14 junio 2015

Los tuits de un tal Zapata y la "guerra" política de Madrid

La información pasional, rápida y masiva genera visceralidad. ¿Qué hacer?: ¡Pensar!
..
El rifirrafe que "alguien" ha puesto en marcha a propósito de varios tuits de un concejal recién electo de Ahora Madrid es, aparte de interesado, interesante; pero no tanto por lo que escribió un tal Zapata --no el concejal-- hace ya dos, tres o cuatro años, sino por los argumentos que esgrimen unos para exigir la dimisión del hoy edil y otros para justificar (o cuando menos restar significados negativos) al contenido de los tuits, uno de los cuales [el que alude a Marta del Castillo] es injustificable aunque lo pinten de verde, en mi opinión.
Subrayo en mi opinión, pues por mucho que se empeñen los que quieren arruinar la credibilidad de Ahora Madrid, los tuits de marras no sólo son viejos, sino también estrictamente personales, nada tienen que ver con Manuela Carmena ni con su grupo municipal, también son ajenos a la actividad política que desarrolla Guillermo Zapata y, para redondear el sinsentido, la relación entre los tuits y la recién adquirida responsabilidad consistorial de su autor es la misma que hay entre alguno de los "chistes" que hizo Rajoy en 2010, 2009 o 2008 y su actividad como presidente de Gobierno desde finales de 2011.
..
El primer tuit es "desgraciado", incluso
en el marco de un debate sobre
el humor; el segundo es obligado
--aunque tardío-- y el tercero,
deleznable. Pero, ¿constituyen
delito? Esta es la cuestión, no otra.
Un episodio ajeno al escenario político actual
y al consistorio madrileño 
En su blog Guerra Eterna, Íñigo Sáenz de Ugarte ha publicado un texto para explicar el origen de los polémicos tuits y sus significados: «Sobre el holocausto, el humor y la política madrileña».
Conviene leer el post por racional, aunque (en mi opinión) todo cuanto dice de «la política madrileña» sólo sirve para denostar la utilización partidista que se hace de los ya oxidados tuits, para nada más, pues criticar --que lo merecen-- a quienes vierten bilis en la guerra política consistorial nada aporta para entender por qué o a cuento de qué una persona culta hace bromas (o "humor", que queda más fino) con los miembros que perdió Irene Villa o el cadáver de Marta del Castillo.
En el post de Guerra Eterna también se alude al caso Vigalondo, que en su día también generó densa polvareda, pero ese episodio tampoco es equiparable al actual porque la polémica se desató en caliente, con los tuits recién publicados y lo que a mi parecer es más sustancial: el humor negro y los sarcasmos de Vigalondo --¡al igual que en su día los de Zapata!-- carecían del nexo institucional que ahora han fabricado los contrincantes políticos del concejal para enredar y sacar tajada.
Dicho de otro modo, ingenua y/o estúpidamente, Zapata colgó en Twitter unos paquetes potencialmente explosivos y dos, tres y hasta más de cuatro años después "alguien" ha colocado el fulminante para provocar la deflagración.
Confiemos en que esto no vaya a más, porque si nos ponemos todos a escarbar buscando cosas serias de verdad... ¡uf!
.. 
¿Corresponde pedir que Zapata abandone la corporación? 
Siempre intento ser sensato, pero reconozco que recién leídos los tuits a bote pronto comenté, no me escondo: «Cuando escribió esto Zapata era un simple o estaba borracho y si no ha cambiado...» Descartado lo tercero porque es persona con trayectoria conocida, una vez leídas sus disculpas y varios textos referidos al caso, opino que apartarlo del consistorio está fuera de lugar.
Otra cosa es si políticamente conviene que siga como responsable de un área de gobierno, pero tampoco me parecería proporcionado que dimitiera o fuera cesado como responsable de Cultura debido a la vejez del resbalón y a la ausencia de relación entre los tuits y el ayuntamiento.
Además, dar de comer a la víscera es peligroso.
En todo caso, Ahora Madrid debería exigir al concejal que ate corto el singular y difícilmente digerible sentido del humor de la persona apellidada Zapata [pues fue ella, no el recién electo, quien redactó los tuits hace ya dos, tres y más de cuatro años].
..
TEXTOS RELACIONADOS:
* «Manuela Carmena: "El humor negro tiene un límite: el dolor de las víctimas"», en Contexto.
* «Guillermo Zapata: "No me interesa mi cargo, sólo pedir perdón y que nadie crea que defiendo la violencia"», en eldiario.es.
* En 2011, Guillermo Zapata entrevistó a Nacho Vigalondo y entre otras cosas, hablaron del rol que juega el humor como "vehículo", en Libro de Notas.   
..
Los tuit dedicados a los judíos tampoco son graciosos, aunque el autor y mil millones de personas se empeñaran en afirmar que sí lo son:
..

1 comentario:

  1. La persecución desatada contra Zapata por la ultraderecha depredadora y persecutoria ha tenido un final fulminante: ya no es concejal de Cultura. Coincido en que no había motivos para ello, sobre todo porque los comentarios de dudoso gusto se publicaron hace años, y en años una persona puede cambiar radicalmente. No hay más que ver a todos esos del PP que entraron en política presumiblemente puros y en unos meses ya estaban corrompidos y contaminados hasta las cejas, o hasta el billetero. Aún no habiendo motivos, se ve que Manuela Carmena ha querido ser ejemplar.

    Con lo que la jugada le puede haber salido cara a los secuaces de "la condesa", por el abismal contraste entre la destitución fulminante practicada por "los nuevos" frente al repugnante remoloneo de los viejos y añejos corruptos, pegados al sillón con pegamento inmune a todos los disolventes éticos y políticos. Fiemos en la memoria de los votantes, al menos a unos meses vista.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.