15 agosto 2014

La guerra económica este-oeste que promueve EE UU perjudica a los países de la UE

La desestabilización de Ucrania sólo es una más de las operaciones diseñadas
por Washington para ganar poder y mercados en territorios de la extinta URSS
..
Las instituciones de la Unión Europea (UE) pierden sensatez al mismo ritmo que los gobiernos de Alemania, Francia y Gran Bretaña, que a su vez arrastran a las élites políticas que dirigen los Estados español, italiano y polaco, que por su tamaño económico (no por la calidad) también forman parte del grupo de los "grandes" países comunitarios.
La más reciente de las insensateces políticas de la Unión —que no la última, pues todo apunta que incurrirá en más— ha consistido en aplicar las sanciones financieras y comerciales contra Rusia pergeñadas por Estados Unidos.
Que EE UU haya alimentado y financiado el contencioso ucraniano era "empresarialmente" lógico, o cuando menos previsible, pues la ofensiva de Washington para acceder a las muy rentables minas del oriente de Ucrania y a otras riquezas existentes en los dominios de la extinta URSS es económicamente rentable para los grandes consorcios norteamericanos.
A fin de armar bulla en el patio ucraniano, Washington jugaba con la ventaja de que existían graves disensos entre Rusia y Ucrania desde que esta se independizó de la URSS, pues exige a su ex metrópoli que le venda el gas siberiano a precios más bajos que al resto de clientes de las gaseras rusas.
..
Pulsar sobre la ilustración para agrandarla
La UE se pega tiros en los pies
Por el contrario, que la UE se embarcara en la desestabilización del novísimo Estado ucraniano no sólo era políticamente incomprensible, sino también económicamente absurdo.
Pues bien, no ha bastado con dinamitar la ya de por sí frágil estabilidad ucraniana, EE UU ha apretado el acelerador de su expansión financiera y Bruselas sigue a rueda de Washington por motivos que ni siquiera los creadores de falacias que pululan en Bruselas han sido capaces de justificar.
Lo han intentado, claro que sí, pero el papelón que juega la UE en el rifirrafe este-oeste es tan patético que ni siquiera los que seguimos de cerca la actualidad del asunto hemos escuchado o leído una sola explicación inteligente, ni ventaja económica que justifique el caos que la UE contribuye a crear en el flanco sur de la extinta Unión Soviética.
Hay que insistir en que sólo los grandes consorcios financieros de EE UU y algunos (pocos) de Europa, incluidas grandes empresas del sector de la energía y de la minería, pueden obtener beneficio cierto de esa ofensiva teóricamente anti-rusa, que en realidad no es más que una operación clásica del imperialismo como fase superior del capitalismo [sí, ya sé que esta formulación suena revieja y clasicona, pero no por ello deja de ser cierta].
En una economía globalizada en la que la permeabilidad comercial y financiera de las fronteras constituye uno de los pilares que mantienen vivo el sistema, poner en marcha sanciones como las arbitradas contra un país de las dimensiones de Rusia [cuyo tamaño, potencialidades y poderío son inconmensurables] acaba perjudicando más a los "enanos políticamente imbéciles" que a la víctima —y entre esos "imbéciles" también figura la poderosa Alemania, que estos días es noticia porque su PIB empieza a pagar, entre otras taras, la codicia en la que incurrieron sus entidades financieras al invertir y dar generosos créditos vinculados a burbujas como la del ladrillo español.
..
El objetivo no era tanto hundir a Yanukóvich, como aupar a los "amigos" 
El gobierno ucraniano de Víktor Yanukóvich estaba condenado a ser derrotado en las urnas, pero EE UU y sus más fieles aliados europeos, con Polonia ejerciendo de plataforma desestabilizadora, querían garantizar que el clan Yanukóvich fuera sustituido por el de los neoliberales, dispuestos a privatizar lo más granado de la industria y de las riquezas naturales de Ucrania.
Para ejecutar ese acoso y derribo los "tentáculos" de EE UU incluso colaboraron con  grupos neonazis.
Inevitablemente, pero para sorpresa de Washington —cuyos analistas nunca han destacado precisamente por atender a los detalles—, una vez reventada la estabilidad del país afloró incontenible la condición rusa de la mayoría de la población de los doce "oblast" (provincias) del oriente y sur ucraniano: Chernihiv, Crimea [incorporada a Rusia tras celebrar un referéndum], Dniepropetrovsk, Donestk, Jarkov, Jerson, Luhansk, Mikotaiv, Odesa, Poltava, Sumi y Zaporiyja.
Al mismo tiempo que avanzaba la descomposición del Estado ucraniano, se lanzó una poderosa campaña propagandística en Occidente para justificar la desestabilización del país.
¿Objetivo?: conseguir que la mayoría de los ciudadanos europeos comulgaran una vez más con ruedas de molino. Esa publicidad disfrazada de información no contribuye a que EE UU alcance sus objetivos, pero idiotizar políticamente a la ciudadanía es fundamental para la credibilidad de los gobiernos que apoyan las decisiones de Washington.
Tras lograr que los neoliberales gobernaran en Kiev y que la generalidad de los europeos siguieran en el limbo, EE UU ha contado otra vez con la absurda complicidad de Bruselas y de la mayoría de las capitales de los Veintiocho para poner en marcha la segunda fase de su plan:
a) consolidar en el Gobierno ucraniano a la derecha ultraliberal, y
b) tensar la cuerda entre Rusia y la UE.
Para el segundo objetivo es preciso mantener vivas dos mixtificaciones y una pugna:
 Ocultar que el casos organizado y financiado por Occidente ha convertido a Ucrania en un país económicamente dependiente de las "ayudas-trampa" del FMI y de la caridad de la UE —debacle social y humana que los analistas de orden presentan como un "gran éxito";
Mantener la mentira de que Moscú es el responsable único de la segregación de Crimea y de la guerra civil ucraniana, cuando en realidad en Ucrania siempre hubo nacionalistas ucranianos y rusos, pero eran políticamente "digeribles" hasta que los radicalizó el renacimiento de la pugna este-oeste fomentada desde el exterior; y
Dificultar las relaciones financieras y económicas este-oeste con la finalidad de mantener las aguas revueltas que permiten pescar mercados a los grandes consorcios [Washington no sólo ha desestabilizado Ucrania, también ejecuta operaciones similares en Asia Central y en el polvorín del Cáucaso, cuyo vecinos del sur, los kurdos iraquíes, han sido aupados a la categoría de aliados de Washington en la región].
..
Pulsar sobre la ilustración para agrandarla
Los españoles figuran  entre
los europeos mejor engañados
En el caso de España el poder político goza de poderosos aliados mediáticos. Tanto es así que, por ejemplo, mientras la mayoría de los medios convencionales españoles limitan al sector agropecuario los efectos de las sanciones y contra-sanciones, en Gran Bretaña diarios nada sospechosos de ser pro rusos, como es el Financial times, han informado de que la guerra económica contra Rusia «comienza a afectar a numerosas empresas europeas» del sector secundario y terciario.
Ni siquiera el Fondo Monetario Internacional (FMI) se ha tragado las simplezas de Washington ni las de Bruselas, pues ha advertido oficialmente de que las sanciones contra Moscú tendrán efectos negativos en las economías de todos los países del entorno ruso… ¡y en la Unión Europea!
La alemana Volkswagen y la francesa Renault ya han reconocido fuertes caídas de su ventas en Rusia a causa del conflicto provocado por Occidente [durante el primer semestre de este año las ventas de ambas industrias cayeron entre el 8 y el 10 %], y la patronal alemana de fabricantes de maquinaria ha reconocido que desde el "golpe de Estado blando" ejecutado en Kiev no sólo pierde clientes, sino que además esa tendencia se agrava y sus analistas prevén que vaya a peor con las sanciones.
La lista de empresas comunitarias perjudicadas por la guerra económica que mantiene EE UU es larga. Uno de los casos más significativos es el de la petrolera británica BP, propietaria del 20 % de las acciones de la rusa Rosneft. BP y decenas de empresas europeas ya están adoptando medidas para enjugar las pérdidas y la caída de beneficios que sufrirán para que EE UU gane mercados en el espacio ex soviético.
Desde hace 72 horas, obedientes medios de información españoles difunden críticas y sólo críticas contra las contra-sanciones de Moscú, que ha replicado al boicoteo de la UE limitando las importaciones de alimentos, lo que generará notables pérdidas en el sector agropecuario; pero, ¿qué esperaban en Madrid y en Bruselas?, ¿qué simplezas contarán si Rusia cierra, siquiera parcialmente, el grifo del gas que exporta a Europa occidental?
..
Que no le cuenten milongas: en geopolítica nada es casual 
Ya se han oído las voces de varios iluminados acusando a Vladímir Putin e incluso a los oligarcas de la industria rusa de haber sido los impulsores de la guerra económica este-oeste, obviando que antes de acabar el siglo XX Estados Unidos ya había puesto en marcha una pormenorizada ofensiva económico-financiera para ganar influencia política y mercados en los territorios de la desaparecida URSS, ¡mucho antes de que la UE se dejara enredar en la telaraña ucraniana!
Si Bruselas no rompe la dinámica impuesta por Washington y el rifirrafe económico con Rusia sigue adelante, más pronto que tarde se dispararan los precios del gas y los efectos de esa carestía irán más allá de los países europeos: la ola llegará a todas las orillas del mundo para luego rebotar y golpear por segunda vez a la UE, duplicando los efectos del primer embate.
En Moscú, las sanciones artilladas por Occidente tendrán efectos políticos para el Gobierno de Putin, sin duda, pero serán perfectamente soportables; en tanto que los efectos políticos (en credibilidad y confianza) serán graves o muy grave para los gobiernos del occidente europeo, empezando por la "poderosa" España de Rajoy, quien en el colmo del infantilismo ha dado "órdenes" a la prensa pro movimiento… perdón, pro partido, para que alardee en portada con la baladronada esa de que frente al estancamiento de los PIB alemán y francés España se ha erigido en el motor de la recuperación europea.
En el Berlaymont reina la insensatez política… pero lo de La Moncloa es más inquietante: impera la idiotez política.
..
1ª ACTUALIZACIÓN (febrero 2015):
«El nuevo gobierno de Ucrania, en funciones desde el 2 de diciembre [de 2014], tiene el más firme apoyo de las potencias occidentales y es único del mundo en el que tres de sus más importantes ministros nacieron en el extranjero y recibieron la ciudadanía ucraniana horas antes de asumir sus cargos», informa Inter Press Service.
Tan inusual presencia extranjera en el gobierno se produce a la vez que aumenta la penetración de grandes consorcios occidentales: «El Oakland Institute ha documentado esa transformación en dos recientes informes, el primero sobre la presencia del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial en el conflicto en Ucrania (Walking on the west side: the World Bank and the IMF in the Ukraine conflict) y el más reciente sobre la penetración de las corporaciones occidentales en la agricultura ucraniana (The corporate takeover of ukrainian agriculture)».
..
2ª ACTUALIZACIÓN (diciembre 2015):
Todo está cada vez más claro, también el fin de los derechos democráticos: El Partido Comunista, declarado ilegal en Ucrania.
Más detalles, en Amnistía Internacional.
..
CON POSTERIORIDAD:
«Occidente, a punto de destruir el "universo" que Rusia heredó de la URSS»;
03.04.2015, «Ucrania y la guerra fría», por Vicenç Navarro.
19.02.2016, «La corrupción sigue gozando de excelente salud en Ucrania», por Í. Sáenz de Ugarte.

3 comentarios:

  1. Hola amigo Félix,

    Aquí os traigo un bombazo.......resulta que mueven el mundo como ellos quieren:

    http://huellas.mx/politica/2014/07/17/snowden-revela-que-israel-creo-estado-islamico-isis/

    PD. Si me permites un consejo, sería genial que agregaras en la parte lateral derecha una sección de "Comentarios recientes", de este modo, los lectores puedan leer los últimos comentarios de gente que colabora con el im-pulso, aportaciones, etc.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Israel-ISIS es... espeluznante y absurdo por ambas partes. No entiendo a unos ni a otros.
      Lo de añadir un gadget con los últimos comentarios me parece bien, pero he buscado en plantilla de Blogger y no lo hay; recuerdo haberlo visto hace tiempo y ha desaparecido. Si encuentro uno, lo pongo.

      Eliminar
  2. Hola Félix, te dejo un vídeo de David Icke que explica magistralmente algunas cosas:

    https://www.youtube.com/watch?v=5w88jdg4goI

    Salud.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.