25 febrero 2015

Constitucional: retórica para ratificar los decretos de Nueva Planta del XVIII

Es obligado reconocer que el Tribunal Constitucional (TC) es hábil. Digo hábil, no inteligente. Así lo acaba de demostrar al argumentar que la consulta que había organizado la Generalitat de Catalunya era, según la convicción de los magistrados, un «referendo encubierto» bajo la denominación de consulta popular no referendaria.
Veamos: un referendo es un referendo y por tanto, vinculante; una consulta popular es una consulta y por tanto, no vinculante; pero, ¿qué figura o acto jurídico es un referendo encubierto?... ¡Ah!, es una mera sospecha; luego, ¿la Justicia del Estado español toma decisiones en base a sospechas?
Oiga, cuando un tribunal de Justicia considera o tiene en cuenta la sospecha o la convicción de los magistrados, dando por hecho que existía un referendo encubierto o escondido detrás de la iniciativa política de una institución, cabe concluir que ese tribunal juzga una intencionalidad, no un hecho; o sea, un dislate.
..
Alarde de escasa calidad "literaria"
El bucle no se queda ahí, pues a renglón seguido el TC da un salto semántico, deja de hablar de referendo real y de referendo de tapadillo [encubierto, que enuncian los magistrados], cambia el calificativo que acompaña a la palabra «consulta», sustituyendo «popular» por «general» y, ¡zas!, afirma que una «consulta general» es una modalidad que requiere llamar a las urnas a un «cuerpo electoral sui generis»... ¿?
Los magistrados complementan tan singular tesis añadiendo que la convocatoria realizada por la Generalitat se dirigía a la ciudadanía en general y que, por tanto, no se puede considerar una «consulta específica»...
..
[No sé usted, pero yo tengo la sensación de que los magistrados quieren que nos perdamos entre líneas; sin embargo, no sólo han intentado despistarnos en vano, sino que además nos hacen seguir un hilo que, dicho con todo el respeto y acatando el dictamen, es tan simple que semeja una tomadura de pelo]
..
En fin, el TC es el TC y está legitimado para convertir la intencionalidad en hecho o acto jurídico.
El TC también está legitimado para inventar los tipos de consulta que estime convenientes, así como para cambiar el calificativo «popular» que acompañaba a la palabra «consulta» en la ley de la Generalitat y además catalogar esa consulta como estime oportuno y... en resumen, el Constitucional opinaba una cosa en 2010 [ver la ilustración que acompaña este texto] y ahora opina otra.
Para redondear, la opinión del TC ha sido difundida [¿casualidad?] durante el pleno del debate del estado de la nación en el Congreso y el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha aprovechado para comentar desde la tribuna del legislativo que el Gobierno está para cumplir la ley... ¿a qué ley se refería?, lo pregunto porque la sentencia del Constitucional no es una ley, sino la interpretación que los magistrados hacen de ¡vaya usted a saber qué ley!, pues la Constitución nada dice de consultas no vinculantes y nada dice de lo que ellos dicen.
Supongo que el jefe del Ejecutivo aludía a lo siguiente: el Gobierno cumplirá lo que digan los magistrados del Constitucional que han sido elegidos por el partido de Gobierno.
Si hubiera dicho esto, todo estaría perfectamente claro ¡para él!, porque para los ciudadanos que piensan --siquiera un poquito-- eso ya estaba perfectamente claro.
¿Este sainete es propio de un Estado de Derecho o es cosa de ¡viva Paña!?
..
NOTA:
Los que no consideramos adecuada la segregación de Catalunya para salir del callejón en el que España entró "gracias" a los decretos de Nueva Planta, seguimos confiando en que el gobierno (el actual u otro) y el poder legislativo tengan una epifanía y actúen racionalmente para abordar los problemas políticos por la vía política, para lo que es imprescindible alimentar la "inteligencia" de las instituciones del Estado a fin de que adopten decisiones propias del siglo XXI.
..
CON ANTERIORIDAD:
«Rajoy quiere tapar la mentira del referéndum que nunca existió procesando a los reos de un delito inexistente».

2 comentarios:

  1. Como siempre, pones el dedo en la llaga.
    Enhorabuena.
    Este pais necesita una segunda transición, no solo legal sino ante todo mental......

    ResponderEliminar
  2. Pocas veces el poder desnudo, el arbitrario "ordeno y mando", disfrazó de modo más burdo su prepotencia.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.