01 junio 2015

La Copa del Rey es la que antes era del Generalísimo y antes yo no había nacido...

El sainete mediático organizado a propósito de la pitada que "sufrió" el himno del Estado español en la final de Copa refleja la estupidez que asuela España.
La llamada Copa del Rey, antes del Generalísimo y antes yo no había nacido, es una competición deportiva organizada por la federación del ramo y la patronal del fútbol profesional, la LFP; o sea, es un espectáculo y negocio (legítimo, por supuesto) en el que lo más difícil de entender no es que haya ciudadanos que pitan el himno, sino que suene.
¿Por qué suena la marcha real o himno del Reino de España, que antes lo fue de la España de Franco y antes yo no había nacido?
..
En la final de 1940 de la Copa del Generalísimo, hoy
Copa del Rey, sonó el mismo himno que el sábado
pasado y los jugadores del Athletic de Bilbao y del
Fútbol Club Barcelona saludaron a la romana;
en cuanto a ritos, esto último sí ha cambiado
El fútbol trae de cabeza los más serios
"constitucionalistas"... no es broma
¿Acaso la Copa alemana se apellida de Joachim Gauck, actual jefe de Estado de la RFA?, pues no. 
En Francia no juegan la Coupe du President de la Republique, ni en Gran Bretaña organizan cuatro Queen Cup, que serían las correspondientes a las federaciones de Escocia, Gales, Inglaterra e Irlanda del Norte... sólo la Copa española tiene apellido político.
Es la única Copa que arrastra cola en los países de "nuestro entorno"; por cierto, ese "entorno" también va acompañado de un apellido poco adecuado, pues que sea "nuestro" es relativo, pruebas hay de que seguimos bastante lejos; no tanto como cuando se jugaba la Copa del Generalísimo, pero por ahí van los tiros del dichoso torneo y del dichoso himno del Reino de España, que antes fue el de la España de Franco y antes yo no había nacido...
Dicen los "constitucionalistas" aparentemente más serios que pitar el himno politiza la copa y el deporte. Ignoro por qué critican la pitada política, pues aunque les moleste reconocerlo y lo silencien ese torneo viene politizado de fábrica, que para eso la autoridad de antes le puso apellido y decretó que sonara el himno... el mismo que sigue sonando ahora.
¿Hacen falta más explicaciones?
Hemos dado pasos hacia "nuestro entorno", nadie lo duda; por ejemplo, cuando la dictadura decidió disimular sus esencias permitiendo que los jugadores fueron exonerados de la obligación de levantar el brazo a la romana como los "leones" y "culés" de la foto adjunta, escena correspondiente a la primera Copa del Generalísimo... ¡qué casualidad!, la del sábado fue la primera de Felipe VI.
Todo esto sin olvidar que en democracia es tan legal aplaudir como pitar, tanto al himno como al jefe de Estado, ¿o en cuanto a libertad de expresión tampoco somos un país de "nuestro entorno"? Si es por esto, que lo digan claramente y dejen de organizar sainetes por una pitada, así sabremos a qué atenernos.
¡Cuánta añoranza mal disimulada!

2 comentarios:

  1. Hola amigo Félix,

    Tengo una pregunta: ya sabes el meollo de prohibir o no la estelada, los intereses electoralistas y la estupidez de esa medida. La ley simplemente prohíbe mostrar símbolos que incitan a la violencia. Y eso es lo que ha dejado claro la justicia.

    Pero acabo de ver en mi facebook las siguiente imágenes (en paridad no lo son), pero si QUIEN LAS PORTABA Y PORTAN:

    https://goo.gl/qu9ab0

    http://goo.gl/F2YL3x


    Me gustaría saber si en el pasado tuvo alguna relación con el terrorismo.

    Agradecería cualquier aclaración...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las banderas de España y de otros Estados también las enarbolan o han enarbolado grupos que usan la violencia y eso no quiere decir que sean banderas "terroristas" ni que inciten a la violencia.
      Lo esencial son las personas (amén de las instituciones que las representan), las banderas son símbolos y como tales, de valor muy relativo (el que cada cual les quiera dar).
      Respetar banderas u otros símbolos no implica respetar a las personas ni a las instituciones que las representan.
      Hay quien enarbola la bandera española al tiempo que evade sus ganancias a un paráiso fiscal, desde deportistas hasta ministros pasando por empresarios, actores y etc.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.