19 febrero 2015

El problema no es que Chaves y Griñán sean imputados, sino que sigan en sus escaños

Desde los años noventa siempre parece difícil que el PSOE pueda hacer algo
más para desprestigiar a la izquierda y sin embargo, lo consigue una y otra vez
..
En el campo de la comunicación política española hay dos asuntos que resultan sorprendentes. Uno atañe a los medios convencionales, sean públicos o privados: casi todos han regresado a las banderías del XIX; y el otro es la torpeza comunicacional (política y electoral) de la socialdemocracia, que ya practica la táctica del digo diego donde dije digo.
De lo primero hemos hablado y escrito decenas de periodistas; inútilmente, por cierto, pues el deterioro no se ha detenido, entre otras cosas de menor impacto porque la inmensa mayoría de las empresas propietarias de medios están alineadas con el PP o con el PSOE, por este orden.
Sí, ¡claro que el bipartito existe!, y en contra de lo que algunos dicen [en España siempre hay alguien que descubre la sopa de ajo] el bipartito existe desde 1976. Con el tiempo, el bipartidismo ha calado de tal forma que hasta la dirección de IU casi fusila a sus compañeros de Extremadura por no apoyar al partido líder de la izquierda (¿?) española... ¡manda narices!
Poco queda por decir del declive y descrédito de la mayoría de periódicos convencionales. Poco queda por decir del éxito arrollador de la fórmula "imagen + superficialidad" que practican las TV... ¡incluidas las públicas!
Desde hace ya tiempo casi todo lo que los gurús del periodismo dicen o escriben al respecto sólo son matices; algunos muy interesantes, sin duda, pero lo esencial es cosa archisabida por la inmensa mayoría de los profesionales del sector: el descrédito es monumental.
..
Ser de izquierda consiste en decirlo
y la renovación se reduce a poner candidatos
más jóvenes y "resultones"...
El segundo asunto comunicacional que sorprende por la tenacidad de sus protagonistas es el del PSOE, que viaja por la derecha pero sigue presentándose [¡a ver si cuela!] como el único transporte para viajar por la izquierda. El descaro es viejo.
Cuando se convocó el casi olvidado referendo de la OTAN el PSOE ya enseñó la patita.
Felipe González ni siquiera se enharinó el tobillo para disimular el ardid, comentábamos entonces los que sufríamos su campaña y confiábamos en que todavía podrían despertar los socialdemócratas de verdad.
Errábamos, pues para colmo nos respondían diciendo ¡estáis haciendo el juego a la Unión Soviética!, o se burlaban de quienes denunciábamos su deriva acusándonos de ser un "rebaño" de pacifistas bobos o una banda de peligrosos anarquistas, y hasta hubo algunos felipistas que nos trataron con menosprecio alegando que sois unos ingenuos que viven fuera de la realidad, entre otras lindezas.
Pues bien, pese a que entonces ya quedó bastante claro a qué juega el PSOE y pese a que en años sucesivos las cartas quedaron al descubierto, millones de ciudadanos siguen creyendo que elegir diputados de ese partido constituye el mejor paso adelante que se puede dar en las urnas para bien de los asalariados, los autónomos y los pequeños empresarios.
Ciertamente, en numerosos aspectos la socialdemocracia española ha corregido la herencia del Antiguo Régimen, sería absurdo negarlo.
[¡Ojo!, no me refiero a la dictadura, sino al Antiguo Régimen, pues en 1982 la carcundia del XVIII y del XIX seguía presente en toda España y bien asentada en la Administración, incluso las leyes respetaban criterios pseudo-medievales... usted quizá considere que exagero, pero en el Estado y en las leyes aún hoy quedan flecos de lo que representó Fernando VII]
Tras la defenestración vía urnas de Felipe González —que fue incapaz de poner coto a la banda de vividores que practicaron el entrismo en su partido— llegó el aznarismo y este fue relevado por el buenismo, que superó al felipismo en cuanto a incapacidad para poner coto a la nomenclatura [o sea, mantuvo vivos e incluso premió a los más listos de los franquistas democratizados, superando lo de Solchaga: España es el país de Europa donde un empresario puede hacerse rico más rápido. La labor de ese ministro tuvo continuadores ideológicos, como Bono y Vázquez, dos excelentes ejemplos del vaciado del PSOE].
..
Pulsar para ampliar
La actitud de los dos "jefes" constata
el deterioro de la socialdemocracia-A 
Estos días, retomando el hilo utilizado para empezar a coser este texto, la política comunicacional del PSOE y la actitud de Chaves y Griñán reflejan con maldito acierto el suicidio de la socialdemocracia.
El problema no es que esos dos señores sean llamados a declarar en calidad de imputados, eso sólo es la percha para hacer titulares.
Lo sustancial es que debían haber renunciado a sus escaños hace meses y no lo han hecho.
Aplicando la presunción de inocencia, esos dos políticos no son culpables de ningún delito, por supuesto, pero sí son responsables políticos de los desmanes e iniquidades que a la vista de la documentación y testimonios ya acumulados han cometido varios miembros de las planas mayores de uno, dos, tres o más departamentos de sus gobiernos.
Quizá sólo tres o cuatro de las decenas de los ya imputados hayan incurrido en delito, eso sólo se sabrá cuando se dicte la sentencia del enjundioso caso de los ERE, pero ya está probado que en el manejo de ciertas partidas presupuestarias (dinero público) la Junta de Andalucía ha sido un desastre… como mínimo.
Por si no fuera suficiente, para suceder a quienes por lógica política y por respeto a su partido debían haber dimitido hace meses, el PSOE ha encumbrado a otro de esos personajes que la propia nomenclatura saca de la chistera para hablar de renovación. Para rizar el rizo la sucesora ni siquiera avala su currículo y capacidad profesionales con un empleo ajeno a la actividad política pagada... como Fátima Báñez pero de la otra pata del bipartito
Sin rodeos: la heredera de Chaves-Griñán es una "trepa" formada en y por la nomenclatura; lo cual es legítimo, ¡faltaría más!, pero es una "trepa" y así debe constar. Sin justificaciones, por muy creíbles que sean.
Es lógico que la política de comunicación (incluida la electoral) sea una chapuza con Chaves y Griñán destruyendo ánimos, alimentando nihilismos, desacreditando un poco más a la izquierda y fomentando la abstención: minando el valor del voto.
Hoy el problema básico es que Chaves y Griñán no hayan dimitido, pero mañana habrá otro más grave: en las ejecutivas andaluza y federal hay más "hijos" e "hijas" de los chaves y griñanes. Si esos son los encargados de la renovación...
..
INFO RELACIONADA:
«El drama griego y la comedia socialista», por Beatriz Gimeno, vía eldiario.es.
..
CON ANTERIORIDAD:
Septiembre 2014, «Oiga, perdone, ese Pedro Sánchez... sí, ese; ¿es una broma o van ustedes en serio?»;
mayo 2013, «En el PSOE gana crédito la opción de imitar al SPD para plantar cara al "canciller" Rajoy»;
abril 2013, «¿Usted entiende que el PSOE quiera pactar con el Gobierno del PP?»; 
junio 2011: «La única "pinza" política que funciona como un reloj suizo es la del PSOE con los mercados»;
enero 2013: «PSOE: Cuando la presbicia nubla las letras, es obligado ponerse gafas»;
noviembre 2012, «¿Por qué el PSOE se hunde en las urnas?»;
noviembre 2012, «El buenismo sigue vivo: El PSOE negocia con el PP cómo frenar la oleada de desahucios»;
febrero 2011, «PSOE y PP se hermanan para defender abusos hipotecarios»;
enero 2011, «Rodríguez Zapatero acierta: IU es un grano en el culo. Y el culo es él";
noviembre 2009, «La esquizofrenia política del PSOE ante la Iglesia Católica»; 
marzo 2009, «El PSOE muere al mismo ritmo que estrecha lazos con el PP», y
julio 2006, «¿En qué medida el PSOE es de izquierdas?»

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.