 1996 y de forma progresiva), rara vez se puede leer en los medios convencionales, o "serios", algo que resulte inconveniente para el poder económico o sus aliados, entre los que figuran cierto número de políticos electos y también funcionarios.
      Saludos.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.