05 agosto 2014

La «quiebra selectiva» de Argentina desnuda la perversión de los mercados financieros

Hace unas horas inserté un post que versaba sobre la «quiebra selectiva» con la que las agencias calificadoras de riesgos han castigado al Estado argentino, cuyo Gobierno se niega a satisfacer las cantidades que reclaman varios "fondos buitre" que adquirieron bonos del país austral a bajo precio y aspiran a multiplicar por 10 la inversión. Era imposible resumir lo ocurrido, me he "rendido" y eliminado el post
En ese texto frustrado intentaba resumir el complejo episodio, pero el funcionamiento del sistema financiero es tan farragoso que es imposible peinar tan densa melena y cortar un mechón que refleje el color y la textura del cabello.
Casos como el de esa «quiebra selectiva» constatan que los mercados financieros constituyen un laberinto en el que todas las piezas están entrelazadas, ora dinamitándose ora reforzándose entre ellas, según convenga.
El casino es "perfecto"... por eso ganan siempre los mismos.
De modo que tras leer siete textos referidos al caso, he seleccionado el que a mi criterio explica de forma más adecuada tan farragoso episodio, que a mi criterio es de alto interés porque además de amenazar con sangrar el erario argentino, también erosiona gravemente la ya de por sí escasa credibilidad del sistema financiero y sus agentes. Para colmo, el contencioso evidencia que la Justicia de Estados Unidos no es precisamente racional.
..
Análisis revelador
El texto seleccionado ha sido difundido por la impagable revista digital SIN PERMISO, y empieza así:
«Para las calificadoras de riesgo, el Estado argentino entró en cesación de pagos "selectiva" de su deuda. Es la segunda vez en un lapso de 12 años y siete meses que la palabra default se utiliza para calificar la deuda emitida por el gobierno nacional de ese país». 
A este caso en concreto se le denomina "default selectivo" bajo jurisdicción de tribunales extranjeros
La agencia calificadora de riesgos Standard & Poor's recortó devaluó la calificación de la deuda argentina, bajándola desde "CCC- y C" a "SD" (selective default), debido al impago de las rentas del bono llamado Discount a 30 de julio, cuando venció el plazo de gracia.
Hoy, no está claro por cuanto tiempo ni tampoco cuáles serán las consecuencias del suceso.
«El gobierno argentino había girado los 539 millones de dólares al Bank of New York Mellon para [cumplir] ese pago, pero no se hizo efectivo a los tenedores de bonos. El motivo es el siguiente: el 16 de junio la Corte Suprema de EE UU dejó firme el fallo del juez Griesa que en febrero de 2012 reinterpretó la cláusula "pari passu" a favor de los fondos llamados holdouts [fondos buitre] que exigen el pago completo de los títulos de la deuda que se habían dejado de pagar a finales de 2001. Los fondos buitre no aceptaron el canje de esos títulos realizado por el gobierno argentino en dos rondas, en 2005 y 2010, y prefirieron reclamar en los tribunales».
Si está interesado en comprender qué ocurre, pulse y lea el resto de «El "default selectivo" de la deuda del Estado argentino», cuyo autor es Rubén M. Lo Vuolo.
CON POSTERIORIDAD:
«Deuda argentina: La demanda es tan ignominiosa que incluso el FMI critica a los "fondos buitre"». 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.