29 junio 2014

Río de Janeiro ya "disfruta" de las ventajas de los Juegos y del Mundial de fútbol

El gasto público ya supera en un 65 % la inversión presupuestada
.. 
Los Juegos Olímpicos de 2016 convocados en Río de Janeiro completarán el singular rosario de grandes eventos que acoge Brasil desde 2007, cuando se celebraron los Juegos Panamericanos. Río, cuya área metropolitana suma 11,8 millones de habitantes, habrá sido escenario de cuatro grandes convocatorias deportivas de carácter internacional.
Pero no sólo eso, pues también son otras tantas oportunidades para que constructores, inversores y especuladores de todo tipo hagan caja. Ese afán, las urgencias y el escaso control público están destruyendo gran parte de los valores de la ciudad a la vez que ensanchan la brecha económica que separa a la generalidad de la población de las clases media-alta y alta.
..
Contestación social en los barrios populares y en las favelas
Las entidades agrupadas en el Comitê Popular da Copa e as Olimpíadas tratan de paliar males y recién han difundido su cuarto informe: Megaeventos e violaçoes de direitos humanos no Rio de Janeiro (2014), 170 páginas dedicadas a relatar y analizar los hechos, la situación y los efectos de las convocatorias político-deportivas en la urbe brasileira.
Construir nuevas infraestructuras va mucho más allá de levantar equipamientos deportivos, los retos organizativos también obligan a crear infraestructuras y servicios, con las consiguientes expropiaciones y un encarecimiento exponencial de los solares e inmuebles.
..
[En Río y resumiendo: Maracaná, el coliseo más grande del mundo, ha sido sometido a reforma total, se ha levantado otro gran estadio, se están construyendo la villa olímpica y el llamado Puerto Maravilla, más seis líneas de trenes de cercanías, la ampliación de la red ferroviaria suburbana (metro), nuevas autopistas y vías rápidas, etcétera y etcétera. ¡Y todo costeado con dinero público!]
..

Río es la ciudad brasileira que acoge más convocatorias y, por tanto, también es la que acusa con más intensidad las burbujas y despropósitos derivados de la especulación. Así, por poner solo dos ejemplos de orden socio-económico: el precio medio de la vivienda en Río ha subido un 65 % desde 2010 hasta el primer trimestre de este año, frente al 52 % en el conjunto del país; y los alquileres se han encarecido una media del 45 %; 19 puntos más que la nacional.
De momento y según fuentes oficiales, en Río ya han sido desplazadas más de 5.000 familias y otras tantas, como mínimo, también deberán mudarse antes de las olimpiadas de 2016.
.. 
Arriba, vista aérea de una de las 16 favelas que forman
parte del llamado Complexo da Maré y en la imagen
 inferior, una de las patrullas militares que han
sido desplegadas en el área urbana de Río
(imágenes capturadas en fotospublicas.com)
Pozo sin fondo
La suma total de las inversiones públicas que han exigido y exigirán los eventos deportivos todavía es imposible de precisar, máxime teniendo en cuenta que fuentes oficiales han reconocido que la suma de las cantidades inicialmente presupuestadas para los eventos convocados (período 2011-2016) ya se ha incrementado en un 65 %.
La remodelación de Maracaná, el mítico estadio de Río, y sus accesos ha consumido 595 millones de euros. De momento, el Estado ya ha invertido casi 2.000 millones de euros en el Mundial y en las obras vinculadas a los Juegos Olímpicos de 2016, sólo en Río... El pozo de dinero todavía no está sellado.
El coste social y humano es más grave.
Basta mencionar que unidades del ejército, blindados incluidos, se encargan de "controlar" el área urbana del Complexo da Maré, que comprende 16 favelas en las que residen 130.000 personas.
El operativo de "pacificación" iniciado hace ya casi seis meses nada tiene que ver con la lucha contra el narcotráfico ni con la violencia delictiva y social que anida en las favelas, el objetivo es táctico: evitar que la miseria y la consiguiente furia social que genera no mancillen el sano ambiente de los partidos de fútbol que se celebran en la urbe [en el resto de sedes mundialistas ocurre otro tanto].
Otro detalle: durante los cuatro meses previos al inicio del mundial de fútbol las autoridades "arrestaron" a 4.250 de las aproximadamente 25.000 personas sin techo que sobreviven y habitualmente pernoctan en las calles de Río. 
Esos 4.250 desheredados permanecen internados (hacinados) en un campamento a 70 kilómetros de la ciudad.
El mundial de fútbol no ha contribuido a superar ninguna de las iniquidades ni desajustes sociales y urbanísticos que acusa la ciudad, que es tan bella como desordenada. Peor aún: la cita-negocio de la FIFA contribuye a que Río pierda virtudes, gane vicios y conserve los que ya tenía.
Una vez iniciada la competición, las rigurosas medidas gubernativas, el fuerte despliegue policial en toda la ciudad y sus aledaños, más el endurecimiento del control militar en Complexo da Maré han reducido drásticamente las movilizaciones populares. Pero la sonrisa es pasajera.
..
MÁS informaciones y análisis de la situación:
* Página del Comitê Popular da Copa e as Olimpíadas, creada por Fórum Social Urbano, que agrupa a las organizaciones e iniciativas civiles de Rio que tratan de poner coto a los excesos que conlleva albergar los que han bautizado como "megaeventos esportivos": Juegos Panamericanos 2007, Mundiales Militares 2011, Copa Confederaciones 2013, Copa del Mundo 2014, y Juegos Olímpicos 2016.
..
TEXTOS relacionados:
"Los campeones del mundo son las corporaciones", por Miguel Guaglianone, vía BARÓMETRO INTERNACIONAL, y 
"Territorio FIFA: A cidade neoliberal que indigna á cidadanía brasileira", por Bernardo Gutiérrez, vía PRAZA PÚBLICA.
INFO relacionada:
Propuesta para que el gran estadio construido en Manaos, que jamás será rentable ni podrá ser amortizada la inversión, sea aprovechado como penitenciaría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.