22 julio 2014

Israel ha regalado a Palestina la bandera que oculta todas las iniquidades: luchar por el derecho a existir

..Mañana o pasado Hamás desaparecerá, como antes otros grupos, pero la violencia
regresará a escena porque el Gobierno de Israel es cautivo del miedo y alimenta el odio
..
El Estado de Israel y Hamás [Harakat al-Muqáwama al-Islamiya, حركة المقاومة الإسلامية; en castellano, movimiento de resistencia islámico] están en guerra desde hace ya trece años; sí, ¡la guerra ya suma trece años!
En realidad, pues, estos días no se libra una guerra, sino una batalla y no es la primera, segunda, tercera... ni tampoco la última. Por si no fuera suficiente, entre batalla y batalla hay escaramuzas casi a diario y cada equis meses estalla otra nueva batalla vieja.
Las más cruentas fueron las de 2008. Asistimos al bis del bis...
La primera batalla de 2008 se desató en febrero. Tel-Aviv la bautizó "Invierno caliente": murieron entre 175 y 210 palestinos, según las fuentes, y sólo 5 israelíes. En diciembre de ese mismo año Israel lanzó la ofensiva "Plomo fundido", otra nueva batalla vieja: el saldo fue de 1.500 palestinos muertos, aproximadamente, frente a sólo 13 israelíes.
Hubo más batallas y todas las ganó Israel... O eso dicen.
Acción, reacción, acción...
La gestación de los dos enfrentamientos de 2008 y de todos los habidos en esos trece años de guerra obedecen al mismo patrón: ocupación de tierras palestinas, desahucios, agresiones económicas o administrativas, protestas más o menos violentas de los expoliados, a las que sigue la represión, luego llegan los cohetes Qassam, los tiroteos, los atentados y finalmente, obcecados, los estrategas de Tel -Aviv acaban movilizando su poderoso ejército. Y siempre gana Israel... O eso dicen.
¿Es posible ganar una tras otra todas las batallas durante el período 2001-2014, anunciar tras cada una de ellas la derrota del enemigo y, sin embargo, al paso de unos meses vuelta a empezar?
Al paso de unos días comparecerá Binyamin Netanyahu para anunciar la enésima victoria del ejército israelí... ¿Victoria?
Será otro auto-engaño. Todos, también los ciudadanos israelíes realistas, saben (sabemos) que el islamismo armado repuntará. Por dolorosa que haya sido la derrota, la violencia siempre recupera crédito gracias a Tel-Aviv, pues la violencia es la única forma de hacer política que Israel ha dejado a los palestinos para defender sus posesiones y derechos [con la connivencia por pasividad de Naciones Unidas y de Occidente, Rusia, China... de todos], ni las vanguardias palestinas buscan la paz o un arreglo porque su razón de ser es destruir Israel, ¡textual!, e Israel no se deja...
En casa de herrero, cuchillo de palo  
¿Cuántos palestinos morirán esta vez con un subfusil en la mano, comprando en el mercado, leyendo en la escuela, en la cama, soñando que...? 
Desde un punto de vista histórico, la cifra de muertos tendrá importancia relativa [sin menoscabo del dolor ni de los significados humanos], pero al igual que ocurrió en 2001, 2004, 2005, 2008, 2011... lo fundamental no será esa cifra, sino que Israel habrá ganado otra batalla camino de la derrota.
Puede que Hamás, Fatah y demás familias religiosas o políticas de los árabe-palestinos no ganen ni una sola batalla, lo más probable es que Hamás languidezca y acabe desapareciendo [carece de aliados estratégicos en el mundo árabe], pero los palestinos se agruparán en torno a otro mesías y a largo plazo tienen más posibilidades que el Estado israelí de ganar la última batalla y con ella, todas las guerras habidas.
Lo más chocante de la irracionalidad que se vive en la vieja Canaán es que numerosos israelíes, judíos y no judíos, no perciban lo que sucede, es incomprensible que quienes obtuvieron una histórica victoria tras perder seis millones de vidas sean incapaces de entender que matando es imposible ganar ese tipo de guerras.
El islamismo político representa lo que representa y pretende lo que pretende, incluidas cosas deleznables, pero el Estado israelí ha proporcionado a los palestinos una bandera con la que a ojos del mundo se puede ocultar e incluso lavar todo tipo de iniquidades: defender el derecho a existir puede justificar casi todo.
CON ANTERIORIDAD:

7 comentarios:

  1. ¿Islamismo violento? ¡ Qué barbaridad ! Me gustaría tener tiempo para responderle adecuadamente, pero el tiempo me lo impide. Solamente le comento: esa afirmación es parte de la propaganda israelí para justificar los crímenes de guerra contra la población civil palestina. Si Hamas no existiera, inventaría otra excusa (ha habido muchas antes y seguirá habiendo) para seguir haciendo lo que realmente le interesa: borrar al pueblo palestino de su tierra.
    Yo tengo un criterio bastante efectivo: cuando Israel apunte el dedo hacia un "pecado" o crimen palestino, sígale la pista y se encontrará que ese pecado es cometido en realidad por Israel, y atribuido a su enemigo para confundir y engañar a la opinión pública. Hamas (igual que otros grupos de la resistencia palestina) son parte integral del pueblo palestino, ni necesitan usarlo como escudo humano; y desde el punto de vista físico, material, viven en donde vive la gente de Gaza: en un territorio diminuto densamente poblado y hacinado. No hay forma de separar combatientes de civiles en esas condiciones: no pueden ir a esconderse en las montañas o en el desierto, porque están encerrados y bloqueados por tierra, mar y aire (civiles y combatientes). La verdad es que los gobiernos del mundo han declarado su apoyo a la masacre y el genocidio.

    ¡¡Basta ya de la versión edulcorada del crimen sionista!!

    https://www.flickr.com/photos/126226385@N06

    ResponderEliminar
  2. Le sugiero leer en este blog el artículo reciente:

    http://www.agenciapacourondo.com.ar/opinion/14992-la-guerra-de-la-desinformacion-israeli-.html

    P.D. Esa imagen que usted expone desentona por completo. En este momento, solo cabe la condena enérgica de la agresión bélica de Israel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído el artículo que usted enlace. Interesante y legítimo, pero pro Hamás y, al igual que los del otro lado, también ofrece una visión edulcorada, en este caso de los criterios, actitudes y acciones de los islamistas.
      Mantengo mi opinión de que son condenables los dos: tanto el Gobierno israelí (no los israelíes) como Hamás (no los palestinos).
      Saludos.

      Eliminar
  3. Estás en un gravísimo error, Félix.

    Muéstranos tus datos sobre la violencia destructiva de Hamas en estas dos semanas y media en las que Israel asesinó a más de 700 personas. 2 civiles contra más de 600. Y además, deberías saber que incluso desde el punto de vista del derecho internacional la violencia cometida por el Estado (terrorismo de Estado) es incomparable con la violencia cometida por personas o grupos particulares, no estatales. Y encima, nunca se puede ni se debe comparar la violencia del OCUPANTE con la del OCUPADO, la del colonizador con la del colonizado, la del opresor con la del oprimido. Pero aun si Hamas fuera una organización criminal y terrorista, NADA de lo que pudiera hacer (que NO está haciendo) justifica la salvaje destrucción de Gaza, la desaparición de familias y barrios enteros, la masacre de población civil, niñas y niños, los bombardeos indiscriminados que está cometiendo Israel. Y además, Hamas es solo una excusa, la última de Israel, como antes hubo otras: Arafat, la OLP, la Liga Árabe. Son EXCUSAS para seguir limpiando étnicamente y asesinando al pueblo palestino. Trata de darte cuenta que te has creído las MENTIRAS de Israel, y deja de hacerlo.

    Algunos comentarios son una puta vergüenza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intentas "colocarme" o "presentarme" como un defensor del Gobierno israelí... ¿Por qué?, ¿Por qué no le doy la razón a Hamás, que lanza cohetes Qasam porque no tiene misiles tierra-tierra con cabezas nucleares, que si los tuviera no dudes que los lanzaría?
      Insisto, me repugnan las actitudes de ambos; tanto la de los islamistas fanáticos como la del Gobierno israelí.
      Yo no he comparado cifras de muertos, ni tampoco la "calidad" de la violencia de unos y otros. Es legítimo hacerlo, pero yo no lo he hecho ni pienso hacerlo.
      La violencia seguirá y no sólo en Palestina/Israel, también en Siria, Irak, Egipto... El problema de Oriente Próximo empezó mucho antes de 1948; en el XIX los otomanos ya organizaron progromos en la zona, ¡y los árabes también!
      Es un problema... mejor dicho, una suma de problemas muy complejos y que van mucho más allá de Gaza y de la enésima batalla entre Hamás y el Ejército israelí. ¡Mucho más allá!... En lugar de señalar solo a EE UU y a la UE por su lavado de manos (¡crítica que merecen!), ¿por qué nadie o casi nadie analiza y denuncia en voz alta o con letras impresas que NI UN SOLO GOBIERNO árabe-musulmán ha movilizado sus tropas en defensa de Hamás?, ¿o por qué esos gobiernos árabes "hermanos" ni siquiera suministran armas más eficaces a Hamás?
      Hamás es una excusa, dices; pero ¿sólo un excusa para israelí?... Lo dicho, es muy complejo, mucho más, y no me atrevo a hacer las comparaciones que propones. Hay tanta iniquidad... ¡Pero no solo en el Gobierno de Israel!, está muy repartida entre TODOS los gobiernos de la zona, además de en EE UU, la UE, Rusia, etc. etc. etc.
      En ese escenario no defiendo a nadie. A mi criterio, sería absurdo.

      Eliminar
  4. En la sinrazón no hay razón que defender. Y hace tiempo que ambos bandos perdieron la razón. Que es más mortífera Israel, nadie lo duda. Que el terrorismo de estado pertenece a otra clase de terrorismo que el de una banda, tampoco. Por la simpatía humana con quien más sufre, en un equilibrio informativo, tiendo más a compadecerme de (y apoyar a) los palestinos: las cifras están ahí, las fotos también. Pero eso no quiere decir que sean ángeles. Y la verdad, sería extraño que lo fueran, dadas las circunstancias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Un abrazo (a ver si nos vemos a orillas de "nuestra" ría).

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.