26 julio 2014

El puerto de A Coruña pierde servicios ferroviarios y las fuerzas vivas [¿vivas?... ¡ja, ja!], ni mu

Renfe ha suprimido el servicio de transporte ferroviario que cada semana operaba en la terminal portuaria coruñesa de San Diego y las fuerzas vivas de la ciudad, con la patronal a la cabeza, ni mu.
¿Y los altos cargos de la Administración?: otro tanto: ni mu.
La autoridad portuaria señala --aunque con timidez-- a la Xunta y esta --con más timidez todavía-- al Ministerio de Fomento.
Ningún "responsable" parece tener en cuenta que el Estado invierte varios cientos de millones de euros [todavía no hay cifras exactas] en el futuro puerto exterior de A Coruña y la decisión de Renfe reduce las posibilidades de que el monumental equipamiento de Punta Langosteria disponga algún día de conexión ferroviaria.
En el corto plazo, lo más descorazonador es que la supresión del servicio que prestaba Renfe resta potencialidades y atractivos a todas las industrias del área coruñesa [las pocas que quedan], así como a las empresas de distribución. Pero, las fuerzas vivas [¡ja, ja!], ni mu.
Al parecer, según informan los medios convencionales, en Madrid tampoco saben nada de la decisión de Renfe y si lo sabían, han optado por la táctica a mí, que me registren.
La única autoridad que ha dicho algo congruente es la que menos capacidad de decisión tiene en el asunto, el alcalde, Carlos Negreira (PP), que confía en que la realidad sea reversible. Poco más puede hacer vía institucional, aunque tanto él como otros dirigentes sí pueden hacer --y mucho-- por la vía de la acción política.
La esperanza es una virtud teologal y mover el culo, la virtud de quienes están vivos.
Mientras tanto, decenas de minutos de radio y TV, y decenas de páginas de periódico dedicadas a la estéril presencia de Felipe VI en el acto de fe celebrado ayer en Compostela para exaltar la figura del apóstol Santiago el Mayor, el santo patrón de España. ¡Qué bonito!
El puerto de A Coruña pierde un servicio ferroviario capital y las fuerzas vivas [¡ja, ja!], vestidas de gala en la catedral... ni mu.
..
Vista general del puerto de A Coruña
DE INTERÉS: "Un gran pacto de Estado contra el ferrocarril", por Federico Ruiz de Andrés.

2 comentarios:

  1. Bien, y que me dices de los comentarios que estimé que debería haber aquí, después de varios días sin conectarme?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teniendo en cuenta que la ciudad fue durante casi cuarenta años la capital estival del régimen y que luego, para redondear mixtificaciones, ha sido la sede "ideológica" del localismo más estéril que ha parido Galicia (el vazquismo), es bastante previsible que ante este y episodios similares reinen la inhibición y el "se non fago eu, o fará outro"...
      Saludos.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.