22 mayo 2015

24M, ratificado: Los grandes medios aman la "eterna Transición"

Hoy es el último día de campaña. Aparte de otras muchas cosas, durante las últimas semanas en el mundo de la información ha quedado plenamente ratificada una cosa: la prensa en general (casi toda) se ha alineado con los partidos del llamado “régimen del 78” —personalmente, prefiero la “eterna transición”, pues en eso consiste la esencia del bipartito: mantener vivos “los valores de toda la vida” (¿?), como son la autoridad, la “prudencia”, la inhibición social, adorar la sabiduría de las élites, etcétera.
En resumen, “querido votante, deje usted que las cosas serias las decidamos los que sabemos”; recomendación que habían dado por buena más del 50 % de los votantes hasta las pasadas elecciones europeas —pero no nos engañemos, esos comicios no son muy representativos de por dónde va y viene la opinión pública.
..
ACTUALIZACIÓN: Una vez celebradas las
elecciones locales, el gran problema
de España son los pitos...
La televisión sigue siendo
la mejor "trituradora"
Los canales convencionales de TV —con los entes públicos a la vanguardia— son los más fieles a la “pomada”, más que la prensa. La única oferta televisiva que ha hecho aportaciones informativas que han reflejado en mayor o menor grado la pluralidad real que anida en la sociedad ha sido laSexta.
La radio, a pesar de la frescura que tiene per se (o debería tener), acusa el mismo problema que los rotativos de mayor tirada: las principales cadenas están en manos de los grandes consorcios mediáticos y como para ser “grande” se necesita mucho dinero y/o tener liquidez garantizada vía banca… pues eso.
Las elecciones son libres, no hay duda, los electores acuden a los colegios e introducen en la urna la papeleta que llevan en la mano. Pero sólo una exigua minoría ha tomado la decisión tras haber recibido información suficientemente plural, sin olvidar el torrente de medias verdades y mentiras que dicen los candidatos (no todos) y que prácticamente todos los medios convencionales reproducen sin depurar y mucho menos precisando, por ejemplo, que la alcaldable del PP de Madrid recurre de forma sistemática al miedo y a la descalificación del sistema democrático —como cuando afirmó que si vence Ahora Madrid no volverán a convocarse elecciones.
¿Cuántos medios convencionales han informado sin rodeos ni paños calientes de este hecho probado: la lideresa del PP cuestiona la continuidad del régimen democrático y difama a sus contrincantes? Ninguno.
Hoy es el último día de campaña y aparte de otras enseñanzas, ha quedado probado una vez más que los grandes grupos mediáticos no son fiables como transmisores de información.
Esos grupos constituyen la cara oculta de la libertad de prensa, cuando a ellos o a sus cómplices, amigos o patrocinados les interesa hacen uso del "derecho" a manipular, tergiversar y mentir.
..
LISTADO de enlaces a medios (no están todos).
CON ANTERIORIDAD: "Cada vez más, la información política es nada".

4 comentarios:

  1. Muy buenas tardes amigo Félix,

    Queremos saber qué piensas y para ello te hago la pregunta: ¿Podemos terminar con los desahucios? La ley de Enjuiciamiento Civil y la Ley Hipotecaria no conceden competencias a los Ayuntamientos para detener un desalojo de vivienda dictado por un juez. Nadie puede desobedecer autos judiciales. ¿Cómo piensa hacerlo la Señora Carmena?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que toca uno de los aspectos que personalmente más me han chocado durante la campaña electoral de las locales (estas y las anteriores): el empeño de casi todas las candidaturas (sean de uno u otro signo) en que los ayuntamientos asuman obligaciones (también presupuestarias) que NO son suyas, y rizando el rizo dar solución a la absurda, decimonónica y "pro bancaria" ley hipotecaria española.
      Los ayuntamientos pueden presionar a la banca u otros agentes (al fin y al cabo los desahucios se producen a iniciativa de un denunciante, no de oficio), incluso ponerlos entre la espada y la pared, aumentado el IBI a los pisos en desusos y medidas similares, hay varias "herramientas"; pero la ley sólo puede cambiarla el poder legislativo.
      Otra "puerta", también ajena a los ayuntamientos, la puede abrir la propia Justicia, pues hay jueces que empiezan a "descubrir" (¡ya era hora!) contradicciones en la propia ley hipotecaria y entre esta y otros textos (sobre todo de orden procedimental).
      Los ayuntamientos también pueden orquestar paliativos (alojamientos a familias desahuciadas, por ejemplo), pero la legislación -insisto- es cosa del Congreso.
      Algo similar ocurre con lo de crear empleo, el ayuntamiento puede facilitar algunos trámites, contratar personas o empresas, etc., pero en su conjunto y en comparación con la magnitud del desempleo existente, es el chocolate del loro.
      Los ayuntamientos administran bienes y servicios, NO legislan; sus decisiones afectan a la vida cotidiana, pero NO cambian leyes, "empujan" hacia aquí, allá o acullá, pero sus competencias son las que son (ojalá cambien hábitos urbanísticos y mejoren el transporte urbano, en eso y cosas similares sí pueden hacer y mucho). Saludos.

      Eliminar
  2. Hola amigo Félix,

    1. ¿Desde cuándo esos alojamientos son paliativos? Los alojamientos a familias desahuciadas son la SOLUCIÓN, no creo que sean paliativos.

    2. Facilitar el derecho a una vivienda digna no es obligación de ningún Banco, ni siquiera de las inmobiliarias.

    3. Como bien apuntas, es el Poder Legislativo, quien debe resolver el problema.

    Ahora queremos saber: ¿ cómo ?, sí, tiene mucha miga.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Digo medidas paliativas porque los ayuntamientos no disponen de viviendas para todos los desahuciados y en tanto eso no se solvente (comprando viviendas, cediendo a los consistorios las viviendas que posee el llamado "banco malo", y también construyendo a fin de crear parques públicos de viviendas para alquilarlas a precios asequibles), mientras tanto las pocas viviendas de que disponen los municipios y CC AA deben repartirse con carácter provisional (medida "paliativa") para solventar los casos más graves sin cerrar la posibilidad de que si una familia rehace su economía pueda mudarse a una vivienda del mercado libre para dejar libre la pública para otros necesitados. Poco a poco, a medida que se dispone de más viviendas, se podrían ir adjudicando de forma definitiva a las personas o familias que las necesiten y soliciten (con el tiempo, ese parque también provocará la racionalización de los precios, tanto de venta como de alquiler, que siguen siendo elevados).
      La única forma de reformar la ley hipotecaria, así como otras leyes que afectan directa o indirectamente al mercado inmobiliario, se necesita disponer de mayoría en el Congreso. No queda otra (aparte de que ojalá haya más "okupaciones" de viviendas en desuso).

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.