08 junio 2014

Sin "extraterrestres", el capitalismo por si solo no generaría tanta iniquidad

No, este post no versa sobre la cultura de los charlatanes, esa colección de iluminados que confunde realidad con ficción, los teóricos de que el homo sapiens es una especie creada por inteligencias de otros mundos, o esos que afirman que el agua común cura enfermedades de todo tipo, más conocidos como homeópatas. No, este texto no abunda en dislates ni paraciencias.
Este post versa sobre los humanos que poseen una fortuna personal superior a 1.000 millones de euros, que dando por ciertos los datos de la lista Forbes 2014 son 1.297.
[Según la tasa de cambio del pasado viernes, 1 € equivale a poco menos de 1,4 $; de modo que los incluidos en la lista Forbes con fortunas superiores a 1.000 millones de euros son 1.297 (la traducción a lenguas latinas del billion inglés no es un millón de millones, sino 1.000 millones)]
Es habitual que los teóricos de los partidos políticos justifiquen o denuesten la existencia de esos 1.297 multimillonarios partiendo de presupuestos ideológicos.
Los partidos de derecha o conservadores argumentan que esas elevadas concentraciones de dinero son fruto del esfuerzo, la creatividad y otras virtudes (la explotación, el abuso y demás prácticas deleznables ni las mencionan...); en tanto que los partidos de izquierda o progresistas critican tan desmesuradas fortunas aludiendo al sistema capitalista.
Sin embargo, desde una óptica exclusivamente humana esos 1.297 multimillonarios no lo son por su capacidad ni por sus valores, ni tampoco son consecuencia exclusiva del sistema capitalista.
Insisto: desde una óptica exclusivamente humana, explicar tan irracionales por inhumanas fortunas requiere tener en cuenta la existencia de una "etnia" singular, una especie de "extraterrestres"...
..
Una docena de "extraterrestres" residentes en España
Amable lector/a, haga un esfuerzo
e imagine lo siguiente:
Suponga que usted posee 5, 9 o 25 millones de euros y que debido a muy afortunadas operaciones financieras, inversiones y/o iniciativas empresariales [amén de carecer de escrúpulos y practicar artimañas varias] consigue al paso de unos años acumular un patrimonio de 1.000 millones de euros.
Sin embargo, pese a que 1.000 millones de euros garantizan sobradamente que sus hijos y sus nietos disfruten de una posición económica más que desahogada durante toda su vida, usted opta por seguir aumentando su fortuna, ¡más y más!, cuanto sea posible.
Imaginar es fácil si uno se lo propone...
..
Confundir justificación con excusa
 es propio de tramposos
La decisión de acumular dinero, sea por el simple placer de poseer o para acceder a una cuota más elevada de poder social y político, se justifica de diversas formas. La más inteligente de las argumentaciones esgrimidas para ello consiste en decir que el multimillonario está obligado a seguir creciendo para mantener activo el imperio creado, incluidos los cientos o miles de empleos que ha generado. Pero este argumento es falaz, pues confunde mantener la fortuna y su engranaje con incrementar el capital ya acumulado (beneficios).
Ninguna característica intrínseca al ser humano explica la voluntad de poseer cantidades de dinero que exceden muy sobradamente lo que la persona puede gastar y malgastar a lo largo de su vida y las de su progenie. Esa actitud es fruto de una perversión y en este aspecto la izquierda yerra de medio a medio: los multimillonarios que se dedican a incrementar sus fortunas no "hijos" ni "víctimas" del sistema capitalista, sino capitalistas a los que para no caer en el tipificado delito de injuria cabe denominar y identificar como "extraterrestes".
Dicho de otro modo: la ética del capitalismo ha alcanzado tan extraordinaria perfección que las élites humanas, sea cual sea la ideología, han pergeñado una serie de argumentos más o menos convincentes para justificar el inhumano afán por acumular dinero.
No nos engañemos: no es preciso elaborar alambicadas teorías ni atender a ideologías para concluir que los 1.297 de la lista Forbes son "extraterrestres": basta con pensar [lo cual, por cierto, es una facultad humana que sólo requiere dos condiciones: voluntad de hacerlo y adquirir conocimientos; motivo por el que el actual Gobierno trata la enseñanza con racanería presupuestaria].

2 comentarios:

  1. Hablando de ricos, Félix. He leído en El Plural que “Dos millones de niños pasan hambre en España y Leonor recibirá 102.464 € de fondos públicos”. Corrígeme si me equivoco, amigo Félix, que la noticia está manipulada. Nadie se cree que la Princesa Leonor va a tener un sueldazo de más de 100.000 mil euros. En todo caso, habrá una asignación de cien mil euros para cubrir los actos protocolarios, formativos, etc. que tenga Leonor como princesa.

    http://www.elplural.com/2014/06/07/millones-de-ninos-pasan-hambre-en-espana-y-leonor-recibira-102-464-e-de-fondos-publicos/

    Félix es como cuando la penúltima noticia salido de algún medio de comunicación y la IU dijo que el Rey tenía una fortuna de más de 2300 millones de euros y para hacer ese cálculo metieron los bienes propiedad de Patrimonio Nacional: La zarzuela, el Palacio de El Pardo, los coches etc.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, es un bulo y lo peor es que el autor (o autores) ha conseguido que lo dieran por cierto varios medios.
      Lo de que el rey ha amasado una fortuna no es un bulo, es "real" y real.
      Es difícil cuantificarla (por no decir imposible), pero la cifra que citas (o que cita IU) es creíble (aunque personalmente me parece algo elevada), incluso sin incluir bienes del patrimonio nacional.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.